Este plan de 31 días te ayudará a perder peso caminando y es tan sencillo que puedes comenzar hoy mismo

Personas haciendo deporte
Gettyimages
  • Caminar es una actividad que reporta numerosos beneficios al cuerpo, incluyendo la pérdida de peso.
  • La entrenadora personal Stephanie Mansour ha dado a conocer en Today su pan de entrenamiento de 31 días pensado para ayudarte a adelgazar caminando.
  • Este se basa en alternar días de bajo rendimiento con otros de caminatas más duras. Pero es tan sencillo que no requiere condición física previa.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Aunque asocies salir a caminar como algo más propio de la tercera edad, lo cierto es que esta actividad reporta tantos beneficios que todo el mundo debería tenerla en cuenta.

Salir al exterior y andar te mantiene activo, mejora tu circulación, reduce el estrés, potencia tu ánimo y si lo haces acompañado incluso te ayuda a conectar mejor con las personas. 

Por supuesto también tienen un efecto positivo sobre tu figura. Puede que no sea el deporte que más impacto tenga sobre tu peso, pero sí, salir a caminar ayuda a adelgazar.

Leer más: Cuánto hay que caminar para adelgazar, según la ciencia

Por ello, la popular entrenadora personal y coach de bienestar Stephanie Mansour aconseja a todos sus clientes que quieren perder peso salir a caminar de manera habitual.

"Las caminatas son una actividad que recomiendo a todos mis clientes que buscan pérdida de peso", reconoce Mansour en Today.

Como remarca la entrenadora personal, caminar solo requiere ponerse un par de zapatillas y andar, por lo que es muy fácil que cualquiera lo lleve a cabo.

Además, puedes salir a andar siempre que quieras.

"Al ser una forma de cardio de bajo impacto, no ejerce demasiada presión sobre tus músculos y articulaciones, por lo que no hay mucha necesidad de recuperación", asegura.

Para sacarle el máximo rendimiento a esta actividad y favorecer con ella la pérdida de peso, Mansour ha diseñado un plan de 31 días pensado para adelgazar caminando.

Cómo poner en práctica el plan de entrenamiento a intervalos de 31 días

El plan establece tres categorías que deben intercambiarse durante 31 días.

Según las directrices de Mansour, se deberá alternar entre un entrenamiento más ligero, perfecto para principiantes, (denominado entrenamiento A), un entrenamiento más complejo (entrenamiento B) y días de descanso entre ambos.

Los 31 días de entrenamiento se dividen de la siguiente forma: 

  • Entrenamiento A se llevará a cabo los días 1, 3, 5, 6, 10, 14, 19 y 25.
  • Entrenamiento B se llevará a cabo los días 8, 11, 13, 15, 18, 21, 22, 23, 26, 27, 29, 30 y 31.
  • Los descansos se llevará a cabo los días:  2, 4, 7, 9, 12, 16, 20, 24 y 28.

Siguiendo este esquema, deberás empezar el primer día con el entrenamiento A, después tomarte un día de descanso y al día siguiente (día 3) hacer un entrenamiento B. Después toca descansar y de nuevo entrenamiento A aunque esta vez dos días seguidos. Y así sucesivamente según lo marcado por el plan.

¿Pero qué debes hacer en cada uno de estos entrenamientos? Aquí las directrices de Mansour.

Entrenamiento A:

  • 3 minutos de calentamiento lento
  • 1 minuto de caminata rápida
  • 2 minutos de caminata tranquila
  • 12 minutos alternando entre ritmo rápido y pausado
  • 3 minutos destinados a bajar el ritmo para enfriar y relajar los músculos

Entrenamiento B

  • 3 minutos de calentamiento lento
  • 1 minuto de caminata rápida
  • 1 minuto de caminata tranquila
  • 10 minutos alternando entre ritmo rápido y pausado
  • 1 minuto de caminata rápida
  • 30 segundos de caminata tranquila
  • 6 minutos alternando entre ritmo rápido y pausado
  • 3 minutos destinados a bajar el ritmo para enfriar y relajar los músculos

Como ves se trata en ambos casos de ir alternando distintos ritmos a la hora de caminar.

"Esta parte de la caminata aumenta tu frecuencia cardíaca, pero siempre va seguida de una caminata pausada para que la frecuencia cardíaca vuelva a bajar" explica.

Al referirse a caminata tranquila, Mansour indica que se trata de andar a un ritmo normal, mientras que una caminata rápida conlleva "caminar como si tuvieras prisa por llegar a algún lugar". Es decir acelera tu velocidad pero sin que implique correr.

 Leer más: Perder peso sin hacer dieta, según la ciencia: 11 trucos que recomiendan los expertos

Y por supuesto, los días de descanso no tienes que salir a caminar si no quieres. Esto está pensado sobre todo para principiantes. De esta forma podrás ir poco a poco acostumbrándote a salir a caminar y lograr así hacer un hábito de ello que te lleve a adelgazar.

Otros artículos interesantes:

Qué sucede si caminas 10.000 pasos cada día: descubre 10 beneficios que ofrece este desafío tan extendido

5 accesorios para mantenerte en forma y hacer ejercicio en casa

¿Cómo puede ayudarte a adelgazar el ciclo de carbohidratos? La dieta que utilizan algunos atletas para su recuperación muscular