Pasar al contenido principal

Pablo Iglesias, tras los malos resultados de Podemos en las elecciones del 26 de Mayo: "A la izquierda no nos funciona dividirnos"

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, y la portavoz del partido, Irene Montero
El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, y la portavoz del partido, Irene Montero Reuters
Superdomingo Electoral
  • Podemos ha sido uno de los grandes perdedores del superdomingo electoral.
  • "Todos tendremos que hacer autocrítica", ha dicho Pablo Iglesias este lunes en una comparecencia ante la prensa.
  • La formación morada solo ha aumentado un eurodiputado respecto a las pasadas europeas y ha retrocedido significativamente en plazas clave como Madrid.
  • Iglesias dice que aunque su actual posición les permite exigir menos cosas a Pedro Sánchez, su intención sigue siendo "construir un Gobierno en coalición".
  • Puedes leer otras noticias en Business Insider España.

"Sin paños calientes, los resultados electorales son malos". Esas han sido las primeras palabras de Pablo Iglesias tras los pésimos resultados de Podemos en las elecciones del 26M. En rueda de prensa el líder de la formación morada ha afirmado que "toca hacer autocrítica" y que el partido como era de esperar "no está para nada contentos".

A pesar de ello, escaso ha sido el análisis ofrecido por Iglesias respecto a los terribles resultados obtenidos por la formación e incluso se permite hacer un llamamiento a otras formaciones de izquierda, con especial atención a Más Madrid y Errejón.  "A la izquierda no nos funciona dividirnos" respondía Iglesias al ser preguntado por Madrid, añadiendo que ante la victoria del PP y la derecha en la capital y comunidad madrileñas "todos tendremos que hacer autocrítica".

La formación morada, que ya había obtenido unos débiles resultados en las pasadas generales, no levanta cabeza y se coloca como el gran perdedor de las elecciones de este 26 de mayo: con cada cita con las urnas, Podemos sale peor parado.

El partido liderado por Pablo Iglesias ha obtenido unos porcentajes de voto por debajo de las expectativas y de esta manera el mapa morado sufre una drástica reducción en todos los territorios. Una disminución de poder que pone en una situación difícil a la formación morada en cuanto a negociar con Pedro Sánchez un posible gobierno de coalición.

A pesar de esto, se muestra algo optimista, asegurando que si bien los 3,7 millones de votos logrados le dejan en una posición más modesta, Iglesias sí que considera que Podemos debería "ayudar a construir un gobierno de coalición".

Leer más: 5 claves de las elecciones del 26M en las que el PSOE se impone y la derecha suma para gobernar en Madrid

El aumento generalizado de votos hacia el PSOE y la fragmentación de la formación morada ha llevado a Podemos a perder casi todas las ciudades del cambio que conseguía en las pasadas elecciones, cuando en 2015 el partido irrumpía con fuerza en nuestro país. 

También se estrella aunque en menor medida en las autonómicas. A pesar de ser clave para llevar permitir al PSOE gobernar en Asturias, Aragón, Baleares y La Rioja, Podemos se queda sin representación en Castilla La Mancha o Cantabria.

En las europeas, donde el golpe ha sido más leve, el partido de Pablo Iglesias consigue 6 eurodiputados, tan solo uno más de los 5 que lograba en 2014.​​​​​​ Aunque cabe resaltar que este año (a diferencia de 2014) Podemos concurría a las europeas junto a Izquierda Unida. A pesar de esta coalición solo obtienen tras 5 años, un representante más.

Madrid y Barcelona, las grandes pérdidas de Podemos

Más allá de Kichi, quien logra hacerse un año más con la alcaldía en Cádiz, el resto de ayuntamientos del cambio dejan de ser territorio morado. Podemos pierde así Zaragoza, Ferrol, A Coruña.. y las más importantes, Madrid y Barcelona. En la ciudad condal, el partido de Ada Colau, una de las grandes apuestas de la formación morada pierde la Alcaldía de Barcelona, que pasa a ERC.

Y sin duda una de las grandes decepciones de Podemos ha sido Madrid. La capital cae en manos de la derecha, permitiendo a José Luis Martínez Almeida, candidato del PP (15), imponerse gracias a la suma de Ciudadanos (11) y Vox (4).

Aunque Manuela Carmena se posicione como la candidatura más votada, no cuenta con los apoyos necesarios para seguir gobernando la capital. Y es que mientras que Más Madrid ha logrado 19 concejales, la candidatura de Pepu Hernández no se suma a la ola de atracción que ha despertado el PSOE y desciende hasta 8.

Por su parte, el candidato aupado por Podemos, Carlos Sánchez Mato a través de Madrid en Pie ni siquiera logra representación en el consistorio al obtener un 2,64% de los votos.

Leer más: Quiénes son los grandes ganadores y perdedores de las Elecciones Autonómicas y Municipales

Precisamente es este suceso el que deja en una posición más complicada al líder de Podemos, después de que  el pasado viernes, Iglesias solicitara a los votantes "más de izquierdas" dar su voto a Sánchez Mato en contra de Carmena, al afirmar que de todas maneras la alcaldesa ganaría de nuevo las elecciones.  Entre sus justificaciones, Iglesias aludía a los logros conseguidos por Sánchez Mato como concejal de Hacienda de la alcaldesa.

La Comunidad de Madrid un año más en manos del PP

La formación morada tampoco sale mejor parada en la Comunidad de Madrid, donde Podemos estuvo a punto de perder también la representación.

Isabel Serra, candidata por Unidas Podemos obtenía finalmente algo más del 5% necesario para contar con representación parlamentaria. La formación morada pasa así de los 27 escaños obtenidos en 2015 a tan solo 7, siendo el partido con menos fuerza de la Comunidad de Madrid.

Una pérdida de 20 escaños que es precisamente lo que obtiene Iñigo Errejón. Con un total de 14,7% de los votos Más Madrid se coloca como la cuarta formación en la Asamblea, donde el PSOE se posiciona como la lista más votada. A pesar de esto, la suma no logra arrebatar la Comunidad de Madrid al PP que sumará un año más a los 24 que ya lleva en el poder. 

Errejón, quien fuera uno de los nombres claves de Podemos antes de acudir a las elecciones madrileñas por la formación de Carmena, tuvo precisamente unas palabras para la formación morada ante lo ocurrido en Madrid. "Podemos tiene que hacer una valoración de los resultados en Madrid y en otras comunidades autónomas, espero que no se echen balones fuera", resaltaba Errejón en su discurso ayer tras los resultados, tal y como recoge eldiario.es.

Tras la comparecencia de Iglesias, la primera de la dirección del partido tras las elecciones de ayer, parece que algún balón sí ha salido fuera.

Y además