Pasar al contenido principal

Así será comprar en Mango tras el coronavirus: control de aforo, cuarentena de 48 horas para las prendas y probadores alternos

tienda Mango
Reuters
  • Mango ha reabierto 135 tiendas en Alemania y Países Bajos, y se prepara para que otros 483 puntos de venta abran sus puertas hasta finales de mayo.
  • Según avanza Guillermo Corominas, director de Relaciones Institucionales de Mango, en una entrevista con Business Insider España, se controlará el aforo en los locales a razón de una persona por cada 10 o 20 metros cuadrados.
  • Los probadores se mantienen operativos en los países que así lo permitan alternando uno abierto y uno cerrado para mantener la distancia de seguridad.
  • Las prendas que sean devueltas o que alguien haya probado permanecerán 48 horas en cuarentena dentro de una bolsa de plástico en una zona habilitada del almacén.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Mango ultima los detalles para reabrir sus tiendas. La compañía de moda sube progresivamente las persianas de sus locales en los mercados europeos y se prepara para hacerlo en España tras el plan de desescalada anunciado por el GobiernoLa cadena de moda ya ha reabierto 135 tiendas en Alemania y Países Bajos, y se prepara para que otras 483 puntos de venta abran sus puertas hasta finales de mayo.

Se limitará el aforo en tienda, las devoluciones permanecerán en cuarentena 48 horas, los trabajadores llevarán guantes y mascarillas y se alternarán probadores para garantizar la distancia de seguridad. Así lo avanza Guillermo Corominas, director de Relaciones Institucionales de Mango, en una entrevista con Business Insider España. Corominas asegura que no está en sus planes introducir nuevas tecnologías en sus tiendas en esta progresiva vuelta a la nueva normalidad. Al menos, de momento.

La compañía de moda fundada por Isak Andik adoptará medidas en los puntos de venta para garantizar la seguridad de empleados y clientes. Entre ellas, el control del aforo. Su política será de una persona por cada 10 o 20 metros cuadrados, aunque Corominas reconoce que esta proporción podría variar en función de los requisitos de cada local. 

Leer más: Así podrás volver a comprar en Zara: colas a la puerta de la tienda por los controles de acceso, prendas que pasarán su propia cuarentena y probadores en duda

El personal de tienda será responsable de regular la entrada de clientes al local y de recordarles que deben mantener la distancia de seguridad. De hecho, tanto consumidores como empleados "dispondrán de guantes y gel desinfectante en el establecimiento", indica.

La vuelta a las tiendas plantea interrogantes. El más recurrente es si será posible probar las prendas en los vestuarios o no. Corominas avanza que “los probadores se mantendrán abiertos en los países en los que esté permitido”. En caso de estar operativos, el personal de Mango realizará un control del acceso: "Se abrirán sólo parcialmente, alternando uno abierto y uno cerrado, para mantener la distancia de seguridad". Tras cada cliente, se desinfectará el probador antes de que entre el siguiente. Un sistema que plantea desafíos en cuanto a la capacidad de los probadores y a la gestión de su personal de tienda.

Mango también impondrá una cuarentena a las prendas para evitar el contagio: “La ropa que sea devuelta o que alguien haya probado permanecerá 48 horas en cuarentena dentro de una bolsa de plástico en una zona habilitada del almacén antes de ser expuesta de nuevo al público”. 

Leer más: Tendam, el dueño de Cortefiel y Springfield, paraliza el pago del alquiler de sus tiendas: así es la carta que el grupo textil está enviando a sus caseros

A diferencia de otras cadenas de moda, Mango permitirá el pago en efectivo además del pago con tarjeta. Para prevenir el contagio, el personal de tienda desinfectará los datáfonos después de cada uso. 

La cadena de moda se apoyó en su tienda online para tratar de mitigar el golpe del cierre de sus puntos de venta físicos. La estrategia de venta por internet se reforzó con agresivos descuentos de hasta el 50% para tratar de contrarrestar esa caída en las ventas de los locales a pie de calle pero también como medida para resolver el problema de la acumulación de stock

En las semanas previas a que el Gobierno decretara el estado de alarma en España, Mango trasladó el grueso de su producción a Turquía y a India por la parálisis en la que se encontraban los centros de producción en China. 

Leer más: Las 3 fases del impacto del coronavirus en el sector de la moda: este gráfico muestra cómo será su lenta recuperación

La compañía retomó la senda positiva a cierre de 2019 con un alza en la facturación del 6,3% el año pasado, hasta 2.374 millones de euros. Se trata de la mayor cifra de ventas en la historia de Mango. El beneficio ascendió a 21 millones, en contraste con los números rojos de 36 millones del ejercicio anterior. 
 

Y además