Tendam, el dueño de Cortefiel y Springfield, paraliza el pago del alquiler de sus tiendas: así es la carta que el grupo textil está enviando a sus caseros

Tienda Cortefiel
Reuters
  • El antiguo Grupo Cortefiel ha decidido dejar de pagar el alquiler a los propietarios de sus tiendas, sin llegar a ningún acuerdo con ellos, por la crisis del coronavirus.
  • Tendam, dueño de marcas como Cortefiel, Springfield y Women'secret, ha suspendido temporalmente el abono del arrendamiento a los propietarios de los locales donde tiene sus tiendas aduciendo que no puede abrirlas después de que el Gobierno decretase el estado de alarma a mediados de marzo.
  • Business Insider desvela los puntos clave de la carta que el grupo textil está enviando a todos sus caseros.
  • Descubre más historias en Business Insider España

Tendam, antiguo Grupo Cortefiel, ha decidido dejar de pagar el alquiler a los propietarios de los locales en los que ubica sus tiendas, sin llegar a ningún acuerdo con ellos, por la crisis del coronavirus, según ha podido confirmar Business Insider España.

En una carta enviada esta semana a los arrendadores, y a la que ha tenido acceso este medio, la cadena de moda española, dueña de las marcas Cortefiel, Springfield, Pedro del Hierro, Women'secret, Fifty e Intropia, explica que suspende temporalmente los pagos del alquiler a raíz de que el estado de alarma decretado por el Gobierno a mediados de marzo les ha obligado a cerrar sus tiendas.

"Consideramos que procede la suspensión temporal de las obligaciones de naturaleza económica derivadas de dicho/s contrato/s y, en particular, de las obligaciones de abono de renta (...) con efectos desde la fecha de cierre forzoso de nuestros establecimientos comerciales como consecuencia de la declaración del estado de alarma (esto es, desde el pasado 14 de marzo de 2020) y entre tanto persista la imposibilidad legal de apertura de los mismos", recoge la misiva.

"En este sentido, por la presente les comunicamos el no despacho de órdenes de pago correspondientes a renta, gastos y otros conceptos, correspondientes al mes de abril del año en curso".

De esta manera, Tendam especifica que la suspensión es efectiva desde el día en que se declaró el estado de alarma, es decir, el 14 de marzo, y por ello reclama "ajustar" lo ya abonado ese mes, en el que las tiendas han estado cerradas la mitad de los días.

"Asimismo, les señalamos que la parte proporcional ya abonada de la renta, gastos u otros conceptos correspondientes al mes de marzo de 2020 habrá de ser objeto de ajuste mediante compensación contra el primer abono que, una vez reanudado el contrato en sus términos habituales, corresponda efectuar", añade la carta remitida por Tendam Retail SA, que firman el director financiero de la empresa, Manuel Serrano, y la general counsel, Mar Oña.

Por ahora, el Gobierno no ha establecido ningún tipo de moratoria al sector para el pago de los alquileres.ha valorado una suspensión del arrendamiento "para los más vulnerables", supuesto en que no entraría un gran grupo textil.

Por el contrario, el Ejecutivo ha pedido "ejemplaridad" a los empresarios ante esta difícil situación. El impago de los alquileres podría comprometer los únicos ingresos de algunos pequeños propietarios, y, por eso, el Gobierno se ha posicionado a su lado, asegurando que garantizará que reciban "íntegramente la renta".

"Los grandes tenedores y los fondos de inversión asumirán, como es normal, parte del impacto de la medida", explicó el vicepresidente de Derechos Sociales y Agenda 2030, Pablo Iglesias, en rueda de prensa.

Tendam ya había anunciado un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) tras tener que cerrar sus tiendas por el coronavirus, así como un plan de contingencia que incluía demorar facturas —ya estaba excediendo el límite legal que establece la ley de morosidad, según publicó El Confidencial—.

Leer más: Ya hay casi 300.000 ERTE registrados y 1,6 millones de trabajadores afectados: eDreams y Portaventura, entre las últimas empresas con despidos temporales por la crisis del coronavirus

También ha recurrido a una línea de crédito de 190 millones que tenía sin usar y que se ha sumado a los 90 millones que tenía en caja a finales de febrero.

El grupo español, fundado en 1880, está presente en 90 países con más de 2.000 tiendas en total. En el ejercicio fiscal de 2018 —concluido el 28 de febrero de 2019—, su beneficio superó 80 millones de euros.

Business Insider España ha contactado a Tendam para conocer su versión sobre esta historia pero el grupo ha declinado hacer declaraciones.

Las marcas se quedan sin ingresos mientras los costes fijos se mantienen

Tendam es uno de tantos grupos de moda y de cosmética en España que renegocian con sus caseros el pago de los alquileres, en este caso, por carta. Lo hacen con más o menos éxito pues algunos propietarios, como el gigante inmobiliario Merlin, ya anunció que condonaría el alquiler a sus inquilinos —retail y hoteles— durante este periodo de cierre. 

Aún así, el mercado británico va unos cuantos pasos por delante en este sentido. Allí, H&M y Primark renegocian sus alquileres y han pedido un aplazamiento de los pagos mientras dure la crisis o, en su defecto, vincular los contratos a los ingresos, en el caso del gigante sueco.

También en Alemania, H&M o Adidas han anunciado que no pagarán el arrendamiento durante el periodo de confinamiento.

Inditex puede, en cierto modo, ilustrar el impacto que el cierre de tiendas implica para los propietarios de los locales. El grupo gallego destinó 2.392 millones de euros al pago de alquileres en el ejercicio fiscal de 2019. Una cifra en línea con la partida invertida por el número dos de la moda mundial, H&M, unos 2.389 millones.

El sector de la moda sufre un duro revés con las persianas de sus tiendas bajadas. Lo que implica que sus ingresos se reducen a la mínima expresión, dependiendo exclusivamente de la venta online, aunque continúen teniendo costes fijos como es el caso alquileres.

Una avalancha de ERTE se ha cernido en torno a las empresas del sector, para las que la acumulación de stock supone una amenaza adicional que pone en jaque el suministro de las colecciones de las próximas temporadas.

De esta tesitura no se salvan ni gigantes como Inditex, que dejó sobre la mesa la posibilidad de aplicar un ERTE si el estado de alarma se prolonga más allá del 15 de abril. Para minimizar el impacto de esta situación, las marcas de moda han optado por apoyarse en las ventas online, con una fuerte campaña de descuentos que pretende, por lo menos, intentar contrarrestar la caída de ventas. 

LEER TAMBIÉN: Nannyfy reorienta su negocio por el coronavirus y factura en marzo lo mismo que en todo 2019: ahora las canguros de esta startup española dan clases por videollamada y vigilan a tus hijos

LEER TAMBIÉN: Las empresas de patinetes reducen al mínimo sus costes en España para intentar sortear la crisis y con la esperanza de desplazar al transporte público tras el confinamiento

LEER TAMBIÉN: Signaturit, la startup española que permite firmar a distancia documentos a empresas y autónomos sin necesidad de escanearlos ni imprimirlos, dispara su negocio con el confinamiento

VER AHORA: Por qué EEUU quiere prohibir TikTok y qué busca Microsoft con su compra: las claves del culebrón tecnológico de este verano

    Más:

  1. Coronavirus
  2. Alquiler
  3. Retail
  4. Distribución
  5. Moda