Las exportaciones e importaciones se desploman y ponen en duda la recuperación de la recesión del coronavirus

Estibadores del puerto de Qingdao ayudan en el atraque de un carguero
Reuters
  • El último informe de balanza comercial del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo muestra que las exportaciones cayeron un 9,12% interanual en agosto, casi 2 puntos más que en julio, mientras que las importaciones se desplomaron un 17,17%.
  • Comercio destaca que estos datos han permitido reducir el déficit comercial al 56,4%, mientras la recaída en las ventas al exterior genera dudas sobre la fortaleza de la recuperación de la recesión provocada por el coronavirus.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El comercio exterior no está siendo uno de los soportes de la recuperación económica de la crisis provocada por el coronavirus y su evolución refleja las dudas sobre una recesión más larga de lo esperado y el impacto de la incertidumbre sobre los nuevos rebrotes de la pandemia.

Así lo reflejan los últimos datos sobre la balanza comercial que ha dado a conocer este lunes el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, en los que se muestra que las exportaciones cayeron un 9,12% interanual en agosto, casi 2 puntos más que en julio, mientras que las importaciones se desplomaron un 17,17%, en este caso superando en 2,5 puntos porcentuales sus cifras del mes anterior.

Desde Comercio, se destaca que el fuerte retroceso de las importaciones ha permitido que el déficit comercial se reduzca un 56,4% respecto a agosto de 2019, situándose en 1.735 millones de euros. Además, su informe señala la contribución positiva en las exportaciones del sector del automóvil, que aumentó un 1,3% y de la alimentación, que repuntó 9 décimas.

Mientras, los sectores con las mayores aportaciones negativas a la tasa de variación anual de las exportaciones de agosto fueron los productos energéticos, con una caída de 4,5 puntos porcentuales, los bienes de equipo, que perdieron un 2,5%, las manufacturas de consumo, que se dejaron un 1,5% y los productos químicos, un 1,1% menos.

De hecho, sin tener en cuenta las exportaciones no energéticas, el retroceso habría alcanzado el 5,13%. En concreto, las ventas al exterior de automóviles y piezas aumentaron un 14,1% interanual en agosto que implica la venta de stocks ante la caída de la importación de componentes de más de un 30% y al aumento de la demanda de vehículos, según El Confidencial.

En cuanto a las importaciones, destaca el retroceso de un 13% interanual en las de productos no energéticos, mientras que las de productos energéticos se hundieron un 39,8%, aunque en volumen, las importaciones de productos no energéticos se frenaron un 12,9% ante la caída de un 0,1% de sus precios, mientras que en los energéticos la caída fue del 29,8% al sufrir una depreciación del 14,2%.

Leer más: Las exportaciones serán un elemento clave para la recuperación de la economía española tras la crisis del coronavirus, según adelantan los expertos

Por sectores, los bienes de equipo supusieron en agosto el 21,6% del total y experimentaron una caída del 8,6% respeto al mismo mes de 2019, los productos químicos representaron el 16,6% del total y cayeron un 10,3%, las manufacturas de consumo, un 15,3% del total, retrocedieron un 9,9%, y alimentación, bebidas y tabaco, que supone un 13,3% del total, se frenó un 13,2%.

El retroceso del comercio exterior en agosto es un indicio más respecto a las dificultades de la recuperación de la crisis del coronavirus y se suma a otras cifras publicadas recientemente, como la de ventas con tarjetas de crédito de comienzos de octubre, que se redujeron casi un 10%, mostrando el impacto de los nuevos confinamientos y el riesgo de una doble recesión, según El Confidencial.

Otros artículos interesantes:

El máximo histórico de las exportaciones en octubre apenas reduce el déficit comercial de España

El coronavirus ya ha provocado una recesión a escala global en el comercio exterior y el empleo que superará a la de 2008, según la OMC y la OIT

El comercio global se está recuperando más rápido del coronavirus que de la recesión de 2008, según el principal instituto económico alemán