La recuperación de la industria china se ralentiza a niveles de mayo de 2020, por el descenso de la demanda exterior

Una trabajadora de la empresa de componentes china SMC
Una trabajadora de la empresa de componentes china SMC

REUTERS/Thomas Peter

  • La caída del índice de compras del sector industrial chino muestra que se ralentiza su recuperación, debida a los brotes de coronavirus a nivel mundial y el Año Nuevo Lunar en el gigante asiático.
  • El dato de compras de fabricantes y el de nuevos pedidos se situaron en niveles de abril y mayo de 2020, según la agencia económica Caixin.
  • No obstante, los fabricantes mantienen su confianza en una mejoría, al nivel más alto desde octubre.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La recuperación de la industria china se ralentiza. En febrero, el índice de compras del sector manufacturero que elabora la agencia económica Caixin cayó al 50,9, su nivel más bajo desde mayo de 2020, por debajo de lo esperado por los analistas, que calculaban que los fabricantes chinos mantendrían el 51,5 del mes de enero, según los encuestados por Reuters. El límite de los 50 puntos marca si se produce un crecimiento o una contracción del mercado.

"La demanda exterior continuó tirando hacia abajo de la demanda global. Los fabricantes encuestados destacaron el impacto de los brotes domésticos de Covid-19 durante el invierno, así como la situación exterior de la pandemia", explicó Wang Zhe, economista senior de Caixin.

El dato coincide con lo que refleja la Oficina Nacional de Estadística (ONE) china, que recoge un retroceso de 0,7 puntos hasta los 50,7. No obstante, las fuentes oficiales chinas achacan esta reducción del ritmo industrial a la celebración en febrero del Año Nuevo Lunar, festividad en la que la producción industrial habitualmente se paraliza, aunque este año las autoridades desincentivaron los viajes debido a los rebrotes, según informa la Agencia EFE.

El indicador de producción industrial cayó a los 51,9 puntos, lo que supone el incremento más bajo desde abril del 2020, mientras el subíndice de los nuevos pedidos cayó al 51, en niveles de mayo del año pasado. Las exportaciones se estancaron por segundo mes consecutivo.

China cierra 2020 con un crecimiento del 2,3% mientras el resto de economías desarrolladas se preparan para un retroceso histórico

Todo ello afectó a los empleos de las fábricas chinas, que cayeron por tercer mes consecutivo y de una forma más acusada. "Las empresas no tiene prisa por cubrir las vacantes", apuntó Wang.

No obstante, el indicador de confianza de los fabricantes alcanzó los 63 puntos, el nivel más alto desde octubre. "La confianza viene principalmente de la acumulación de la experiencia en la lucha contra la covid del año pasado, así como de la esperanza de que los rebrotes invernales ya se hayan acabado", explicó el economista de Caixin.

Los costes de transporte de China a Europa se han triplicado desde noviembre

La ralentización de la demanda industrial china se suma al incremento de los costes logísticos, que se han triplicado en los últimos tres meses según el Financial Times. Desde noviembre, el coste de enviar un contenedor de 40 pies (algo más de 12 metros) ha pasado de valer 2.000 dólares (1.700 euros) a más de 9.000 (7.500 euros), según datos recabados por el diario económico estadounidense entre importadores y empresas logísticas.

Una encuesta de IHS Markit apuntó que en diciembre, los tiempos de llegada de las materias a los fabricantes europeos alcanzaron los peores niveles desde los confinamientos de abril y esto se traduce en retrasos en el transporte y en desabastecimiento a algunos proveedores

LEER TAMBIÉN: Los costes de envío de China a Europa se triplican: así es la amenaza para el suministro de bienes

LEER TAMBIÉN: China se posiciona en España: aumenta sus inversiones en el país pese al coronavirus mientras las reduce a la mitad en el conjunto de Europa

LEER TAMBIÉN: China podría duplicar su PIB en 2035: Bank of America prevé que se convierta en la mayor economía mundial en torno a 2027

VER AHORA: Joan Jordi Vallverdú, CEO de OmnicomMediaGroup: “La principal herramienta que tenemos es el talento de las personas”