Volkswagen mantiene previsiones para el resto del año pese a las pérdidas operativas del segundo trimestre al anticipar una fuerte demanda y menores problemas de suministro

Herbert Diess, ex CEO de Volkswagen, en la presentación del ID.3.

REUTERS/Ralph Orlowski

  • Volkswagen ha conseguido unos ingresos por ventas de 69.500 millones de euros en el segundo semestre del año, lo que supone un 3,3% más que en el mismo periodo de 2021. 
  • El beneficio operativo antes de efectos especiales del grupo ha sufrido una caída del 27,7%. A pesar de ello, el grupo ha mejorado las estimaciones de los analistas y anticipa un fuerte segundo semestre con el que alcanzarán sus objetivos.
  • Seat ha registrado unas pérdidas netas de 97 millones de euros en el primer semestre del año y sus matriculaciones han caído un 27,4%.
  • Comienza el día bien informado con la selección de noticias de Business Insider España: suscríbete gratis aquí.

Volkswagen está sabiendo capear el temporal que azota a todas las marcas automovilísticas y que no es otro que la escasez de suministros. A pesar de continuar con los cuellos de botella en su cadena, la compañía alemana ha conseguido unos ingresos por ventas de 69.500 millones, es decir, un 3,3% más que en el mismo periodo de 2021.

Sin embargo, y a pesar de este aumento en los ingresos por ventas, Volkswagen ha sufrido una caída del 27,7% en el beneficio operativo antes de efectos especiales. Esto se debe a los problemas de suministros que sigue arrastrando desde el primer trimestre, que se han agravado con la guerra en Ucrania y la crisis energética.

Estas pérdidas tienen un valor de 2.400 millones de euros, y el beneficio operativo de Volkswagen antes de ellas era de 4.700 millones de euros. Según afirma la empresa en su presentación de resultados, antes de estas pérdidas de valor contable, el rendimiento subyacente mejoró incluso con respecto al primer trimestre.

Estos resultados son mejores que los que habían previsto los analistas. Según informaBloomberg, los siete analistas consultados por Refinitiv habían valorado las ganancias operativas del grupo en 4.600 euros. Tras la presentación de resultados, el valor de las acciones de VW aumentó un 1,99%. 

Volkswagen ha vendido más coches que en los primeros meses del año, cuando entregó a sus clientes 1,8 millones. En estos últimos tres meses, la insignia alemana ha conseguido comercializar 1,9 millones, aumentando especialmente la venta de vehículos eléctricos.

Según detalla la marca, en el segundo trimestre se entregaron 118.000 vehículos eléctricos, lo que supone un 6% de total. Un aumento que Volkswagen lleva observando desde enero. En el primer semestre del año, la empresa ha comercializado 217.000 vehículos, un 27% más que el año anterior.

Estos datos son sorprendentes teniendo en cuenta que su fabricación en China se vio parada, debido a los cierres perimetrales en la ciudad de Shanghái derivados del covid-19. La región representa el segundo mayor mercado de BEV del grupo, donde ha tenido unas ventas del 29% de sus vehículos eléctricos durante el primer semestre del año.

Durante estos meses, Volkswagen ha priorizado su inversión en la tecnología relacionada con los coches eléctricos, como con la puesta en marcha de su fábrica de baterías. Es por eso que el gasto en I+D aumentó a 4.900 millones de euros en el segundo trimestre.

"El fuerte beneficio operativo y la posición financiera del grupo permiten importantes inversiones en futuras fuentes de beneficios", detalla Arno Antlitz, director financiero de la marca. "Volkswagen también hizo importantes progresos estratégicos en el segundo trimestre y avanzó significativamente en el desarrollo de sus plataformas de baterías, servicios de movilidad y software."

Con el impulso de las ventas, Volkswagen espera un segundo semestre del año más positivo. Además, la insignia espera que el mix de productos se normalice en el segundo semestre, ya que la situación de los semiconductores mejora en conjunto con una sólida cartera de pedidos. 

"A pesar de toda la cautela frente al entorno de mercado volátil y los riesgos geopolíticos, confiamos en que podemos acelerar aún más la transformación del grupo", destaca el director financiero Antlitz. Sin embargo, la incertidumbre energética que planea sobre Europa sí que preocupa especialmente a Volkswagen. "En Europa, en particular, hay incertidumbres sobre el suministro de energía".

Las matriculaciones de Seat bajan un 27,4%

Este trimestre ha sido verdaderamente nefasto para Seat. La marca española propiedad de Volkswagen ha finalizado el semestre con unas pérdidas netas de 97 millones de euros, lo que supone un aumento del 273%. Según ha explicado VW, Seat ha sufrido un impacto extraordinario de 244 millones hasta junio, derivado de las medidas de reestructuración que ha llevado a cabo. 

Las ventas de Seat también han caído. Durante esta primera mitad del año, las matriculaciones bajaron un 27,4%, comercializando solo 204.100 unidades. La compañía catalana sigue arrastrando problemas en su cadena de suministros. 

Sin embargo, Volkswagen apuesta firmemente por ella gracias a los buenos resultados de Cupra, que comercializó 68.400 unidades, lo que se traduce en una fuerte subida del 79,1%. El modelo más vendido es el Formentor, con 50.000 unidades entregadas en los seis primeros meses de 2022.

En contraposición se encuentra Porsche. El margen operativo de la firma de lujo de VW se acerca al 20% debido a los efectos positivos de la combinación de precios y del tipo de cambio. El precio medio por vehículo aumentó hasta los 110.000 euros, siendo los modelos más demandados el Porsche 911 Sport Classic y el Taycan Sport Turismo.

Además, durante la presentación de resultados, Antlitz, ha vuelto a hablar de la posible salida a bolsa de Porsche para finales de año. "Esperamos poder tomar la decisión a finales de verano, aunque ahora tenemos más énfasis que antes". 

Otros artículos interesantes:

"Fue un error enorme alargar su contrato": por qué la familia Porsche-Piëch ha despedido al CEO de Volkswagen, Herbert Diess

Problemas para la fábrica de baterías de Volkswagen: no tiene cadena de suministros

El plan eléctrico de Volkswagen para España aumentará las compras de componentes de Seat a proveedores españoles hasta los 6.500 millones en 2030

Te recomendamos