Los rusos ricos no pueden viajar fácilmente al extranjero tras la invasión de Putin, así que en su lugar hacen cruceros en su propio país

Stephanie Stacey
| Traducido por: 
Los cruceros nacionales rusos, como el Princess Anastasia, están atrayendo a pasajeros que antes veraneaban en el extranjero.
Los cruceros nacionales rusos, como el Princess Anastasia, están atrayendo a pasajeros que antes veraneaban en el extranjero.
  • El sector ruso de los cruceros experimentó un "gran crecimiento" en 2022, según declara un legislador a la agencia de noticias TASS.
  • Muchos rusos viajaron en crucero por primera vez porque no podían viajar al extranjero. Muchos de los nuevos pasajeros de cruceros tienen "mayores exigencias" en cuanto a niveles de servicio, afirma un directivo de Infoflot.

Puede que a los rusos les haya resultado mucho más difícil viajar al extranjero debido a las sanciones y restricciones occidentales tras la invasión de Ucrania, pero eso no ha impedido a algunos irse de vacaciones.

Los barcos de crucero han disfrutado de una afluencia de pasajeros, con los operadores de cruceros informando de un aumento de entre el 30% y el 40% el año pasado, según explica el legislador Alexei Volotskov a la agencia de noticias TASS, controlada por el Kremlin.

Antonina Kiseleva, de la compañía de cruceros Infoflot, explica a Business Insider que la demanda de sus cruceros fue "realmente alta" el año pasado, con buques siempre al 95% de su capacidad.

Konstantin Puchkov, del mercado de viajes online Cruise House, asegura a Business Insider que los cruceros fluviales han sido especialmente populares: "Ya prácticamente no hay plazas en algunas rutas para la próxima temporada de verano".

Antes de 2020, los turistas extranjeros representaban alrededor del 40% del tráfico de pasajeros, según Forbes Russia. Esa cifra ha caído casi a cero tras la invasión rusa de Ucrania, según Kommersant, pero los turistas nacionales parecen estar cubriendo las carencias.

Las cargas añadidas de los viajes internacionales significan que los cruceros nacionales de Rusia atraen ahora a clientes más adinerados que antes, incluidos los que anteriormente habían pasado sus vacaciones en el extranjero.

El director de Infoflot, Andrei Mikhailovsky, explica al periódico Vedomosti que estos clientes tienen "mayores exigencias" en cuanto al nivel de alojamiento y servicio —  y a menudo solo les interesan los barcos más nuevos.

Los cruceros también son cada vez más populares entre los pocos viajeros que pueden viajar al extranjero, según Puchkov. Las sanciones impiden a menudo a los rusos en el extranjero utilizar tarjetas de crédito emitidas por bancos nacionales, por lo que algunos optan por paquetes con todo incluido para eliminar algunas de las molestias. 

Las opciones de vacaciones de los rusos se redujeron considerablemente después de que Vladimir Putin ordenara la invasión de Ucrania a finales de febrero de 2022. 

Visitar países europeos se hizo mucho más difícil después de que la Unión Europea prohibiera todos los vuelos hacia y desde Rusia el 27 de febrero, mientras que algunos de los vecinos más cercanos de Rusia prohibieron por completo los turistas rusos en septiembre.

Técnicamente, los turistas aún pueden entrar en Europa a través de terceros países, como Turquía, pero eso encarece y alarga los viajes. 

Los destinos de larga distancia, como Tailandia, siguen siendo populares entre los rusos ricos, pero son demasiado caros para el ciudadano de a pie.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.