La guerra de Rusia en Ucrania no tiene un final claro a la vista: 6 posibles desenlaces del conflicto

Alia Shoaib
| Traducido por: 
Una bandera ucraniana ondea en el pueblo de Dolyna, en el óblast de Donetsk, Ucrania, tras la retirada de las tropas rusas el 24 de septiembre de 2022.
Una bandera ucraniana ondea en el pueblo de Dolyna, en el óblast de Donetsk, Ucrania, tras la retirada de las tropas rusas el 24 de septiembre de 2022.

Metin Aktas/Getty Images

  • Mientras la guerra de Rusia en Ucrania continúa, no parece haber un final claro a la vista.
  • Un experto militar afirma que Putin está "demasiado metido" y es poco probable que se retire sin éxitos claros.

Con la guerra de Rusia en Ucrania en su octavo mes, todavía no hay un final claro de la carnicería a la vista. Decenas de miles de soldados han muerto o han quedado mutilados, ciudades enteras han quedado reducidas a montones de escombros retorcidos, se han denunciado torturas y atrocidades por parte de los ocupantes rusos y millones de personas se han convertido en refugiados. 

Si bien Rusia ha ocupado franjas de territorio en el sur y el este del país, Ucrania ha presentado una lucha más fuerte de lo que nadie esperaba y ha humillado a menudo a las fuerzas de invasión del presidente ruso Vladímir Putin que, sobre el papel, debían arrollar a Ucrania en días.

Los defensores ucranianos no solo han evitado una conquista total de Rusia, sino que también han recuperado partes del país lanzando contraofensivas bien organizadas y audaces en el este y el sur.

Sin embargo, a pesar de las derrotas en el campo de batalla, Rusia sigue teniendo una capacidad militar destructiva a la que puede recurrir. En las últimas semanas, ha lanzado un ataque con misiles y drones contra la infraestructura energética de Ucrania.

Aunque la mayor guerra en Europa desde 1945 parece haber entrado en una fase de desgaste, hay varias formas en que el conflicto podría desarrollarse.

Los tanques han sido un pilar crucial de la doctrina de la guerra terrestre desde la Primera Guerra Mundial.

Alto el fuego

Si los combates llegan a un punto muerto, podría haber un alto el fuego negociado y temporal entre Rusia y Ucrania, según Seth Jones, director del Programa de Seguridad Internacional del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS).

"Sin embargo, eso probablemente no sería un final, sino que el estado de guerra activa declinaría, al menos temporalmente, y se convertiría en algo más cercano a un conflicto congelado que puede calentarse o enfriarse dependiendo de la gama de factores", describe.

Soldados ucranianos en un tanque.
Soldados ucranianos en un tanque.

Metin Aktas/Anadolu Agency/Getty Images

Jones señala las 2 guerras chechenas que tuvieron lugar en la década de 1990. Rusia negoció un alto el fuego en 1994, que puso fin a la primera guerra, pero luego reinició otra guerra 3 años después e intensificó sus ataques.

En este escenario, Rusia podría esperar que Estados Unidos y otros países occidentales perdieran interés en el conflicto y en apoyar a Ucrania.

"Eso acabaría cambiando el equilibrio de poder a favor de Rusia y le permitiría reconquistar el territorio de la forma en que idealmente quería hacerlo en febrero", apunta Jones.

Un acuerdo de paz

Es posible que la guerra termine con un acuerdo de paz, aunque un acuerdo es difícil debido a los diferentes objetivos de Rusia y Ucrania y a lo que ambos consideran su territorio legítimo.

"Creo que Vladímir Putin está demasiado metido en este momento. Ha comprometido demasiado capital político y militar en este momento para salir de la guerra sin éxitos muy claros", expone Jones.

El experto señala que, aunque no está claro lo que Putin aceptaría como "éxito", podría conformarse con que Rusia tomara partes de las provincias de Donetsk, Luhansk, Zaporiyia y Jersón, lo que podría enmarcar como sus objetivos previstos.

La cuestión más complicada es a qué estaría dispuesta a renunciar Ucrania en cualquier acuerdo de paz. Jones aclara que sería casi "políticamente suicida" para cualquier líder en Kiev ceder cualquier territorio ucraniano.

Lukas y Tobias, dos voluntarios alemanes, llegan a la ciudad de Leópolis, poco más de una semana después de que comenzara la invasión rusa de Ucrania.

Victoria rusa

Cuando comenzó su invasión no provocada de Ucrania, el objetivo de Rusia era apoderarse completamente del país.

Según Jones, es importante señalar que Ucrania ya ha logrado una relevante victoria al impedir que Rusia alcance ese objetivo.

El ministro de Defensa ruso, Sergei Shoigu, saluda a los soldados y participantes durante un desfile militar en Moscú (Rusia), el 9 de mayo de 2015.
El ministro de Defensa ruso, Sergei Shoigu, saluda a los soldados y participantes durante un desfile militar en Moscú (Rusia), el 9 de mayo de 2015.

Sefa Karacan/Anadolu Agency/Getty Images

"Podría decirse que, al menos hasta febrero de 2022, el tercer ejército más poderoso del mundo, por detrás de Estados Unidos y China, era el ruso. Así que ya han evitado una operación relámpago rusa para tomar la capital, derrocar al gobierno e integrarlo en Rusia o establecer un gobierno títere", declara.

Ahora es poco probable que Rusia pueda dar la vuelta a la guerra por completo y lograr sus objetivos originales, pero podría aceptar una "victoria" en forma de acuerdo de paz en el que se quede con más territorio del que tenía antes de que comenzara la invasión.

Retirada rusa, victoria ucraniana

Mientras Putin esté al frente del país, sería muy improbable que las fuerzas rusas se retiraran por completo, opina Jones.

"En Rusia, a los gobernantes que pierden guerras les ocurren cosas malas", ha declarado anteriormente a Business Insider Mark Cancian, coronel retirado de los marines estadounidenses y asesor principal del CSIS.

Vladímir Putin, presidente de Rusia.
Vladímir Putin, presidente de Rusia.

Reuters

No obstante, a pesar de que el hombre fuerte de Rusia se enfrenta al descontento en su país debido al aumento de las víctimas de la guerra, la movilización parcial de los reservistas y una economía dañada por las sanciones, no parece mostrar signos de retroceder.

Aunque las posibilidades de que sea derrocado en un golpe de Estado son quizá más altas que nunca, los expertos han dicho anteriormente que el líder ruso ha hecho su régimen "a prueba de golpes" mediante una cultura de desconfianza entre las agencias de inteligencia rusas.

Sin embargo, una retirada total de Rusia podría ser posible si Putin fuera derrocado o muriera. Además, durante mucho tiempo han circulado rumores sobre sus supuestos problemas de salud, aunque los expertos militares y de inteligencia de EEUU han advertido de que no hay pruebas creíbles de que esté enfermo.

Los ucranianos creen que es posible una victoria rotunda. Svitlana Morenets, una periodista ucraniana que trabaja para la revista de noticias The Spectator en el Reino Unido, ha intervenido el viernes en un debate titulado "¿Ha llegado el momento de hacer las paces en Ucrania?".

Según ella, el plan no consiste en años de batalla, sino en la derrota militar de Rusia, y destaca la reciente renuncia de Putin al "corredor de grano" como ejemplo de la creciente debilidad de Rusia.

Zelensky.

Guerra a largo plazo

No todas las guerras terminan con una clara victoria de un bando. Otra posibilidad es que los combates continúen sin un alto el fuego o un acuerdo, lo que, según Jones, podría durar años.

Podría implicar que las fuerzas especiales luchen de un lado a otro en las líneas de contacto, acciones de guerrilla desde Ucrania en los territorios controlados por Rusia y bombardeos de largo alcance sobre el territorio ucraniano desde Rusia o Bielorrusia.

En su fase actual, el conflicto parece haberse convertido en una guerra de desgaste. Más que tomar más territorio, los objetivos de Rusia en la fase actual de la guerra parecen ser debilitar los recursos, la economía y el ejército de Ucrania.

Un vehículo blindado de transporte de personal (APC) ruso destruido se ve cerca del pueblo de Nova Husarivka, Ucrania, el 15 de septiembre de 2022.
Un vehículo blindado de transporte de personal (APC) ruso destruido se ve cerca del pueblo de Nova Husarivka, Ucrania, el 15 de septiembre de 2022.

Gleb Garanich/Reuters

No está claro qué bando podrá resistir más tiempo, aunque Rusia ha sufrido importantes pérdidas en términos de soldados y armas.

Según la Fundación Carnegie para la Paz Internacional, el recién nombrado general ruso Sergey Surovikin planea construir una sólida línea de defensa en los territorios ocupados y congelar la guerra durante el invierno.

Rusia no trataría de iniciar ninguna nueva ofensiva a gran escala en territorio ucraniano en este momento y se tomaría el tiempo necesario para volver a construir sus capacidades de combate, prevé el think tank.

Guerra nuclear o intervención de la OTAN

Putin ha lanzado repetidas amenazas nucleares desde que comenzó la invasión de Ucrania y, en septiembre, afirmó que "no era un farol". Los países occidentales y los expertos están divididos sobre la seriedad de estas amenazas.

Jones señala que el uso de armas nucleares entraña grandes riesgos, especialmente si Putin las detona en los territorios que ha estado reclamando como rusos. También habría un riesgo de lluvia radiactiva en territorio ruso debido a la proximidad.

El sistema de misiles tierra-aire de medio y largo alcance S-400 del ejército ruso ensaya antes del aniversario de la Segunda Guerra Mundial en Moscú (Rusia).
El sistema de misiles tierra-aire de medio y largo alcance S-400 del ejército ruso ensaya antes del aniversario de la Segunda Guerra Mundial en Moscú (Rusia).

Maxim Shemetov/Reuters

Si las fuerzas rusas se enfrentan a una derrota militar a gran escala, Putin podría utilizar un arma nuclear en el campo de batalla, pero Jones apunta que los riesgos de utilizar armas nucleares probablemente superarían cualquier beneficio.

"Hay muchos riesgos en hacer ese tabú nuclear, política y diplomáticamente. ¿Qué significaría eso para el régimen de Vladímir Putin? Creo que EEUU ya ha comunicado de forma bastante contundente que todas las apuestas se cancelan si Rusia utiliza armas nucleares", declara.

No está claro si la OTAN se involucraría en ese escenario, aclara Jones. Un alto funcionario ha afirmado anteriormente que un ataque nuclear ruso podría desencadenar una "respuesta física" de la propia OTAN.

Sin embargo, Jones recuerda que el hecho de que la OTAN declare la guerra a Rusia podría crear una guerra mayor que podría arrastrar a otros países como China, lo cual es un resultado que la organización probablemente quiere evitar. 

Para impedir ese escenario, es probable que la OTAN recurra primero a un aumento de las sanciones y apoye a Ucrania con armas.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.