La Sagra, el gran sueño manchego que es hoy una realidad empresarial aspira a competir con las grandes cerveceras del país: ha crecido en pandemia un 150%

Carlos García, CEO de La Sagra

La Sagra

  • La Sagra, que llegó a producir en su primer año de vida 145.000 botellas al año, ha conseguido multiplicar por 30 esta cifra en tan solo 10 años.
  • La facturación de la empresa toledana ha crecido un 52% desde 2018 hasta llegar a los 5 millones de euros, y espera llegar a los 10 al término de 2021. 
  • De cara a 2026, espera hacerse con el 1% de la cuota de mercado, lo que supone ser la artífice de 40 millones de litros de cerveza.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Carlos García llevaba años trabajando en el departamento de marketing de empresas como Nokia, pero en su cabeza rondaba otra pasión que nada tenía que ver la con la telefonía móvil: la cerveza. Así, y tras un primer coqueteo con la industria, en 2010 decidió dejarlo todo y fundar La Sagra, una empresa cervercera que hoy está presente en todos los supermercados y que aspira a producir 40 millones de litros de cara a 2026. 

"En mi cabeza siempre tenía clara la idea que no quería acabar toda mi vida trabajando para una empresa", cuenta García. Y así lo hizo. Tras una primera de toma de contacto con una tienda online de cervezas tradicionales de otras fábricas, decidió aunar su pasión por el marketing y la cerveza y embarcarse en ser el mismo el productor.

Todo comenzó con un Erasmus por Europa

La Sagra

La Sagra

En 2006, durante su Erasmus en Suecia, García viajó por varios países europeos y en todos encontró un patrón común: "En República Checa, Alemania, incluso, Polonia tenían pequeños proyectos de fabricación de cerveza", cuenta el actual CEO de La Sagra. La idea, sin saberlo, comenzaba a fermentar en la cabeza de aquel estudiante de Publicidad y Relaciones Públicas. 

"Había una cultura cervecera muy arraigada", relata García. Pero existía algo aún mejor en toda aquella industria: en España era prácticamente inexistente, lo que abría todo un mar de posibilidades por explotar. No obstante, habría que esperar hasta el año 2010 para que García, al tiempo que trabajaba en el rama del Marketing empresarial, decidiera fundar una tienda online de cervezas de otras fábricas. 

"Al comenzar descubrí que había una alta demanda por parte de los clientes a comprar cerveza que ni tan siquiera conocían y que, incluso, estaban dispuesto a pagar un precio un poco alto por ellas", relata. Esto fue el empuje final para García decidiera dejar todo ese mismo años su trabajo y comenzara a sentar las bases de La Sagra.

El vino más caro del mundo, una botella con un precio inicial de 340.000 euros, nace en las viñas de un pueblo de Cuenca y las ofertas por hacerse con él no han cesado en plena pandemia

Para que este proyecto personal fuera también uno tangible y empresarial, García necesitó de la sabiduría de un maestro cervecero americano. "Aunque había ya tenido contacto con la fabricación, no me veía preparado para hacer la cerveza en los niveles que pretendía", cuenta el empresario. Mientras labraban la idea, comenzaban a formar a un maestro local, Luis Molienda, que hoy es, sin lugar a dudas, pieza indiscutible de la compañía.

De hecho, el arraigo con lo local siempre ha estado presente el en el ADN de la compañía. Carlos García lo tenía claro: quería contribuir a generar trabajo en la comarca toledana que da nombre a su empresa. Y prueba de ello, son los 35 trabajadores que hoy conforman el equipo y que tiene su centro neurálgico en el municipio de casi 5.000 habitantes de Numancia de La Sagra. 

 El sueño que hoy es un realidad empresarial

Cerveza La Sagra

La Sagra

"No nos ponemos límites a la hora de elaborar nuestras cervezas", explican desde la compañía. Parece que siguen esta filosofía a raja tabla: La Sagra está presente en los principales cadenas de alimentación nacionales y regionales como son son El Corte Inglés, Mercadona, Carrefour y también a través de Amazon. 

Actualmente dispone de 8 marcas como Burro de Sancho y Madrí Excepcional, que se venden por toda Europa, con especial este última al Reino Unido, donde tiene una fuerte presencia. Aunque la reina de la corona, como no podía ser de otra forma, es La Sagra, que tiene presencia en Korea del Sur, Japón y Estados Unidos. 

En toda esta expansión ha ayudado la alianza estratégica a la que llegó la empresa en 2017 con el grupo Molson Coors. De esta forma, La Sagra se convertía en el distribuidor oficial de la cerveza artesanal Blue Moon Belgian White, marca líder en Estados Unidos y emblema del grupo cervecero. También hacía lo propio con otras marcas líderes del grupo como Carling o Miller Lite. 

Las cifras que la sitúan como un referente de la cerveza tradicional

Cerveza La Sagra

La Sagra

Durante su primer año de nacimiento, La Sagra llegó a producir 145.000 botellas al año, cifra que en tan solo 10 años ha conseguido multiplicar por 30. Actualmente, la capacidad de producción de su fábrica es de 24.000 hectolitros. Esto equivale a 2,4 millones de litros y entre 7 y 8 millones de botellas. 

Estos datos son, precisamente, los que le han llevado a que su facturación haya aumentado desde 2018 un 52%, hasta alcanzar los casi 5 millones de euros en 2020. Pero esto no es todo, la empresa toledana espera cerrar este año rozando los 10 millones, al tiempo que prevé un crecimiento para la marca de un 282%.

No obstante, La Sagra, como casi todas las empresas que encuentran en la restauración un fuerte canal de ingresos, no le ha quedado más alternativa que capear el temporal que el COVID-19 ha desatado. "Teníamos un proyecto creado para 2020 en el que el canal de HORECA iba a suponer el 70% de las ventas", reconoce García. 

Índice mundial de cerveza 2021: qué países invierten más dinero en producirla, quiénes son sus principales consumidores y dónde es más barata

Ante la coyuntura actual que desdibujaba los planes de una forma pasmosa, la empresa tuvo que reflexionar para revertir la situación y así lo hizo. La Sagra encontró en el canal de la alimentación el salvavidas con el que sortear el temporal. "Hemos ha crecido más del 150% en este sector y con todas nuestras marcas", cuenta el CEO. 

Justo aquí, es donde entra en juego el canal online, que si antes de la pandemia suponía para La Sagra el 0,5% de sus ventas, en comparación con la restauración o la alimentación, cuando llegó la pandemia este creció un 300%, tanto en su propia tienda como en el marketplace de Amazon. 

Crecer sin olvidar las raíces: el cometido de La Sagra

Cerveza La Sagra

La Sagra

Con estas cifras encima de la mesa, la empresa quiere aspirar a más —como no puede ser de otra forma—. "La ambición ha cambiado en los últimos años", reconoce García. La Sagra comenzó como una cervecera artesanal y hoy los números le animan a pensar que en 5 años pueden aspirar a una cuota de mercado del 1%. Esta cifra que, a priori, puede parecer modesta, es necesaria ponerla en contexto.

En España se producen 47 millones de hectolitros y el mercado está copado por 6 grandes cerveceras. Con todo esto presente, la intención de la compañía es la de contribuir a esta cifra con aproximadamente 40 millones de litros. Misión que La Sagra intenta alcanzar partiendo de 2 principios básicos: los orígenes por encima de la expansión y la hostelería como el mejor caballo de batalla para su cerveza.  

 

 

LEER TAMBIÉN: El pan más caro del mundo es una hogaza de 1.480 euros que se hace en un pueblo de Málaga de menos de 800 habitantes y ha aumentado sus ventas en plena pandemia

LEER TAMBIÉN: El vino más caro del mundo, una botella con un precio inicial de 340.000 euros, nace en las viñas de un pueblo de Cuenca y las ofertas por hacerse con él no han cesado en plena pandemia

LEER TAMBIÉN: Mercadona está vendiendo una nueva cerveza con un sabor innovador y que es sostenible con el medio ambiente

VER AHORA: Qué es Twitch y por qué está tan de moda