Pasar al contenido principal

Las mujeres embarazadas y los niños de hasta 10 años deberían evitar el consumo de atún rojo y emperador, según Sanidad

Niña comiendo pescado
Getty Images
  • La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición ha endurecido sus recomendaciones sobre el consumo de pescado para la población más vulnerable a los efectos del mercurio. 
  • Entre los consejos figura la recomendación de que los niños de hasta 10 años, así como las mujeres embarazadas o en periodo de lactancia, eviten el consumo de pescados con alto contenido en mercurio.
  • La investigación científica asegura que reducir los alimentos con mercurio de la dieta disminuyen la exposición al tóxico, que tiene efectos perjudiciales en el sistema nervioso central en desarrollo. 
  • Desde Sanidad insisten en que comer pescado sigue siendo seguro, recomendable y beneficioso para la salud. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Las mujeres embarazadas o que estén planificando estarlo, así como aquellas en periodo de lactancia y los niños de menor edad, constituyen la población más vulnerable al mercurio. Es el mensaje de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición que ha hecho más estrictas sus recomendaciones sobre el consumo de pescados con altos niveles de mercurio. 

En primer lugar, la edad recomendada para evitar el consumo de estos alimentos ha aumentado de los 3 a los 10 años, ya que el mercurio puede ser un tóxico neurológico en las primeras etapas del desarrollo. También aconseja limitar a 120 gramos al mes la ingesta en niños entre 10 y 14 años. 

Así mismo, la AESAN asegura que las mujeres que estén pensando en quedarse embarazadas o que ya lo estén y las madres lactantes eviten el consumo de estos pescados. 

El mercurio es un metal pesado que está en el medio ambiente y puede encontrarse en los alimentos. Su forma más común es el metilmercurio, que afecta al sistema nervioso central en desarrollo y también puede perjudicar la función locomotora y auditiva. 

 Leer más: El pescado que no es pescado: el último reto de la empresa que triunfa con su carne falsa

Las últimas recomendaciones de la Agencia sobre este tipo de alimentos se publicaron en 2011, pero desde Sanidad aseguran que los "nuevos datos de publicaciones científicas y estudios han venido señalando que las concentraciones de mercurio en la población española se muestran más elevadas que las referidas a otros países europeos”. 

En los estudios citados por la Agencia con los que justifica el endurecimiento de las recomendaciones se demuestra que reducir el consumo de especies con mercurio disminuye la exposición y los efectos perjudiciales de ese tóxico. 

Recomendaciones para la población más vulnerable (embarazas o planeando estarlo, lactantes y niños de hasta 10 años) 

  • No consumir especies con alto contenido en mercurio. 
  • Consumir tres o cuatro raciones por semana de especies con bajo y medio contenido de mercurio,

Entre las especies con alto contenido en mercurio se encuentra el pez espada, emperador, atún rojo (thunnus thynnus), tiburón (cazón, marrajo, mielgas, pintarroja y tintorera) y lucio.

Entre las especies con bajo contenido en mercurio se encuentra el abadejo, anchoa/boquerón, arenque, bacalao, bacaladilla, berberecho, caballa, calamar, camarón, cangrejo, cañadilla, carbonero/fogonero, carpa, chipirón, chirla/almeja, choco/sepia/jibia, cigala, coquina, dorada, espadín, gamba, jurel, langosta, langostino, lenguado europeo, limanda/lenguadina, lubina, mejillón, merlan, merluza/pescadilla, navaja, ostión, palometa, platija, pota, pulpo, quisquilla, salmón atlántico/salmón, salmón del Pacífico, sardina, sardinela, sardinopa, solla o trucha. 

Leer más: Pescados azul, blanco o semigraso: beneficios según cada tipo

Recomendaciones para los niños de 10 a 14 años. 

  • Limitar a 120 gramos al mes la ingesta de peces con alto contenido en mercurio. 
  • Consumir tres o cuatro raciones por semana de especies con bajo y medio contenido de mercurio. 

Recomendaciones para la población en general 

La Agencia recuerda que comer pescado sigue siendo seguro, recomendable y beneficioso para la salud

"La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) ha asociado el consumo habitual de pescado durante el embarazo con efectos beneficiosos sobre el desarrollo neurológico en niños y con la reducción del riesgo de mortalidad por enfermedad coronaria en adultos", sostienen.

Desde Sanidad insisten en que los límites establecidos por las autoridades hacen perfectamente seguro el consumo de todo tipo de pescados y recuerdan que, entre sus muchos beneficios, "aporta energía, es una fuente de proteínas de alto valor biológico y contribuye a la ingesta de nutrientes esenciales como el yodo, el selenio, el calcio y las vitaminas A y D". 

Y además