El cofundador de Google lleva más de cuatro años trabajando en una misteriosa empresa de dirigibles: así planea utilizar su "yate aéreo" para repartir ayuda humanitaria

El cofundador de Google, Sergey Brin.
El cofundador de Google, Sergey Brin.

REUTERS/Ruben Sprich

  • El cofundador de Google, Sergey Brin, está construyendo una empresa secreta de dirigibles llamada LTA.

  • La aeronave será respetuosa con el medio ambiente y llevará ayuda humanitaria a todo el mundo.

  • Brin se ha inspirado en el USS Macon, un enorme dirigible construido por la Marina estadounidense en la década de 1930.

  • Descubre más historias en Business Insider España.

Si Sergey Brin tiene razón, el futuro de la ayuda humanitaria podría llegar en forma de dirigibles gigantes que surquen los cielos.

Brin, cofundador de Google con una fortuna superior a los 99.000 millones de dólares, lleva más de cuatro años trabajando en una misteriosa empresa de aeronaves. Conocida como LTA Research and Exploration - "LTA" es la abreviatura de "más ligero que el aire en inglés"-, la empresa se puso en marcha dentro del Centro de Investigación Ames de la NASA en 2017. Durante los últimos cuatro años, LTA Research ha trabajado para dar vida a su visión de aviones de cero emisiones.

A continuación, te contamos de dónde surgió el interés de Brin por los dirigibles y todo lo que sabemos hasta ahora sobre su nueva aventura empresarial.

Brin siempre ha estado interesado por el mundo de las aeronaves

Un Boeing 767-200, aunque no el avión de los fundadores de Google.
Un Boeing 767-200, aunque no el avión de los fundadores de Google.

Fabrizio Gandolfo/SOPA Images/LightRocket via Getty Images

En 2005, Brin y su cofundador de Google, Larry Page, hicieron una compra inusual: un Boeing 767-200, un avión de fuselaje ancho con capacidad para 180 pasajeros. La pareja reformó el avión para acomodar a 50 pasajeros y que sirviera como su avión privado, muy lejos del convencional -y significativamente más pequeño- Gulfstream, que es el que suelen utilizar los ejecutivos-.

Según documentos judiciales publicados posteriormente por The Wall Street Journal, Page y Brin acabaron discutiendo sobre qué tipo de camas poner en el llamado "avión de la fiesta", y también querían instalar elementos como hamacas y una sala de cócteles.

El interés de Brin por los aviones se extendió mucho más allá de un jet de la compañía: en 2012, durante el lanzamiento de las Google Glass, Brin hizo que un equipo de paracaidistas saltara desde un Zeppelin que planeaba sobre San Francisco. Los paracaidistas capturaron imágenes con las gafas y Brin las emitió en directo en el escenario.

El misterioso laboratorio X de Google está trabajando en su próximo gran éxito: estas son las apuestas que podrían triunfar y las personas al frente de ellas

Brin también supervisó el desarrollo de varios tipos de aeronaves durante su estancia en X, el laboratorio de Google. Entre los proyectos de X se encontraban Loon, una forma de suministrar conexión a Internet a través de globos; Makani, que planeaba suministrar electricidad utilizando cometas; y Wing, un proyecto de entrega mediante drones. Los proyectos de Loon y Makani fueron cancelados posteriormente.

Brin empezó a trabajar en LTA cuando aún era presidente de Alphabet, la empresa matriz de Google

El dirigible USS Macon, de 240 metros de largo, flotando en su punto de amarre en Moffett Field en febrero de 1935.
El dirigible USS Macon, de 240 metros de largo, flotando en su punto de amarre en Moffett Field en febrero de 1935.

US Navy/AP

Según un reportaje de Bloomberg de 2017 escrito por Ashlee Vance, Brin decidió construir su propia aeronave en 2014 tras visitar el Centro de Investigación Ames, que se encuentra cerca de la sede de Google en Mountain View (California, Estados Unidos).

En Ames se encontraba anteriormente el USS Macon, un enorme dirigible construido por la Marina estadounidense en la década de 1930; fue ese dirigible el que inspiró el proyecto de Brin, según Bloomberg. El USS Macon, llamado "Reina de los Cielos", se estrelló más tarde en el océano Pacífico a 70 kilómetros de la costa de San Francisco, poniendo fin esencialmente al programa de dirigibles de la Marina.

En 2017, Business Insider reveló que LTA había pagado 131.000 dólares para alquilar un espacio dentro de un hangar de Alphabet. El hangar estaba ubicado en Moffett Field, un aeródromo de la NASA adyacente a Ames que actualmente opera Google.

En diciembre de 2019, Brin y Page se apartaron de sus funciones en Alphabet.

LTA planea construir una enorme y costosa aeronave

Según un reportaje de 2017 de Mark Harris, de The Guardian, se espera que la aeronave tenga casi 200 metros de largo, lo que equivale a casi dos campos de fútbol.

En comparación, el tristemente célebre zepelín Hindenburg tenía 245 metros de largo, es decir, más que tres Boeing 747.

Un ingeniero español revela cómo es trabajar en X, el laboratorio secreto de Google que convierte ideas de ciencia ficción en realidad

Varias fuentes dijeron a The Guardian que, en aquel momento, LTA estaba siendo financiada por el propio Brin, con más de 100 millones de dólares. No está claro, cuatro años después, cuánto ha gastado Brin en los dirigibles.

La aeronave se utilizará para misiones humanitarias

La aeronave se utilizará para llevar ayuda humanitaria, incluidos alimentos y suministros, a zonas remotas del mundo: como los dirigibles no necesitarían una pista de aterrizaje de un aeropuerto tradicional, el dirigible podría llegar, en teoría, a regiones que de otro modo serían inaccesibles.

"Con estos dirigibles de nueva generación, nos esforzamos por mejorar el suministro de ayuda humanitaria y reducir las emisiones de carbono, al tiempo que proporcionamos oportunidades económicas y nuevos puestos de trabajo a los estadounidenses", se puede leer en la página web de LTA.

Según The Guardian, Brin también quería que el dirigible tuviera un diseño lujoso para que pudiera servir de "yate aéreo intercontinental" para sus amigos y familiares.

El dirigible de LTA también será más respetuoso con el clima que un avión

Según Madeline Wells, del SFGate, los dirigibles son más rápidos que los buques de carga y producen entre un 80% y un 90% menos de emisiones que los aviones tradicionales.

Estas 33 fotos resumen la asombrosa evolución de Google: de un dormitorio de Stanford a la dominación mundial

LTA dice en su página web que su objetivo es acabar construyendo "una familia de aviones de cero emisiones".

Los dirigibles, como el dirigible Goodyear, se llenan de helio desde la catástrofe del Hindenburg. El Hindenburg utilizaba hidrógeno para despegar, pero el hidrógeno es extremadamente inflamable.

Pero parece que LTA está revisando el uso del hidrógeno en sus aviones. Según TechCrunch, la empresa quiere desarrollar su propia pila de combustible de hidrógeno gigante, que pesaría menos que una batería de iones de litio y sería lo suficientemente potente como para que la aeronave pudiera cruzar océanos.

LTA seguiría dependiendo del helio para levantar la aeronave del suelo, señala TechCrunch.

Un dirigible de LTA podría surcar los cielos en 2021

El dirigible de Goodyear flotando sobre Los Ángeles.
El dirigible de Goodyear flotando sobre Los Ángeles.

Damian Dovarganes/AP

TechCrunch afirma que LTA ya ha construido un prototipo de avión llamado Pathfinder 1. La aeronave seguirá funcionando con baterías de iones de litio, tendrá 12 motores eléctricos y será capaz de transportar a 14 pasajeros.

Podría estar listo para volar este mismo año, según TechCrunch.

La fascinante historia de los dos ingenieros de Google que ayudaron a cambiar la historia de Internet

LTA también ha contribuido a la respuesta del COVID-19 de Estados Unidos

La empresa afirma en su sitio web que utilizó máquinas de corte por láser e impresoras 3D en sus instalaciones de Mountain View y Akron (Ohio, Estados Unidos) para producir unos 150 componentes de protectores faciales al día, contribuyendo con más de 250.000 protectores faciales gratuitos a hospitales, consultas médicas y trabajadores de emergencias de todo el país en los primeros meses de la pandemia.

Otros artículos interesantes:

"Todos les tenemos miedo": empresas como Tinder, Tile o Spotify vuelven a señalar en el Congreso de EEUU a Google y a Apple, de las que dependen para distribuir sus servicios

El impuesto global a las multinacionales que propone Joe Biden tendrá varios enemigos: pequeños países europeos que compiten con baja fiscalidad y que por ahora son conciliadores

Una iniciativa de Google conocida como "proyecto Bernanke" usaba en secreto datos de anunciantes para perfeccionar su propio sistema publicitario