Starship, el prototipo de nave espacial de alto vuelo de SpaceX, ha conseguido aterrizar con éxito: un gran paso hacia el mega cohete reutilizable de Elon Musk

  • SpaceX ha lanzado y aterrizado con éxito un nuevo prototipo de su nave espacial Starship.
  • A pesar de que SpaceX ha volado 5 prototipos de Starship, los 4 primeros explotaron; este éxito supone un acercamiento al cohete totalmente reutilizable que Elon Musk quiere.  
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El miércoles, SpaceX envió el último prototipo de su sistema de mega cohetes rugiendo a seis millas (casi 10 kilómetros) sobre Texas (Estados Unidos), su quinto lanzamiento de este tipo desde diciembre.

SpaceX no es ajeno a los lanzamientos de Starship, pero a diferencia de los últimos 4 intentos, este prototipo aterrizó sin problemas, sin explotar durante sus primeros 15 minutos de regreso a la Tierra. Un prototipo anterior explotó 10 minutos tras su aterrizaje, después de que un fuego que ardía alrededor de su faldón no se apagara. Pero esta vez, el fuego a los pies del prototipo pareció extinguirse.

"¡El aterrizaje de la nave estelar es nominal!", celebró en Twitter Elon Musk, fundador, director ejecutivo e ingeniero jefe de SpaceX.

Esta versión de la nave espacial, llamada Starship serial No. 15, o SN15, siguió la misma trayectoria que sus predecesoras. El cohete de 16 pisos despegó desde las instalaciones de lanzamiento de SpaceX en Boca Chica, Texas. A medida que se acercaba a la cima de su vuelo, el vehículo apagó 2 de sus 3 motores Raptor –del tamaño de un camión–. 

Flotó a aproximadamente 33.000 pies (10 kilómetros), antes de apagar el motor final; luego se inclinó hacia un lado y se hundió de regreso a la Tierra. A medida que se acercaba al suelo, los motores se volvieron a encender para poner el cohete en posición vertical y más tarde, descender hasta la plataforma de aterrizaje.

Hasta el miércoles por la tarde, SN15 todavía estaba sentado en posición vertical e intacto en la plataforma de aterrizaje.

Una versión final de esta mega nave espacial se convertirá en el próximo módulo de aterrizaje lunar de la NASA, el vehículo que podría poner botas en la superficie lunar por primera vez desde 1972.

Musk tiene una visión ambiciosa para el sistema de lanzamiento. Los prototipos que está lanzando su empresa están destinados a ser la etapa superior de un sistema de 2 partes. Un propulsor de aproximadamente 23 pisos, llamado Super Heavy, lanzaría la nave espacial hacia la órbita. Musk quiere que este sistema lleve a los humanos a la órbita terrestre baja, a la Luna e incluso a Marte, para luego regresar a la Tierra y hacerlo nuevamente. El aterrizaje suave de SN15 hace que Starship esté un gran paso más cerca de ser el vehículo reutilizable que Musk quiere.

"Es un vehículo difícil porque estamos tratando de romper esta nuez de un cohete completamente y rápidamente reutilizable", explicó Musk en una conferencia de prensa de la NASA el 23 de abril. "Alguien tiene que hacer esto. Y si tienes una reutilización rápida y completa, hemos dado con la puerta de entrada a los cielos".

SpaceX está construyendo un propulsor que podría llevar a Starship a la órbita

SN15 fue la segunda de las 5 naves espaciales de alto vuelo que SpaceX ha lanzado y que aterrizó en una sola pieza, al menos inicialmente. La otra fue SN10, que aterrizó de una pieza a principios de marzo, pero explotó 10 minutos después. Los 2 primeros prototipos de Starship que se elevaron a grandes altitudes, SN8 y SN9, se estrellaron contra la plataforma de aterrizaje a altas velocidades y explotaron inmediatamente. Otro, SN11, explotó en el aire mientras volvía a encender sus motores para aterrizar.

SpaceX comenzó a ensamblar su primer prototipo del propulsor Super Heavy, la otra parte del sistema Starship, en sus instalaciones de Texas a mediados de marzo. Musk afirmó que esta versión de Super Heavy es solo para pruebas de producción, aunque el próximo prototipo debería volar.

Para comprender el tamaño de este sistema de lanzamiento, puedes buscar a la persona que está colocada en el ascensor, en esta foto que Musk compartió en Twitter. Starship, que no está en la foto, se asentaría encima de ese propulsor.

https://twitter.com/mims/statuses/1372688191803768840?ref_src=twsrc%5Etfw

Además de llevar astronautas a la Luna, Musk quiere que el sistema Starship-Super Heavy impulse los viajes hipersónicos en la Tierra. En última instancia, ha dicho que planea construir 1.000 naves estelares que transportarían personas y carga a Marte, para establecer un asentamiento autosuficiente.

Hacer que Starship-Super Heavy sea reutilizable podría reducir el coste de llegar al espacio en "un factor de 100 o más", según Musk. Su enorme tamaño le permitiría transportar grandes cargas útiles al espacio, incluidas decenas de miles de satélites de Internet Starlink, los cuales SpaceX planea poner en órbita.

En resumen, este es el sistema de lanzamiento en el que SpaceX está apostando su futuro. Pero hay varios obstáculos que superar antes de que pueda llegar al espacio.

Las revisiones ambientales podrían retrasar el viaje de Starship a la órbita

El multimillonario japonés Yusaku Maezawa ya reservó boletos para él y otras 8 personas para un vuelo de una semana de duración de Starship alrededor de la luna en 2023. El grupo se convertirá en los primeros pasajeros de la nave espacial. Después de eso, la NASA espera que Starship devuelva a los astronautas a la luna en 2024. Pero un informe de la Oficina del Inspector General de la agencia sugirió que es "muy poco probable" que la NASA cumpla con ese plazo.

Además de aterrizar con éxito los prototipos de Starship, SpaceX deberá integrar el propulsor Super Heavy con la nave espacial, aprender a lanzar las 2 partes juntas y demostrar que puede aterrizar el propulsor en una sola pieza.

La compañía también necesitará poner en órbita una nave espacial para probar su capacidad para volver a entrar en la atmósfera de la Tierra. Eso requerirá un nuevo tipo de licencia de lanzamiento de la Administración Federal de Aviación (FAA) estadounidense, que implica muchos obstáculos regulatorios, incluida una evaluación ambiental exhaustiva. Dependiendo de los hallazgos de esa evaluación, es posible que SpaceX deba realizar una nueva declaración de impacto ambiental, lo que podría demorar hasta 3 años.

La clave de Elon Musk que tú también puedes seguir para aprender y ser un experto en lo que te propongas

Lo que complica las cosas es un documento preliminar de la FAA filtrado y obtenido por Business Insider, que reveló los planes de SpaceX para cavar pozos de gas natural y construir plantas de energía de gas en Boca Chica. Tales planes podrían prolongar el proceso de revisión ambiental de SpaceX.

Aún así, Musk sostiene que Starship podría llevar a sus primeros pasajeros en "un par de años". También ha dicho que está "muy seguro" de que SpaceX lanzará una nave espacial sin tripulación a Marte en 2024, seguida de una misión con tripulación en 2026.

"Tiendo a ser algo optimista con respecto a los horarios. Siento que debo reconocer esto", agregó en la sesión informativa de la NASA. "Es un pequeño granito de arena. Creo que no está descartado que pueda hacer volar a la gente en un par de años".

Otros artículos interesantes:

Los 5 rovers que la NASA ha mandado a Marte con éxito, más allá de Perseverance y Curiosity; el próximo, con firma europea, se lanzará en 2022

La NASA elige Starship de SpaceX para llevar a sus próximos astronautas a la Luna

SpaceX llegó a dejar a sus ingenieros sin comida en una isla del Pacífico, lo que provocó un motín, según explica un libro

Te recomendamos