Las supertierras podrían ser un lugar mejor para vivir que el planeta Tierra: así sobreviviría nuestra especie en ellas

  • Una supertierra es un planeta similar a la Tierra, pero mucho más grande y masivo. Los astrónomos han descubierto que esta clase de planetas pueden ser los más comunes en nuestra galaxia.
  • Estos planetas pueden tener casi el doble de radio que la Tierra y hasta 10 veces más masas. Toda esa masa adicional es lo que los investigadores creen que podría hacer de las supertierras el hogar perfecto.
  • Descubre más historias en Business Insider España.
     

Esta es la transcripción del vídeo.

Los astrónomos han encontrado decenas de planetas potencialmente habitables fuera de nuestro sistema solar. ¡Son docenas de oportunidades para descubrir vida extraterrestre! O puedes verlo como un gran número de lugares en los que podríamos establecer las primeras colonias interestelares.

Pero, con tantas posibilidades, ¿cómo podemos saber cuál es la mejor? Podríamos llegar a la conclusión de que los planetas más parecidos a la Tierra deberían ser los primeros en la lista. Al fin y al cabo, tenemos agua, tierra firme, una atmósfera y trillones de formas de vida diferentes que lo absorben todo.

Pero, según un pequeño grupo de investigadores, hay planetas más grandes y mejores. Los llaman supertierras. Las supertierras pueden ser algunos de los planetas más comunes de nuestra galaxia. Desde 2009, el telescopio Kepler ha descubierto hasta 4.000 exoplanetas. El 30% de ellos son supertierras. Y un pequeño porcentaje de estas supertierras orbitan dentro de la zona habitable de su estrella anfitriona.

Se trata de una zona de habitabilidad, aquella en la que la superficie del planeta tiene la temperatura adecuada para que exista el agua líquida. Ni demasiado fría ni demasiado caliente. Ahora bien, existe la posibilidad de que algunas de estas supertierras no sean mundos rocosos como la Tierra. Los más grandes podrían estar compuestos principalmente de hidrógeno y gas de hielo, como Júpiter y Saturno, y eso no sería lo más adecuado para que se diese vida en ellos.

El origen de la vida en el planeta Tierra: estas moléculas, de 3.500 millones de años de antigüedad, ofrecen algunas respuestas

Pero la realidad es que los astrónomos siguen recopilando detalles a medida que llegan datos. Así que, mientras tanto, veamos cómo puede ser la vida en una supertierra rocosa y habitable. El agua líquida es solo el principio. Estos planetas pueden tener casi el doble del radio de la Tierra y hasta 10 veces más masa. Y toda esa masa adicional es lo que los investigadores creen que podría hacer de esa supertierra un hogar perfecto. Esto se traduce en planetas más grandes con una mayor atracción gravitatoria.

La supertierra Kepler 20b, por ejemplo, tiene casi el doble de tamaño que la Tierra y es 10 veces más grande. Eso hace que la gravedad de su superficie sea casi 3 veces más potente. Esa gravedad más fuerte significa que el planeta puede retener más moléculas de aire formando una atmósfera más densa, lo que es perfecto para la protección contra la radiación espacial más dañina. También quiere decir que las montañas y las colinas se erosionarán más rápido, dejando una superficie relativamente más plana en comparación con la Tierra. Puede parecer algo aburrido, pero los científicos creen que esto podría generar docenas de islas poco profundas en todo el planeta.

Lo que, a su vez, podría ser el lugar perfecto para que la vida se forme y evolucione. Igual que la biodiversidad en los océanos de la Tierra es más rica en las aguas poco profundas cerca de las costas, un planeta archipiélago de este tipo podría ser enormemente positivo para la generación de vida.

Solo hay un problema: salir de ese paraíso tropical sería extremadamente difícil. La velocidad de escape en el Kepler 20b es más del doble que en la Tierra. Cualquier cohete que quisiera salir de él necesitaría más combustible para llegar a su destino. Por ejemplo, una misión similar a la de los alunizajes del Apolo requeriría el doble de combustible o las naves solo podrían llevar una fracción de la carga útil.

Por ejemplo, el Falcon Heavy de SpaceX puede lanzar 50.000 kilogramos de carga útil a la órbita de la Tierra, mientras que sólo podría lanzar 40 kilogramos a la órbita de una supertierra como Kepler 20b. Eso es más o menos el peso de un pastor alemán. Basta con decir que dejar una supertierra sería un reto muchísimo mayor. Pero, si tuviera estas características, ¿realmente querrías decir adiós? Nunca lo sabremos con seguridad hasta que visitemos una. 

¿Qué más te gustaría saber sobre el espacio? Deja tus preguntas en los comentarios. Gracias por verlo.

LEER TAMBIÉN: Descubre el motivo por el que la NASA incendia sus propias naves espaciales

LEER TAMBIÉN: Qué fue de Miguel López-Alegría: el primer astronauta nacido en España en viajar al espacio será el piloto de Tom Cruise en una misión que revolucionará los vuelos turísticos espaciales

LEER TAMBIÉN: El misterio del Oumuamua, primer objeto interestelar conocido: ¿cometa, asteroide o nave alienígena?

VER AHORA: El Black Friday del año del coronavirus: una antesala de las compras navideñas con un consumo contenido