Este es el truco infalible para evitar que se empañe el cristal del parabrisas del coche

Coche con los cristales empañados
Getty
  • Durante el invierno es habitual que se empañen las ventanas del coche, lo que supone una molestia para la mayoría de los conductores.
  • A continuación, se muestra un truco infalible para evitar que se empañen los cristales.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Durante los meses más fríos del año es habitual que se empañen las ventanas del coche, sobre todo si usas de forma frecuente la calefacción y la temperatura en la calle es realmente baja.

Existen numerosos métodos para eliminar el vaho y así poder conducir tranquilamente y de forma segura: encender la ventilación de las lunas, abrir alguna de las ventanas y comprobar que no hay fugas en el radiador son aspectos que debes tener en cuenta.

Sin embargo, para no perder tiempo o que el vaho no te sorprenda durante la conducción, lo mejor que puedas hacer es evitar que los cristales se empañen.

Hay un truco infalible con el que vas a conseguir esto, y además no vas a tener que comprar demasiados materiales para ponerlo en práctica, pues la mayoría es posible que ya los tengas.

En realidad sólo necesitas 3 cosas: un calcetín de tipo deportivo, un rollo de cinta adhesiva y arena para gatos, también conocida como arena de sílice. Si no tienes mascota, esto sí que es necesario que lo compres.

Lo primero que debes hacer es introducir el rollo de cinta adhesiva en el calcetín, de modo que esta prenda aumente su anchura. 

Después, llega el momento de usar la arena para gatos: has de llenar el calcetín con ella, aproximadamente hasta la altura en la que comenzaría el tobillo si lo llevaras puesto.

Ya has conseguido fabricar el elemento que va a evitar que se empañen las ventanas y cristales. Ahora sólo tienes que colocarlo sobre el salpicadero o en los asientos que estén bajo las ventanas.

Puedes utilizar varios de estos calcetines con arena para gatos, según las diferentes partes del coche que quieras proteger del exceso de vaho durante el invierno.

El motivo por el que el truco funciona tiene que ver con las propiedades de la arena de sílice. Este agente es capaz de absorber de forma rápida y eficaz el vapor de agua en el aire.

Antes de que el vaho pueda adherirse a las ventanas y empañarlas, la arena para gatos va a succionarlo y a impedir que se llegue a formar la condensación.

En el caso de que lo hayas hecho mal o las ventanas ya estén llenas de vaho, puedes también usar los calcetines con arena para limpiar los cristales.

Su funcionamiento es más efectivo que el de un trapo o una toalla, y absorberá con rapidez el vaho que se haya ido acumulando.

[Fuente: Lifehacker]

Otros artículos interesantes:

Esta nueva ley de la DGT podría hacer que tengas que cambiar de coche en 2022

Cómo activar el aviso de radares de la DGT en Google Maps

6 formas de pagar una multa de tráfico: estas son todas las opciones que ofrece la DGT

Te recomendamos

Y además