Los empleados de Twitter denuncian que falta un "liderazgo fuerte" tras la retirada de la oferta de compra de Elon Musk

Ilustración con el perfil de Elon Musk en Twitter.

Reuters

Las consecuencias de la retirada unilateral de la oferta de compra sobre Twitter por parte de Elon Musk podrían ir más allá de la situación financiera y económica de Twitter y calar hondo en la situación laboral de la plataforma.

De hecho, sus empleados ya denuncian caos interno, problemas de comunicación y falta de liderazgo, entre otros problemas a nivel interno, como aseguran varios trabajadores de Twitter de manera anónima y recoge Wired.

"La situación interna de Twitter es una mierda". "No hay un liderazgo fuerte en este momento". "Toda la compañía va en piloto automático". "Creo que todo va a ser un desastre". Son las opiniones de 3 trabajadores de Twitter, uno de ellos decidido a dejar a la empresa, en declaraciones al medio citado.

Esta situación se produce después de que el CEO de Tesla, Elon Musk, retirase el viernes la oferta de compra de Twitter, por la que se había comprometido a pagar 41.000 millones de euros, después de que considerase que no había sido capaz de demostrar que tiene actualmente menos de un 5% de cuentas de usuario falsas.

Como respuesta, Twitter anunció que tomaría medidas legales para hacer cumplir a Musk el acuerdo de compra al que ambas partes accedieron en abril, tanto en cuanto a la cantidad como en el resto de aspectos.

Los empleados responsabilizan a Elon Musk de parte de la situación. "Me gustaría que alguien se lo haga pagar a Elon, porque creo que sienta un precedente arriesgado al permitirle entrometerse tanto, hacer caer las acciones y luego retirarse", como ha expresado uno de ellos.

La decisión de Musk de retirar su oferta por Twitter podría provocar pérdidas millonarias a los bancos de Wall Street

El 25 de abril, cuando se dio a conocer al acuerdo de compra, las acciones de Twitter alcanzaron su valor más alto en los últimos meses, hasta llegar a los 51,70 dólares.

Desde entonces, y ante la reticencia de Musk por las cuentas falsas de Twitter, el valor de sus acciones ha ido bajando progresivamente y el lunes, el primer día después del anuncio de la rescisión del acuerdo, se desplomaron hasta su punto más bajo desde marzo: 32,65 dólares.

A pesar de que Twitter ha pedido a sus empleados que no usen su propia plataforma para hablar sobre el proceso de compra, al mismo tiempo los trabajadores denuncian que la directiva no les dice nada más allá de los comunicado oficiales de que tomarán medidas legales contra Musk.

"Me enteré de la noticia de Musk a través de amigos, no a través de mi propia empresa, lo que ha sido un problema constante desde el principio", como critica uno de los empleados.

Twitter ya ha visto cómo varios de sus ejecutivos han abandonado la compañía tras la oferta de compra de Musk en abril y "la sensación internamente es que muchas personas van a seguir buscando otras ofertas de trabajo".

Una de las mayores críticas al liderazgo de Twitter tiene que ver con el conocido como Project Veritas, una iniciativa con la que buscaba que sus propios trabajadores no hablasen negativamente sobre Elon Musk.

"La moral está tan baja que ya nadie quiere estar aquí de todos modos", ha concluido uno de los empleados que ha hablado con Wired.

Otros artículos interesantes:

Todo lo que ha pasado en el caótico intento de compra de Twitter por Elon Musk

Cada vez más empleados abandonan Twitter debido a la compra de Musk, aunque la empresa sigue despidiendo a decenas de trabajadores

En la batalla judicial entre Twitter y Elon Musk, la red social tiene mucho que perder: "Los empleados podrían irse en masa"

Te recomendamos