Pasar al contenido principal

La UE afronta dividida en 3 bloques la negociación de su próximo presupuesto: amigos de la cohesión, austeros e indecisos

El primer ministro de Portugal, António Costa, el de Grecia, Kiriakos Mitsotakis, el presidente francés, Emmanuel Macron, el primer ministro de Luxemburgo, Xavier Bettel, y la canciller alemana Angela Merkel charlan en corrillos en una cumbre europea
El primer ministro de Portugal, António Costa, el de Grecia, Kiriakos Mitsotakis, el presidente francés, Emmanuel Macron, el primer ministro de Luxemburgo, Xavier Bettel, y la canciller alemana Angela Merkel.

Reuters

  • Los líderes de la UE se reúnen este jueves en Bruselas en un consejo extraordinario dedicado a negociar sobre el presupuesto comunitario para el periodo 2021-2027.
  • Por el momento, los 27 están divididos en 3 bloques; los 16 Amigos de la Cohesión, entre los que se encuentra España, los "4 frugales", que abogan por un presupuesto más austero, y los 7 países que aún no han hecho pública su postura.
  • El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, presentó la semana pasada una propuesta de presupuesto que fue rechazada tanto por los frugales como por los partidarios de reforzar los fondos de cohesión.
  • Esa propuesta de Michel incluía un recorte del 14% a la Política Agraria Común, una medida que el Gobierno ha señalado que es "por ahora insuficiente para llegar a un acuerdo".
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Los jefes de Estado y de Gobierno de los 27 se reúnen este jueves en Bruselas para negociar el Marco Financiero Plurianual, es decir, el presupuesto de la UE para el periodo entre 2021 y 2027. El encuentro se producirá en un consejo europeo de carácter extraordinario en el que los líderes comunitarios intentarán buscar un consenso entre los 3 bloques en los que se han dividido los países de la UE respecto a este tema.

Por una parte, 16 países del sur y este de Europa, entre los que se encuentra España, se han aliado en un grupo denominado Amigos de la Cohesión, que defiende mantener la dotación presupuestaria para la Política Agraria Común (PAC) y los fondos de cohesión. La mayoría de sus componentes de este grupo, como Portugal, Polonia, Hungría o los países bálticos, son perceptores netos de ayudas europeas.

Leer más: Se agrava el frenazo económico de la UE: la eurozona y Alemania crecen al ritmo más bajo en 7 años

En el otro extremo del debate se encuentra el grupo de los "4 frugales", formado por Dinamarca, Países Bajos, Suecia y Austria, que defiende rebajar el presupuesto hasta el 1% de la renta nacional bruta de los 27, mientras que los Amigos de la Cohesión y el Parlamento Europeo proponen elevarlo hasta el 1,3%. Estos 4 países, contribuyentes netos a las arcas comunitarias, apuestan por recortar la Política Agraria Comunitaria (PAC) y los fondos de cohesión para reforzar otras áreas como las políticas climáticas, migratorias o de defensa.

Mientras, las 3 principales economías de la UE, Alemania, Francia e Italia, no han desvelado todavía su posición en este debate, al igual que Bélgica, Irlanda, Finlandia o Croacia, que ostenta la presidencia de turno de la UE hasta julio. Sin embargo, tanto Alemania como Finlandia se han alineado tradicionalmente con los "frugales" para defender la austeridad presupuestaria, y el presidente francés Emmanuel Macron se ha desmarcado del debate, reclamando más inversión en tecnologías clave.

Para conciliar estas posturas, el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, presentó el día 14 una propuesta que incluye recortes del 14% en la PAC y del 12% en los fondos de cohesión, lo que generó el rechazo de España y los Amigos de la Cohesión, y que eleva la dotación del Marco Financiero hasta 1,09 billones de euros, que equivalen el 1,074% de la renta nacional bruta, superando el tope de los "4 frugales".

"Hay una negociación entre los Estados miembros según sus necesidades y sus prioridades, pero también las prioridades de la Comisión", aclara a Business Insider España Ilke Toygür, investigadora del Real Instituto Elcano. Esas prioridades de Bruselas para esta legislatura suponen más atención al cambio climático, el control de las fronteras o el desarrollo tecnológico en detrimento de la política agrícola y de cohesión.

Leer más: España se mantiene entre los 3 países de la UE con mayor porcentaje de trabajadores en riesgo de pobreza

El profesor de Economía en la Universidad de Comillas ICADE, Emilio González, destaca a Business Insider España que las discusiones sobre el presupuesto comunitario son habituales "desde la gran ampliación de la UE hacia el este entre 2004 y 2007". Además, coincide con Ilke Toygür en que "recortar la PAC ya era una tendencia para ir dando prioridad a otro tipo de gastos".

González recalca además que "la PAC ya ha cumplido su objetivo de asegurar la autosuficiencia alimentaria de Europa", por lo que ahora ya no se trata de "respaldar el volumen de producción, sino a las explotaciones agrarias y a su capacidad de modernización, y para eso se necesita menos dinero".

En su opinión, la PAC "ya ha cumplido sus fines" y será necesario buscar otras soluciones para los agricultores, fomentando su acceso directo al mercado, su organización en cooperativas de producción, transformación y comercialización de productos alimentarios o el desarrollo de productos transformados, poniendo como ejemplo a Alvalle, que surgió de una cooperativa murciana.

En lugar de la PAC, el profesor de Economía defiende que "la competitividad internacional ya depende de la economía digital", un terreno en el que defiende que "Europa debe subirse a la vanguardia tecnológica, a la revolución digital que está teniendo lugar, o vamos a ser dependientes de tecnológicamente de China y de EEUU y el modelo de vida europeo se va a terminar".

Leer más: El salario mínimo ha subido un 50% en España en la última década: así se compara con el resto de Europa

Emilio González asegura que "es muy importante la reorientación de los fondos de cohesión" hacia una apuesta por la revolución digital y por el cambio tecnológico. La economía digital, asegura el profesor, "es un elemento fundamental de oportunidad" para Europa, ya que permite descentralizar y apostar por infraestructuras relacionadas con el 5G y las nuevas tecnologías de la información.

La alianza inédita entre el sur y el este de Europa 

Respecto a la alianza inédita entre el sur y este de Europa en defensa de los fondos de cohesión, Ilke Toygür destaca que "en el Consejo cada país tiene su voto y tiene una voz más fuerte, digamos, si crea amistades y coaliciones con otros países; en algunos casos con países que no son amigos desde siempre", dado que se trata de receptores netos de las políticas que Bruselas podría acabar recortando.

Sin embargo, Emilio González apunta que la situación de España como receptor neto de fondos europeos podría cambiar próximamente. El profesor de la Universidad de Comillas aseguran que muchas comunidades "ya habían superado el umbral de renta del 75% del PIB, por debajo del que se tiene derecho a percibir esas ayudas", destacando que "nuestro proceso de convergencia con Europa ha concluido".

Por su parte, la investigadora del Real Instituto Elcano reconoce que no sabe si los Amigos de la Cohesión podrán frenar el recorte de ayudas, dado que "la UE está cambiando, cada legislatura se definen unas prioridades y las de esta legislatura ya están decididas" . Por ello, considera que la cumbre de este jueves no será una cumbre final, sino que los 27 "seguirán negociando".

Leer más: Un billón de euros en inversión y ayudas a los más dependientes de los combustibles fósiles: el plan de la Comisión Europea para que Europa sea la primera región neutra en carbono

Otra de las claves que destaca la investigadora Ilke Toygür es el "importante papel del Parlamento Europeo" en la aprobación del presupuesto comunitario, dado que "cada grupo tiene sus prioridades y quieren que las refleje el marco financiero", apuntando que los europarlamentarios "perdieron la guerra de los Spitzenkandidaten y ahora empieza una nueva guerra".

Toygür considera que "cuanto antes se ponga de acuerdo el Consejo, mejor, porque así habrá tiempo para negociar con el Parlamento Europeo, que han dicho que no van a aceptar cosas con las que no estén de acuerdo por presiones de tiempo". Por eso, considera que la fecha clave llegará antes del verano, teniendo en cuenta que la UE también está inmersa en la negociación comercial con Reino Unido.

Y además