No hay pruebas sólidas de que las vacunas provoquen cambios en el ciclo menstrual, pero eso no significa que sea imposible

Crystal Cox/Business Insider

  • Las personas están notando cambios en sus periodos tras la vacunación contra el COVID-19.
  • Las investigaciones sobre el tema son escasas, pero es probable que la respuesta inmunitaria a la vacuna y el estrés estén jugando un papel.
  • El estrés y los cambios de hábitos también pueden afectar a la menstruación, incluso si se toman anticonceptivos hormonales.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Cinco horas después de que Sam recibiera su segunda dosis de la vacuna COVID-19 de Pfizer, le vino la regla, unos 5 días antes de un ciclo que suele ser tardío.

Aunque puede soportar los efectos secundarios previstos tras la vacuna, como la fatiga y el dolor, el inesperado sangrado conmocionó a Sam, que es trans.

"Mi periodo ya me asusta normalmente, así que el hecho de que esto fuera algo que me iba a pasar y que no conocía me disgusta mucho", dice Sam, de 24 años, que ha pedido usar un seudónimo para proteger su privacidad.

Sí, puedes tener COVID-19 aunque te hayas vacunado: estas son las razones por las que aun así merece la pena

El periodo de Sam también fue más pesado que nunca y estuvo acompañado de fuertes emociones. "Solo recuerdo que sollozaba y pensaba: 'algo me pasa'", dice.

Al principio, Sam no relacionó su ciclo fuera de lo normal con la vacuna, pero cuando tecleó "periodo temprano" en Google, el motor de búsqueda se autocompletó con "periodo temprano después de la vacuna". Sam siguió leyendo algunos de los artículos y charlas sugeridos, y se dio cuenta de que había más experiencias así. 

"Sigo estando feliz de haberme vacunado", señala, "pero habría preferido saber esto [de antemano]".

Las vacunas COVID-19 afectan a los géneros de forma diferente: las mujeres tienden a experimentar efectos secundarios más graves y parecen tener un mayor riesgo de sufrir coágulos sanguíneos poco frecuentes relacionados con las vacunas de AstraZeneca y Johnson & Johnson's.

Las diferencias en el sistema inmune de los niños podrían explicar por qué se enfrentan mejor al COVID-19

Sin embargo, los expertos afirman que aún no hay pruebas suficientes para afirmar que la vacuna en sí misma provoque un cambio en la menstruación: podría estar relacionado con la respuesta de estrés del cuerpo a las inyecciones o a la pandemia, o ser simplemente una coincidencia.

La gente está contando sus cambios en la regla en las redes sociales 

Muchas personas han recurrido a las redes sociales para ver si alguien más está experimentando cambios menstruales inusuales después de recibir la vacuna.

https://twitter.com/mims/statuses/1382384216273514496?ref_src=twsrc%5Etfw

"Qué extraño, me vacuné hace tres semanas y he tenido la sensación de estar menstruando, pero hace 8 años que empecé con la menopausia. Estoy confundida", escribe una usuaria de Twitter.

"Los peores calambres que he tenido, la sensación de ligereza y el dolor de espalda", escribe otra usuaria de Twitter. "Esperando que sea solo esta vez después de mi segunda inyección de Pfizer".

Incluso las personas que toman anticonceptivos hormonales, que regulan su ciclo menstrual, han informado de cambios.

Los investigadores están empezando a estudiar si hay una relación

Los médicos no saben exactamente por qué, ya que la investigación sobre las vacunas y la menstruación es escasa, y sobre la vacuna COVID-19 y la menstruación, ninguna. Es poco probable que el manchado o el adelanto de la menstruación se detecten en los ensayos clínicos o se comuniquen a los CDC como efectos secundarios, sobre todo si la gente no asocia sus cambios menstruales con la vacuna.

"La falta de datos sobre los ciclos menstruales y las vacunas es exasperante", escribe la Dra. Jen Gunter, ginecóloga. "No me preocupan los efectos secundarios relacionados con la infertilidad o los abortos recurrentes, ya que esto ha sido bien estudiado para una variedad de vacunas. Pero saber sobre la irregularidad menstrual es tan importante como saber sobre la fiebre".

Por eso ahora, dos investigadoras que experimentaron ellas mismas cambios menstruales después de la vacuna están estudiando si las vacunas COVID-19 afectan a los períodos de las personas y cómo lo hacen.

La autoridad sanitaria de Estados Unidos recomienda paralizar la administración de la vacuna de Johnson & Johnson por el riesgo de trombos

"Nuestro estudio no puede decirnos nada sobre la prevalencia o el número de personas afectadas", dice al Chicago Tribune la coautora del estudio, Katharine Lee, investigadora postdoctoral de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington. "Lo que podemos hacer es buscar asociaciones y tendencias que nos ayuden a orientar lo que sería el siguiente estudio".

El estrés podría jugar un papel 

Hay algunas teorías que podrían ayudar a explicar lo que ocurre.

En primer lugar, la Dra. Kelly Culwell, ginecóloga y obstetra de San Diego, explica a Business Insider que el pinchazo estresa al organismo.

"Es necesario estresar el cuerpo para que se produzcan los anticuerpos, y los ciclos menstruales dependen en gran medida del estrés", dice. "Esto puede ser algo que sucede con otras vacunas también", añade, es solo que no hemos tenido una situación de vacunación masiva. 

Gunter también sospecha que los cambios en el periodo que se han notificado están relacionados con la forma en que la respuesta inmunitaria del cuerpo a la vacuna afecta al endometrio, o el revestimiento del útero que se engrosa durante la menstruación.

Crystal Cox/Business Insider

También es posible que haya factores más amplios en juego, como el inmenso estrés de vivir una pandemia, dice a Business Insider la Dra. Mary Rosser, directora del Programa Integrado de Salud de la Mujer del Departamento de Obstetricia y Ginecología de la Universidad de Columbia.

"Observando todo durante el último año y viendo a los pacientes llegar día tras día, tengo que decir que el estrés de todo el año ha sido probablemente el más estresante por el que ha pasado cualquier persona viva", señala.

El estrés puede afectar a la menstruación porque altera el modo en que el cerebro controla las hormonas que la mantienen regular. Incluso las personas que toman anticonceptivos hormonales pueden ver sus ciclos alterados por el estrés, según ha explicado ya a Business Insider la doctora Jessica Shepherd, ginecóloga y obstetra de Dallas.

Cómo se ha convertido el Instituto Serum de la India en el mayor fabricante de vacunas y cómo puede ser la clave para que las dosis lleguen a todo el planeta

"Hay una especie de tira y afloja entre la respuesta normal de tu cuerpo y lo que el anticonceptivo está proporcionando en forma de hormonas", dijo Shepherd. "Así que cuando pasas por un periodo de estrés, eso puede alterar tus hormonas de funcionamiento normal y puede causar un cambio en la forma en que tu cuerpo responde a la anticoncepción que estás tomando".

Si a esto le sumamos la alteración de los patrones de sueño, alimentación y ejercicio, así como la pérdida o el aumento significativo de peso, no es de extrañar que los flujos de las personas se desajusten. "No creo que esto se deba directamente a la vacuna COVID, sino a todo lo que la rodea", afirma Rosser.

Un periodo irregular ocasional no es preocupante

Dice que no es preocupante que un ciclo o dos sean irregulares cada año, pero si el tuyo no vuelve a la normalidad después de uno o dos periodos, consulta a un médico. Otros trastorno, como el síndrome de ovario poliquístico, el hiper o hipotiroidismo, los pólipos uterinos o los fibromas, podrían ser los culpables.

"Incluso fuera de COVID, muchas veces cuando veo a las mujeres, cualquiera que sea su condición o estado de enfermedad, piensan que podrían ser las únicas que están pasando por eso", dice Shepherd. "Así que sigue siendo importante transmitir ese mensaje de que no están solas en su viaje". 

Otros artículos interesantes:

La importancia del comportamiento de las personas en la propagación del COVID-19: un pequeño grupo de la población tiene hasta 4 veces más contactos que el resto

Que no hayas experimentado efectos secundarios no significa que la vacuna no esté funcionando

Por qué no deberías comparar vacunas: qué significa exactamente la eficacia de Moderna, Pfizer, Johnson & Johnson o AstraZeneca