Las vacunas de Pfizer y Moderna son efectivas contra la variante lambda del coronavirus, según un nuevo estudio

Vacunación con Pfizer.

REUTERS/Jose Luis Gonzalez

  • Una investigación realizada en Estados Unidos ha confirmado que las vacunas y el suero convaleciente siguen siendo efectivos contra la nueva variante del coronavirus. 
  • Lambda, nombre con el que se ha dado a conocer a la nueva variante C.37, podría hacer a los huéspedes más susceptibles a la reinfección, resistir a los anticuerpos y contagiar más efectivamente.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Las vacunas de ARN mensajero, como las candidatas desarrolladas por Pfizer-BioNTech y Moderna, son efectivas contra la nueva variante del coronavirus lambda, según un nuevo estudio.

Los investigadores, de la Escuela de Medicina Grossman de la Universidad de Nueva York (Estados Unidos), han evidenciado que tanto las vacunas como el suero convaleciente hacen que el virus con la proteína pico lambda sea más inefectivo y sea neutralizado por los anticuerpos de ambas terapias. 

"Los resultados sugieren que las vacunas en uso actual seguirán protegiendo contra la variante lambda y que la terapia con anticuerpos monoclonales seguirá siendo eficaz", aseguran los autores del estudio no revisado por pares, publicado en bioRxiv.

La variante Lambda entra en España: 5 cosas que necesitas saber sobre esta cepa más contagiosa y con capacidad para evadir las vacunas

Conforme a los hallazgos del estudio, el virus con el linaje C.37 es 3 y 2,3 veces más resistente a la vacuna BNT162b2 de Pfizer-BioNTech o la vacuna mRNA-1273 de Moderna, respectivamente. 

Para el suero convaleciente la nueva forma del virus es 3,3 veces más resistente a la neutralización, en comparación con D614G, que se volvió dominante en los inicios de la pandemia de COVID-19. Asimismo, para los anticuerpos monoclonales de Regeneron, REGN10933 y REGN10987, el virus pico C.37 es aproximadamente 3,6 veces más persistente. 

Pero los expertos defienden que probablemente esto no dé como resultado una pérdida significativa de protección contra la infección o el paso de moderado a grave del COVID-19. 

"Los hallazgos destacan la importancia de la adopción generalizada de la vacunación, que protegerá a las personas de la enfermedad, reducirá la propagación del virus y ralentizará la aparición de nuevas variantes", concluyen los autores del estudio, que reconocen que la aparición de nuevas mutaciones todavía podría poner en jaque a las vacunas actuales.  

Algunos vacunados están muriendo tras contagiarse de la variante Delta, pero los científicos no están sorprendidos: los datos confirman que las vacunas funcionan

El linaje C.37 del SARS-CoV-2 ha sido reconocida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como una nueva variante de interés —que no de preocupación, como las alteraciones Delta o Alpha del coronavirus—.  

Dos mutaciones localizadas en la proteína pico o espiga del SARS-CoV-2 —con la que el coronavirus se adhiere al receptor de las células humanas— pueden contribuir a su transmisibilidad, hacer a los huéspedes más susceptibles a la reinfección y resistir a los anticuerpos naturales o estimulados por las vacunas desarrolladas contra el COVID-19.

Se ha extendido considerablemente por varios países de América del Sur: Perú —donde se identificó por primera vez entre agosto y diciembre de 2020 —, Chile, México, Argentina, Ecuador y Colombia. 

En España se han detectado 53 casos relacionados, pero se estima que representa menos del 1% de los positivos

Otros artículos interesantes:

Las 11 cosas que los expertos no recomiendan hacer si te vacunas en verano

La vacuna de Moderna produce anticuerpos contra las variantes emergentes del coronavirus, incluida la Delta

13 síntomas silenciosos de las vacunas contra el COVID-19