Ventajas y riesgos de las subastas de viviendas: todo lo que debes saber

Hombre entregando una vivienda
Getty
  • Comprar una vivienda en una subasta judicial presenta una gran ventaja: el precio es hasta un 50% menor de lo que fija el mercado.
  • Sin embargo, hay otros inconvenientes que se deben tener en cuenta antes de lanzarte a adquirir un inmueble embargado.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Participar en una subasta de vivienda puede ser una buena idea si sabes cómo funciona. Se trata de una alternativa para conseguir un inmueble barato, y si estás atento a los diferentes anuncios que se publican en el portal oficial del BOE encontrarás oportunidades tarde o temprano.

Según explica el portal Idealista, comprando una vivienda en subasta judicial puedes ahorrar hasta un 50% respecto al precio que fija el mercado, sin duda un precio más bajo que recurriendo a otros métodos.

Pero adquirir un inmueble en una subasta también tiene ciertos riesgos, y es necesario conocer tanto las ventajas como los inconvenientes para saber si merece la pena o no lanzarte a por una vivienda embargada que se vende en subasta.

Lo primero que debes saber es que toda la normativa de esta modalidad de compra aparece registrada en la ley de Enjuiciamiento Civil, por lo que cualquier duda al respecto debe ser consultada en dicho documento.

La aventura de comprar casa en 2021: la demanda volverá a crecer y se diversificará, pero la evolución de los precios sigue siendo una incógnita

A continuación, se explican las ventajas y desventajas de comprar un inmueble en una subasta:

Ventajas de comprar una vivienda en una subasta

La principal ventaja de adquirir un piso o una casa en una subasta judicial es su bajo precio: hasta un 50% más barato de lo que vas a encontrar recurriendo al mercado tradicional.

Otro punto a favor es que te ahorras algunas gestiones, por ejemplo la tasación del inmueble, que ya ha sido realizada por el banco.

También es posible solicitar una hipoteca o un préstamo para hacer frente al coste total de la operación, si es que no puedes hacerlo en los 20 días de plazo que concede la ley desde que te adjudican la vivienda.

El propio sistema es también atractivo y sencillo, ya que sólo tienes que registrarte en el portal de subastas del BOE e ir mirando los anuncios que aparecen en cada provincia, siendo un trámite que se completa telemáticamente sin salir de casa.

Desventajas de comprar una vivienda en una subasta

Uno de los grandes inconvenientes de participar en una subasta de vivienda es que con cada puja debes abonar un depósito, que es del 5% del precio total del inmueble por el que estás subastando.

Este depósito se devuelve si pierdes la puja, y cuenta como parte del coste ya abonado de la vivienda en caso de que la ganes. Pero si recibes la adjudicación y por algún motivo la rechazas debes saber que vas a perder ese 5%.

Además, una vez se adjudica la subasta dispones de un plazo de 20 días para pagar el 95% restante, por lo que debes tener capacidad económica suficiente como para afrontar el gasto en un período tan breve de tiempo. Como se indica en el anterior apartado, es posible acceder a préstamos, pero resulta recomendable abonar la totalidad en los 20 días.

Por último debes saber que la vivienda se entrega tal y como ha sido embargada, de modo que puede necesitar reparaciones que tengas que costear de tu bolsillo. 

Al ser un inmueble embargado también es posible que tengas problemas con los antiguos dueños: existe la opción de que se hayan quedado allí ilegalmente y que tengas que encargarte del proceso de desalojo, un trámite que puede llevar meses.

Otros artículos interesantes:

Si quieres comprar piso o casa, los próximos meses van a ser un buen momento

De 1.000 a 360.000 euros al mes: así son por dentro los pisos de alquiler más caros de España por provincias

El único caso con el que puedes desgravar por una hipoteca que firmes hoy

Te recomendamos

Y además