Pasar al contenido principal

Xi Jinping visita España: 5 claves para entender las relaciones comerciales con China

El presidente de China, Xi Jinping
El presidente de China, Xi Jinping Reuters
  • El presidente chino Xi Jinping visita esta semana España dentro de una gira por 4 países antes de que se celebre la próxima reunión del G20, que se inicia este viernes en Argentina.
  • Xi busca recabar apoyos internacionales para hacer frente a la guerra comercial iniciada por el presidente de EE.UU., Donald Trump.
  • Las relaciones económicas entre China y España están marcadas por el aumento constante del déficit comercial en favor de Pekín.

Este martes, el presidente chino Xi Jinping inicia una visita oficial a España de dos días, que supone el primer viaje de Estado de un mandatario del gigante asiático a nuestro país en los últimos 13 años cuando se cumplen 45 años de relaciones bilaterales. Dado el alto perfil diplomático de la visita, Xi será recibido por el jefe de Estado, Felipe VI, y el jefe de Gobierno, Pedro Sánchez.

De hecho, el presidente chino y su esposa Peng Liyuan serán agasajados por los reyes con una cena de Gala a su llegada a Madrid, además de ser recibidos por Sánchez en La Moncloa y de visitar el Senado, en el que Xi Jinping recibirá las medallas de Congreso y de la Cámara Alta. Además, también visitará el Ayuntamiento de Madrid, en el que la alcaldesa Manuela Carmena le entregará la Llave de Oro de la Villa.

Más allá del protocolo, la visita oficial de Xi a España forma parte de una gira de 9 días en la que recorrerá también Portugal, Panamá y Argentina.

Este viaje está centrado en conseguir apoyos con los que afrontar la guerra comercial que inició el presidente de EE.UU., Donald Trump, al imponer aranceles sobre miles de productos chinos como respuesta a políticas comerciales supuestamente abusivas por parte de Pekín.

Leer más: España sufriría más pérdidas si China pierde la guerra comercial que si EE.UU. impone aranceles a la UE

De hecho, la gira concluirá en Argentina, donde Xi se verá las caras con Trump a partir del viernes en la decimotercera Cumbre del G20 que tendrá lugar este fin de semana en Buenos Aires. Antes de esa reunión de las 20 principales economías mundiales, el presidente chino intentará aglutinar apoyos internacionales con los que hacer frente al proteccionismo estadounidense.

Más allá de la dimensión global de esta visita, la llegada de Xi Jinping a España servirá para reforzar la asociación estratégica entre ambos países, firmada en 2005 y que ha fomentado el desarrollo de las inversiones chinas en territorio español y la internacionalización de empresas de nuestro país en el gigante asiático.

Estas son las 5 claves principales de las relaciones comerciales entre Pekín y Madrid.

El desequilibrio histórico de la balanza comercial

Balanza comercial entre China y España entre 2015 y 2017
ICEX/Estacom

Según la agencia oficial china Xinhua, el volumen del comercio entre España y China ha pasado de 10,5 millones de euros en 1973, año en el que se establecen relaciones diplomáticas entre ambos países, a más de 27.100 millones de euros el año pasado. Así, China es el primer socio comercial extracomunitario de España, mientras España es el sexto socio comercial europeo para Pekín.

Sin embargo, esta relación comercial está marcada por el desequilibrio entre las importaciones de productos chinos y las exportaciones españolas.

El ICEX resalta que el déficit comercial cerró 2017 en los 19.404 millones de euros, un 2,3% más que el año anterior, y ha crecido en los 9 primeros meses de 2018 hasta 15.052 millones, un 3,1% interanual más.

El peso de las importaciones tecnológicas, industriales y de consumo chinas

Importaciones españolas a China
ICEX/Estacom

El ICEX destaca que en 2017 se registraron 25.662 millones de euros en importaciones de productos chinos, mientras que entre enero y septiembre contabilizaron 19.716 millones. En ambos casos, China supone más de un 8% del total de las compras al exterior que se realizan desde España. 

Desglosando por productos, destacan los productos industriales y tecnológicos, que suponen más de la mitad del total y superaron en 2017 el volumen de los 13.000 millones de euros. Dentro de esa categoría, los equipos de telecomunicaciones, las máquinas de tratamiento de datos y las videoconsolas muestran los mayores incrementos interanuales.

Leer más: Este puede ser el último Black Friday realmente barato en EE.UU. debido a la guerra comercial de Trump con China

El limitado impacto del crecimiento de las exportaciones españolas a China

Categorías de exportaciones de España a China
ICEX/Estacom

Las exportaciones españolas hacia China han crecido, tanto en 2017, con un alza del 28,3% interanual, como en los primeros 9 meses de 2018, en este caso un 1,8% más. Sin embargo, solo un 2,2% de las ventas españolas al exterior tienen como destino al gigante asiático, mientras que se mantiene el desequilibrio frente a las importaciones, que tuvieron un volumen casi 5 veces mayor en 2017.

España exporta a China principalmente productos industriales y tecnología, entre los que destacan el cobre, los equipos componentes y accesorios de automoción, el cinc y los productos de farmaquímica.

También hay que destacar la importancia creciente de productos agroalimentarios como el vino, la carne de porcino congelada o el aceite de oliva.

El bajo potencial del comercio de servicios

Una turista china toma un café en una terraza
Getty Images

Uno de los capítulos en los que la balanza comercial se inclina hacia España es el del comercio de servicios. Así, la Encuesta de Comercio Internacional de Servicios del INE, muestra que el año pasado 2.177 empresas españolas exportaron servicios a China por valor de 739,1 millones de euros, más de un 15% más, mientras que 2.761 compañías locales importaron servicios valorados en 633,9 millones de euros, más de un 25% más.

Sin embargo, el ICEX advierte de que ese volumen "está por debajo de su potencial, en gran parte debido a las restricciones y limitaciones existentes para la prestación de servios por empresas extranjeras, como es el caso de los servicios legales, financieros, educativos y de agencias de viaje. 

Leer más: La UE aprueba un plan conjunto para frenar la avalancha de inversores chinos

La importancia de las inversiones chinas en España

La inversión directa de China en España
ICE/DataInvex

Respecto a la inversión bilateral, hay que destacar las importantes fluctuaciones en la llegada de capitales desde el gigante asiático. Así, la inversión bruta de China en España pasó de 1.119 millones de euros en 2016 a solo 91 millones en 2017, aunque en el primer semestre de 2018 se han vuelto a recuperar niveles de años anteriores, hasta sumar 1.064 millones de euros en seis meses.

El ICEX destaca que China es el país número 11 por inversiones en España, mientras que las inversiones españolas en el gigante asiático colocan a China en el puesto 24 por entrada de capital español.

Entre las actividades a las que más dinero chino está llegando, destacan las sanitarias, que acapararon un 56% de lo invertido el año pasado, seguidas de la construcción y el comercio minorista.

Y además