10 enfermedades reales tan extrañas que creerás que son ficción

Escena de la película Glass.
Escena de la película Glass.

TV

  • Creer que eres un animal, sentir que el tiempo se detiene, recordarlo absolutamente todo... Hay enfermedades que parecen de película, pero no: son reales. 
  • Hay una enfermedad rara tan moderna que aún no se ha decidido si es enfermedad real o no: es una especie de alergia a las ondas que transmiten dispositivos modernos como móviles o routers.
  • Descubre más historias en Business Insider España.
Primero en Upday Cintillo

Te vas a dormir hablando normal pero te despiertas con un perfecto acento francés. De repente, no sientes nada de dolor o ocurre todo lo contrario y puedes sentir lo mismo que está sintiendo la persona que observas. O de golpe los objetos más cercanos se encogen o te sientes como un gigante entre enanos. No, nada de esto es la sinopsis de una película de ciencia ficción: son enfermedades tan reales como extrañas y poco frecuentes. Aquí tienes diez de ellas.

1. La enfermedad que cambia tu acento de la noche a la mañana

Malentendidos
Getty

Imagina despertar un día con un acento exótico de otro país que jamás has visitado. Imagina que tu forma de hablar cambia tanto que toda persona nueva que conozcas se crea que vienes de Rusia, Croacia o de algún país asiático. Hasta el punto que no te creerían cuando les dijeras que no has salido de España.

Este es el resultado de la rarísima enfermedad conocida como el síndrome del acento extranjero. La persona afectada sigue hablando su lengua materna, pero su pronunciación ha cambiado literalmente de la noche a la mañana, de forma que parece extranjera.

Este síndrome no es peligroso para la salud del paciente, pero inevitablemente hará que se sienta alineado o que pueda sufrir burlas o malentendidos. El acento accidental se produce como efecto secundario de una lesión cerebral o de un derrame. Por ahora, se desconoce alguna forma de revertir dicho acento.

En el vídeo de aquí abajo tienes un fragmento de un programa australiano donde se explora la vida de tres personas con síndrome del acento extranjero.

2. Las enfermedades que te convierten en hombre lobo (por dentro y por fuera)

Hombres lobo
Getty

Los hombres lobo existen, solo que la verdad detrás de ellos tiene una base médica. Existen dos enfermedades rarísimas que son la causa detrás de las leyendas de estos seres a medio camino entre el ser humano y las bestias.

La primera es la hipertricosis o síndrome del hombre lobo. Consiste en la aparición de excesivas cantidades de pelo en lugares del cuerpo y de la cara que no suelen tener vello. Además, este es largo y velloso. Solo se suelen salvar las palmas de las manos y las plantas de los pies. Como resultado, las personas con hipertricosis pueden parecer monstruos, bestias antropomórficas. 

Por otro lado, existe un trastorno conocido como licantropía clínica. Aquí no hay cambios físicos apreciables. El paciente sufre delirios y cree que puede transformarse en un animal (o necesariamente un lobo). Se cree que este trastorno podría ser una forma de proyectar sensaciones reprimidas de carácter agresivo o sexual.

Una genial película que explora la licantropía clínica hasta sus consecuencias más dramáticas es Cisne negro, con Natalie Portman a la cabeza del reparto.

A modo de dato curioso (y tétrico), el primer asesino en serie de la historia de España fue un `hombre lobo´. Su nombre era Manuel Blanco Romasanta, sufría de licantropía clínica, y se había creado la historia de que se transformaba en hombre lobo por una maldición. Cuando fue atrapado por la justicia, logró reducir su cadena perpetua a cambio de ser investigado por un médico francés para descubrir si podía curar su enfermedad

3. La enfermedad que podría haber inspirado Las aventuras de Alicia en el país de las maravillas

Alicia en el país de las maravillas
Disney

¿Recuerdas aquellas escenas de Las aventuras de Alicia en el país de las maravillas donde la protagonista cambiaba constantemente de tamaño tras tomarse pociones mágicas, pasteles y otros objetos de procedencia dudosa? Pues alguien que sufre de micropsia vive situaciones similares: experimenta una distorsión en la percepción de los objetos.

Un paciente con este trastorno puede ver a los objetos más pequeños de lo que son, más grandes, más cercanos, más lejos… Además, se produce una distorsión en la percepción temporal. El afectado puede tener la sensación de que el tiempo se acelera o se ralentiza hasta casi quedar estático.

Su nombre va más allá de la referencia literaria. El trastorno tiene el apodo de Alicia porque se cree que Lewis Carroll, autor de las dos novelas sobre esta niña y su país de las maravillas, sufría dicha enfermedad y de ahí pudo inspirarse.

He aquí un testimonio de un adolescente que sufría este trastorno, extraído de su entrada en Wikipedia:

“De repente, los objetos aparecen pequeños y distantes, o grandes y cercanos. Siento como se me hiciese más pequeño, como si me encogiera. Y al mismo tiempo el tamaño de las personas no supera mi dedo índice. (...) Ocasionalmente sufro ataques de migrañas y dolores de cabeza asociados con enrojecimiento de los ojos, destellos de luces y un sentimiento de vértigo. Sin embargo, siempre soy consciente de los cambios intangibles en mí y mi entorno”.

4. La enfermedad que elimina todo dolor físico

Dolor físico
Getty

¿Qué opinión tienes del dolor físico? Puede que lo veas como una molestia, como un mal innecesario. Pero este tipo de dolor tiene una utilidad que suele pasar desapercibida: te avisa cuando has expuesto tu cuerpo a unas condiciones extremadamente peligrosas y cuando debes salir de la situación para evitar daños graves o, directamente, la muerte. 

Las personas afectadas con la rara condición conocida como estabilidad congenital al dolor carecen de esta alarma tan útil para la supervivencia. Y es que ni han sentido ni jamás sentirán el dolor físico. Morirán sin saber qué es.

El problema es que como las personas con esta enfermedad no sienten dolor, no saben que están en peligro y suelen morir jóvenes debido a accidentes que les había pasado inadvertidos, como quemaduras en alguna aparte de su cuerpo. 

La ficción ha utilizado puntualmente esta enfermedad. Por ejemplo, la saga de películas de James Bond (sus antagonistas son un desfile velado de trastornos extraños, por cierto) tuvo a un villano incapaz de sentir dolor. En una de las escenas de la película en la que salía (El mundo nunca es suficiente), utilizaba su extraña condición para dar una lección a sus sicarios.

5. La enfermedad que te obliga a sentir el dolor de los demás

Empatía
Getty

Del negro al blanco: de no sentir dolor a sentir el dolor de los demás. La sinestesia tacto-espejo es una condición que obliga a quien la padece a experimentar la misma sensación que está sintiendo otra persona. El paciente debe estar observando a esa persona para convertirse en un curioso espejo cinestésico.

Muchas personas que han sufrido o sufren de sinestesia tacto-espejo han sufrido amputaciones. De ahí que se haya establecido una conjetura que aún se tiene que probar: como los amputados suelen experimentar sensaciones fantasmas en la extremidad amputada (el famoso `dolor fantasma´), podrían ser más propensos a experimentar sensaciones que están siendo observadas y no vividas.

Se cree además que esta dolencia podría estar relacionada con las neuronas-espejo, cuya función es ayudar a bebés y niños a aprender a desarrollarse usando a sus padres de modelos a seguir.

El consumo moderado de alcohol también es malo para la salud y puede provocar estas 5 enfermedades

6. La enfermedad que produce alergia al agua

Alergia al agua
Getty

¿Te preocupan las posibles reacciones alérgicas de las vacunas del coronavirus? Hay alternativas paores. ¿Te imaginas tener alergia al agua? Pues eso es lo que es la urticaria acuagénica. Cuando la piel del enfermo entra en contacto con el agua (por muy breve que sea ese contacto), sufre una erupción urticaria. Dentro de la seriedad de la situación, los efectos remiten al cabo de una media hora y suelen ser síntomas leves.

El problema radica en cómo altera drásticamente la vida de una persona con este tipo de urticaria. Un caso reciente apareció en CNN: una mujer británica que solo puede beber Coca Cola y bebidas de este tipo, solo aguanta 10 segundos bajo la ducha y no puede salir de casa si llueve o si la previsión meteorológica pronóstica lluvia.

7. La enfermedad que te obliga a comer tierra, tiza, yeso...

Comer de todo
Getty

Una fagia es un trastorno de la conducta de alimentación. Por ejemplo, alguien con geofagia tiene la obsesión por comer piedras. La micofagia es el trastorno de los que solo quieren comer hongos.

Quizás una de las fagias más raras y peligrosas es la pica. Un enfermo con pica siente la irresistible necesidad de comer o lamer sustancias no nutritivas como tierra, tiza, yeso, hielo, virutas de pintura, pegamento, moho, cenizas de cigarrillo… en general, todo lo que carezca de valor alimenticio.

El nombre de `pica´ viene precisamente del vocablo latín para referirse a la urraca: pica pica. Y es que las urracas son aves conocidas por consumir sustancias incomestibles. En ese sentido, la enfermedad pica no es exclusiva de los seres humanos: se han detectado caballos, perros, loros, elefantes… obsesionados por comer sustancias no nutritivas.

5 alimentos que pueden potenciar el riesgo de que tengas Alzheimer, según los médicos

Por ahora, la causa de la pica es desconocida. Se ha logrado por eso establecer un vínculo entre este trastorno y la falta de hierro o de zinc. En algunos casos, la ingesta de hierro o zinc ha conseguido mitigar la pica, aunque no desaparece del todo. En muchas ocasiones no hay más remedio que establecer una vigilancia constante del paciente.

Hace un par de años se estrenó una película inspirada en pica: Swallow, un thriller sobre una mujer que empieza a obsesionarse por consumir objetos peligrosos. Detrás de la obsesión se esconde un oscuro secreto.

8. La enfermedad que te hace creer que te va a estallar la cabeza

Sin cabeza
Getty

¿Conoces la expresión `siento que me va a estallar la cabeza´? Puede que la hayas utilizado alguna vez. Pues bien: existe un síndrome con este mismo nombre, la de la cabeza explosiva.

La buena noticia es que no es literal. La mala es que para la persona que lo sufre es como si fuera literal.

Este síndrome forma parte de los desórdenes del sueño o disomnias. El paciente siente un sonido extremadamente fuerte, como un estallido que ocurre dentro de su cabeza, y solo de tanto en cuanto puede venir acompañado de dolor. Al ser una disomnia, suele producirse al intentar conciliar el sueño.

Médicamente, es inofensivo. Pero los que lo experimentan sienten angustia, terror e impotencia. Por suerte, desaparece de la misma forma que apareció: de repente, espontáneamente. Cuando más está convencido el paciente de que no es una explosión real, más rápido se va.

9. La enfermedad que logra que lo recuerdes absolutamente todo

Memoria perfecta
Getty

¿Cómo vas de memoria? ¿Recuerdas el último plato que has comido? ¿El cumpleaños de tu pareja o tu amistad más querida? Si alguna vez has deseado tener una memoria prodigiosa, puede que se te pasen las ganas tras descubrir la hipertimesia o síndrome hipermnésico.

Si la amnesia es la pérdida de memoria, la hipertimesia es la evocación perfecta, anormalmente grande e inusualmente detallada de todo el pasado personal del paciente. Dile una fecha y hora a una persona hipermnésica y te dirá exactamente qué estaba haciendo, incluso evocará detalles triviales como el clima, si alguien pestañeaba o el color de una pared.

No lavarse las manos fomenta la propagación de enfermedades, según un estudio

El problema es que este trastorno puede convertirse en una obsesión incontrolable y sin pausa. Imagina estar recordando permanentemente todo lo posible, no poder saltarte ni un solo detalle. Literalmente no queda espacio para la imaginación.

Posiblemente el hipermnésico más famoso de la ficción sea el hombre que lo recordaba todo en Los 39 escalones, el thriller de Alfred Hitchcock que asentó escuela. Esta película abre y cierra con un hombre capaz de registrar unos 50 detalles nuevos cada día.

10. La ¿enfermedad? que se activa si coges el móvil

wifi
Getty

En un mundo actual donde si no tienes móvil no eres nadie, ¿te imaginas sentir alergia a tu smartphone o al wifi? 

La hipersensibildiad electromagnética o electrohipersensibilidad es un padecimiento tan reciente que la OMS no la reconoció oficialmente hasta 2004. 

Los afectados con este padecimiento (se desconoce todavía que es exactamente, de ahí la etiqueta de `padecimiento´) no pueden exponerse a campos electromagneticos de baja intensidad provocados por antenas de telefonía, líneas de alta tensión… Si lo hacen, el tejido de su piel se calienta.

Ahora bien, al ser la enfermedad más actual del listado, se desconoce si es realmente una enfermedad. Se cree que podría ser un trastorno cognitivo-conductual o un nocebo. Un efecto nocebo es lo contrario a un efecto placebo: el paciente cree tan fervientemente que algo le hará daño (como la exposición a campos electromagnéticos) que su cuerpo acaba reaccionando como si realmente fuera cierto.

Otros artículos interesantes:

El desarrollo de las vacunas ha ocurrido una velocidad sin precedentes: qué significará para otras enfermedades

6 preguntas sobre el coronavirus para hacer en una app de citas antes de quedar en persona, según un experto en enfermedades infecciosas

Las dietas ricas en café, vino tinto y verduras de hoja verde reducen la inflamación y el riesgo de padecer enfermedades cardíacas

Te recomendamos

Y además