10 motivos por los que los reclutadores te siguen rechazando en entrevistas de trabajo

Un hombre trabaja en el ordenador desde casa.

Getty Images

Que te rechacen en un proceso de selección para un puesto de trabajo no es fácil. 

Has enviado tu solicitud y te has esforzado mucho en tu carta de presentación. Has pasado varias horas solicitando un nuevo puesto y ahora estás esperando que alguien de la empresa se ponga en contacto contigo.

Entonces llega el correo electrónico con las siguientes palabras: "Lamentamos informarle de que...".

Otro rechazo. 

Hay muchas razones por las que puedes recibir un rechazo de este tipo. A veces se debe a factores que escapan a tu control. Otras veces, sin embargo, se debe a que hay cosas que mejorar

Estas son algunas de las principales razones por las que no te cogen en las entrevistas de trabajo, según la plataforma de empleo kununu.

1. La solicitud no está completa

Comprueba bien qué documentos tienes que presentar a la empresa. Los profesionales de recursos humanos reciben muchos currículums. Por eso, antes de ocuparse de cada uno de los potenciales candidatos, tienen que clasificarlos. Durante este paso, las solicitudes con errores se filtran y se rechazan.

Asegúrate también de que tu solicitud causa una buena primera impresión. Debe estar en consonancia con el aspecto del puesto de trabajo al que se opta. Por ejemplo, las cartas de presentación para una agencia creativa o un puesto de contable pueden tener un aspecto muy diferente. 

2. Tus expectativas salariales no son realistas

Si se te pide que indiques un salario estimado en la solicitud, debes asegurarte de poner una cifra adecuada para el puesto. 

Soy un reclutador senior de Silicon Valley y sé que los mejores candidatos no mencionan datos cuando negocian su sueldo: esto es lo que hacen en su lugar

Investiga la empresa y el sector en webs de comparación para encontrar cuánto ganan los empleados con tu nivel de experiencia y en funciones similares.

3. Tus calificaciones o cualidades no coinciden con el puesto

Tienes que comprobar cuidadosamente los requisitos de cada puesto de trabajo que solicitas para asegurarte de que tienes las cualificaciones adecuadas. 

Muchas empresas enumeran requisitos básicos como una determinada titulación, experiencia laboral y conocimientos de idiomas. También enumeran las aptitudes o cualificaciones preferidas, como conocimientos en un campo determinado, formación avanzada o aptitudes interpersonales. 

15 características que comparten los empleados que consiguen ascender rápidamente en su puesto de trabajo

Si sólo tienes algunos de los requisitos básicos y ninguno de los preferidos, probablemente el trabajo no es para ti. 

También puede que superes los conocimientos y la experiencia que se requieren para el puesto. Si estás sobrecualificado para un puesto, los reclutadores pueden rechazarte

Las personas sobrecualificadas suelen tener expectativas salariales elevadas y cambian rápidamente de trabajo. Debes asegurarte de que las funciones del puesto son variadas y al menos tan exigentes como las de tu último trabajo.

4. Aún no tienes mucha experiencia laboral

Si, por el contrario, acabas de terminar tus estudios y estás buscando tu primer empleo, es poco probable que consigas el primer puesto que solicites.

Muchas empresas exigen cierta experiencia laboral. Esto puede ser frustrante, pero no debe impedirte seguir solicitando empleo.

17 trabajos en los que no necesitas tener experiencia para conseguir un contrato

Lo mejor es buscar puestos que mencionen puestos de nivel inicial o de beca o formación en el anuncio.

5. Tu solicitud llegó demasiado tarde 

Algunas empresas tienen un largo proceso de selección y siguen dejando los anuncios de empleo online aunque ya estén entrevistando a los candidatos adecuados. Por lo tanto, es posible que el momento de la solicitud no sea el adecuado. En este caso, el rechazo no tiene nada que ver con tus habilidades o cualificaciones, sino con la comunicación de la empresa.

Si te rechazan porque ya se han encontrado candidatos adecuados, puedes pedir que te informen sobre tu candidatura. Algunos reclutadores se tomarán la molestia de darte información sobre si podrías haber sido preseleccionado o qué habrían echado en falta. 

Lo más importante es que no te desanimes y que te sigas presentando a otros puestos vacantes, porque el momento adecuado llegará.

6. No estabas preparado para la entrevista

La entrevista permite a la empresa conocerte mejor. También es una oportunidad para que evalúes si la empresa y el puesto de trabajo cumplen tus expectativas

Debes informarte bien sobre la compañía antes de la entrevista para poder hacer preguntas. Además, tu entrevistador puede hacerte preguntas sobre la propia empresa. Si no estás preparado, parecerás poco profesional y como si no estuvieras interesado en tu posible futuro empleador.

7 autosabotajes que cometes en una entrevista de trabajo y que provocan un fracaso estrepitoso, según un reclutador con 20 años de experiencia

Los reclutadores suelen recomendar que investigues dónde quiere crecer la empresa y cómo podría querer expandirse. Puedes utilizar esta información en la entrevista para mostrar cómo tus habilidades y experiencia podrían ayudar a la empresa con sus planes de futuro.

Además, prepárate para las preguntas que suelen hacerse en las entrevistas. Por ejemplo, los reclutadores suelen preguntar sobre los puntos fuertes y débiles o quieren conocer tus expectativas de futuro. 

7. No puedes demostrar tus cualificaciones

Tienes que ser capaz de presentar cualquier certificado, diploma o premio que te pidan.

Causa una mala impresión a los reclutadores si afirmas cosas que no pueden verificar. Esto no se limita a tu certificado de estudios o premios académicos. Si afirmas que trabajas bien en equipo o que eres un gran líder, por ejemplo, tienes que poder dar ejemplo de ello.

8. No encajas con el equipo

Tu currículum y tus cualificaciones pueden ser perfectos para el puesto, pero eso no importará si no encajas con el equipo. Las empresas conocen la importancia del trabajo en grupo. Si el reclutador considera que no encajas en la plantilla de la compañía, es probable que no consigas el trabajo.

50 frases para motivar a tus empleados y fortalecer el trabajo en equipo

Saber si un candidato encaja bien en el equipo es una de las preguntas más importantes que deben hacerse los responsables de RRHH en el proceso de contratación.

Algunas personas simplemente no trabajan bien juntas, pero eso no significa que haya algo malo en ti. Es importante sentirse cómodo y valorado en el trabajo, así que es crucial que seas lo más abierto y honesto posible en la entrevista para que tanto tú como el reclutador podáis ver si encajarías. 

9. Ya han contratado a alguien internamente

Este es un factor sobre el que no tienes absolutamente ningún control, pero puede jugar un papel decisivo. En algunos sectores y campos profesionales, es obligatorio que los puestos de trabajo se anuncien públicamente y se invite a los candidatos externos a presentar su solicitud, incluso si ya se ha realizado una contratación interna. 

Aún así, puedes aprovechar el proceso de solicitud para ganar experiencia y obtener opiniones. Pide a los reclutadores una evaluación de cómo fue la entrevista, aunque otra persona se haya quedado con el puesto.

10. Has quedado en segundo lugar

Por último, es posible que seas el candidato adecuado y que encajes perfectamente en el puesto, pero que otra persona te gane.

Puede que esto se reduzca a un mínimo detalle y que en otra ocasión hayas conseguido el puesto.

Pero eso no es motivo para rendirse. Lo mejor es que pidas opinión sobre la entrevista para poder aprender de ella. Y estar orgulloso de haber llegado hasta ahí.

Otros artículos interesantes:

4 errores frecuentes al buscar trabajo y su solución

"La mejor pregunta" que se puede hacer en una entrevista de trabajo para detectar talento (y cuál debería ser la respuesta)

13 aberraciones que cometes en una entrevista de trabajo

Te recomendamos