Los 3 grandes grupos de personas que podrían recibir la vacuna contra la viruela del mono en España

Vacuna contra la viruela del mono, ilustración

Dado Ruvic/Reuters

"Los países de la UE/EEE deben centrarse en la rápida identificación, gestión, rastreo de contactos y notificación de nuevos casos de MPX" (viruela del mono, por sus siglas en inglés), aconseja el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC).

Los estados "deben actualizar sus mecanismos de rastreo de contactos, su capacidad de diagnóstico para los ortopoxvirus y revisar la disponibilidad de vacunas contra la viruela, antivirales y equipos de protección personal para los profesionales de la salud", añade la agencia de la UE en su evaluación de riesgos, publicada el pasado lunes 23.

Apenas 2 días después, Carolina Darias, ministra de Sanidad, aparecía en una rueda de prensa posterior al Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud para anunciar que España participará en la compra centralizada por parte de la UE de la vacuna Imvanex y del antiviral Tecovirimat.

El HERA (Autoridad de Preparación y Respuesta ante Emergencias Sanitarias de la UE) "va a adquirir la vacuna Imvanex contra la viruela y la va a poner a disposición de los estados miembros. España participará en ese proceso, junto a los miembros de la UE, para acceder a la misma", explica el ministerio en un comunicado.

La vacuna Imvanex, elaborada por la farmacéutica danesa Bavarian Nordic, fue autorizada por la EMA (Agencia Europea del Medicamento) en 2013 contra la viruela tradicional, pero no en específico frente a la viruela del mono (en EEUU, comercializada como Jynneos, está aprobada para ambos).

Por tanto, "su uso en España se haría fuera de indicación, aunque existe suficiente evidencia sobre su seguridad y efectividad debido a que se trata de 2 virus del mismo género" (orthopoxvirus), explican fuentes sanitarias a El País.

Además, la OMS recuerda que la vacuna contra la viruela humana puede ser útil para luchar contra la viruela del mono: presenta una eficacia del 85% y puede ayudar a que la enfermedad sea más leve, apunta.

¿Qué se sabe sobre la vacuna contra la viruela del mono? Inyecciones y medicamentos con los que buscan 'armarse' países como España para frenar la transmisión

De acuerdo con la ficha de la vacuna Imvanex, actualizada por la EMA a 2019, esta "es eficaz para estimular la producción de anticuerpos contra la viruela en unos niveles que proporcionen una protección al menos tan alta como la de las vacunas convencionales frente a la viruela", aunque "se desconoce" por cuánto tiempo protege. 

Se administraría mediante inyección subcutánea, "preferiblemente en la parte superior del brazo", y con 2 dosis de 0,5 ml, con un intervalo de al menos 28 días en las personas que no han sido vacunadas previamente contra la viruela (en caso de necesidad de refuerzo sobre quienes ya lo están, sería una única dosis, salvo que tengan un sistema inmunitario debilitado).

Estas vacunas y estos fármacos son "de producción limitada y, por tanto, también de acceso limitado", ha recordado Darias. 

En caso de que se acaben utilizando las vacunas, en principio no se destinarían a toda la población. Estas son las personas (o los 3 grandes grupos) que tendrían más posibilidades de recibir la vacuna contra la viruela del mono:

Contactos estrechos

Beso

La vacuna Imvanex no está pensada para administrarse a la población general, sino solo a los contactos de los casos confirmados, en una estrategia similar a la que se empleó para erradicar la viruela, recoge El País.

Este sistema, en forma de 'anillos', se centraría en identificar, aislar y tratar los casos de personas infectadas, rastrear y vacunar a sus contactos, vigilar que no desarrollen síntomas y seguir hasta acabar con las cadenas de transmisión.

9 cosas que tienes que hacer si te contagias con la viruela del mono (o si eres un contacto estrecho)

"La vacuna puede ser una herramienta útil. Su uso no será en ningún caso generalizado, sino para evitar la infección en los contactos estrechos de los contagiados cuya salud pueda verse en riesgo", afirman fuentes sanitarias al medio.

Así lo indica también el ECDC: "La vacuna contra la viruela puede considerarse para la profilaxis posterior a la exposición de los contactos cercanos con mayor riesgo de padecer una enfermedad grave; sin embargo, debe realizarse una cuidadosa evaluación del beneficio/riesgo para el individuo expuesto".

Trabajadores sanitarios y otras personas expuestas

Una sanitaria coge la mano de un paciente

La vacuna Imvanex, a la que tendría acceso España como uno de los estados miembros de la UE, "quizá también [estará destinada] para el personal sanitario con más riesgo de exposición", sugieren las mismas fuentes al medio español.

"En cualquier caso, las actuales medidas de control del brote, como la identificación precoz de los casos, el aislamiento de los enfermos y el rastreo y vigilancia de los contactos están surtiendo efecto para el control del brote. Pero la vacuna será una baza más que tendremos si es necesario", añaden.

Así se está haciendo en el Reino Unido, cuyas autoridades han ofrecido la vacuna contra la viruela a algunos trabajadores de la salud y a otras personas que pueden haber estado expuestas a la viruela símica, recoge Reuters.

De hecho, el ECDC ya advierte de que el personal sanitario deben seguir determinadas precauciones "cuando examine los casos sospechosos o atienda a un caso" de viruela del mono, como llevar el equipo de protección personal adecuado (guantes, bata impermeable y mascarilla FFP2).

9 aberraciones que tienes que evitar para protegerte de la infección con la viruela del mono

Entre otros colectivos con riesgo de exposición al virus podrían encontrarse el personal de veterinarias y de laboratorios, una posibilidad si se atiende a la evaluación de riesgos del centro y a quiénes podrían estar más cerca del virus. Por un lado, afirma que "el personal de laboratorio también debe tomar precauciones para evitar la exposición laboral".

Por otro, avisa de que "existe un riesgo potencial de transmisión de persona a animal en Europa, por lo que es necesaria una estrecha colaboración intersectorial entre las autoridades de salud pública humana y veterinaria que trabajen desde la perspectiva de 'Una sola salud' para gestionar los animales domésticos expuestos y evitar que la enfermedad se transmita en la fauna salvaje".

Grupos de riesgo

Una mujer embarazada recibe una vacuna contra el coronavirus

Por el momento, los expertos y las autoridades señalan a los contactos estrechos (y a los contactos cercanos de estos) como el principal grupo de personas que se vacunarían contra la viruela del mono. Además, otro destino probable sería el del personal sanitario, como se ha mencionado y ya se hace en otros países.

A partir de ahí, se entra en el campo de las hipótesis y se pueden valorar tanto motivos científicos como no científicos. 

Si se siguiese una estrategia similar a la establecida para la vacunación frente al COVID-19 (sin que ambas enfermedades sean parecidas, ni tampoco su impacto) —para la que España fue administrando las dosis por colectivos de mayor a menor prioridad—, los grupos de riesgo parecerían la siguiente opción más posible si fuese necesario ampliar el objetivo. 

En el caso de la viruela del mono, el ECDC ya ha señalado como tales a las personas que tienen múltiples parejas sexuales (la probabilidad de que la viruela símica se propague en ellas "se considera alta") y ha advertido de que "puede causar una enfermedad grave en ciertos grupos de población (niños pequeños, mujeres embarazadas, personas inmunodeprimidas)".

Los 8 grupos de riesgo que deben estar alerta ante una posible infección por la viruela del mono

"Sin embargo, todavía no se puede estimar con precisión la probabilidad de que se produzcan casos con morbilidad grave" y "falta información importante sobre el uso de las vacunas contra la viruela actualmente disponibles para los grupos con mayor riesgo de enfermedad grave", admite la agencia de la UE, que señala a los antivirales como "opciones potenciales de tratamiento" para casos severos.

Como explicaba la EMA en su autorización de Imvanex, las personas que no están vacunadas contra la viruela (sobre todo, jóvenes, ya que dejaron de administrarse hace 40 años) recibirían 2 dosis de 0,5 ml, con la segunda "al menos 28 días después" de la primera.

En caso de que sea necesario administrar una dosis de refuerzo a aquellas personas que han sido vacunadas contra la viruela en el pasado, debe administrarse una dosis única de 0,5 ml, excepto en pacientes con el sistema inmunitario debilitado, quienes deben recibir 2 dosis de refuerzo, de nuevo con un lapso de mínimo 28 días entre medias, añade.

El riesgo para la población general es bajo, por lo que parece poco probable que se apueste por una vacunación masiva. "No creo que sea lo indicado, pero si algún país lo hace, no me extrañaría que otros fueran detrás por motivos más políticos que científicos", plantea a El País Óscar Zurriaga, de la Sociedad Española de Epidemiología.

Otros artículos interesantes:

¿Qué se sabe sobre la vacuna contra la viruela del mono? Inyecciones y medicamentos con los que buscan 'armarse' países como España para frenar la transmisión

Los 8 grupos de riesgo que deben estar alerta ante una posible infección por la viruela del mono

9 cosas que tienes que hacer si te contagias con la viruela del mono (o si eres un contacto estrecho)

Te recomendamos