49 síntomas del COVID persistente, según un informe de autoridades sanitarias españolas

Un joven se hace una PCR para detectar COVID-19.

REUTERS/Susana Vera

  • Hasta el 80% de los recuperados del COVID-19, independientemente de la severidad del caso, podrían sufrir uno o más síntomas derivados de la enfermedad durante meses.
  • De hecho, según un estudio publicado en The Lancet, el 49% presenta afecciones un año después de superar el contagio. 
  • Estos son los síntomas que pueden sufrir los casos de COVID-19 prolongado o a largo plazo, según una guía de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG). 
  • Descubre más historias en Business Insider España.
Primero en Upday Cintillo

Uno o más síntomas derivados del contagio con el nuevo coronavirus SARS-CoV-2 podrían persistir durante meses e incluso más allá de un año. Este fenómeno se conoce como COVID persistente o a largo plazo (long, en inglés)

El COVID prolongado puede afectar a cualquier persona contagiada con el virus, independientemente de su edad, sexo y gravedad. Aunque el 50% de los casos tienen entre 36 y 50 años de edad y el 80% son mujeres. 

De acuerdo con una guía clínica para la atención al paciente con COVID persistente, desarrollada por la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), se estima que la incidencia de estos casos esté en torno al 10% de los pacientes, pero aún se necesita más investigación para tener registros clínicos rigurosos.

"Cuando hablamos de COVID prolongado o long COVID, aunque puede afectar a cualquier persona de cualquier edad, sexo y condición, generalmente estamos ante pacientes que en el 50% de los casos tienen edades comprendidas entre los 36 y los 50 años (media de 43 años), el 79% u 80% son mujeres, y mayoritariamente no tienen comorbilidades asociadas previas al COVID-19", explicita el informe.

Los 5 síntomas más comunes del COVID-19 en función de tu estado de vacunación, en un gráfico

Otras investigaciones, como un metaanálisis publicado en Nature, que criba 18.251 estudios, estiman que hasta el 80% de los pacientes podría sufrir uno o más síntomas a largo plazo

Mientras, la última de las indagaciones relacionadas publicadas en The Lancet confirma que el 49% de los pacientes hospitalizados muestra alguna afección persistente un año después de la recuperación.

Aún se desconoce la causa y el curso de los casos de COVID-19 persistente —aunque los expertos de la SEMG han clasificado 3 grandes tipos de pacientes con el coronavirus a largo plazo, que puedes conocer aquí—. 

A falta de una definición normativa, los mismos describen el long COVID como "un complejo sintomático multiorgánico que afecta a aquellos pacientes que han padecido el COVID-19 y que permanecen con sintomatología tras la considerada fase aguda de la enfermedad, pasadas 4 e incluso 12 semanas". 

Lo que no solucionan las vacunas: 13 factores de salud que tienen en común los fallecidos de COVID-19

Conforme a los hallazgos del estudio publicado en Nature, los efectos secundarios más prevalentes han sido la dificultad para respirar, la ansiedad o la depresión y la fatiga muscular. 

En consonancia, los investigadores que identificaron en el metaanálisis 55 síntomas que podrían presentar los recuperados del coronavirus, señalan que la fatiga, los dolores de cabeza, los trastornos de la atención y la caída del cabello fueron los de mayor incidencia. 

Estas son las 49 afecciones que han incluido los expertos de la SEMG en la guía clínica para la atención al paciente con COVID persistente

Neurológicos

Mujer con dolor de cabeza.

Getty

  • Cefalea.
  • Parestesias: cosquilleo, calor o frío.
  • Anosmia  o cacosmia: pérdida del olfato o percepción anormal de los olores, generalmente malos. 
  • Disgeusia: trastorno del gusto.
  • Dispraxia: trastorno psicomotriz que se da en la infancia.
  • Déficit de memoria.
  • Inestabilidad.
  • Mareo.
  • Incapacidad para concentrarse.

Respiratorios

Respirar

Getty Images

  • Disnea: dificultad respiratoria o falta de aire.
  • Tos seca.
  • Opresión torácica.

Cardíacos

Ataque al corazón, infarto.

Getty

  • Palpitaciones.
  • Hipotensión ortostática: presión arterial baja que se produce cuando te pones de pie y hace que te sientas mareado o aturdido.
  • Hipertensión arterial.
  • Síncope.
  • Taquicardia.
  • Bradicardia sinusal: alteración de la frecuencia del impulso eléctrico del corazón.

De coagulación

Sanitaria saca sangre a un paciente.
Daniel Leal-Olivas/Pool vía REUTERS
  • Hematomas.
  • Microtrombosis.
  • Acras: lesiones en las extremidades.

Dermatológicos

Erupciones en la piel.

Getty

  • Urticaria: ronchas rojizas que a veces producen picazón en la piel.
  • Rash: lesión cutánea.
  • Alopecia: pérdida anormal del cabello.

Digestivos

Dolor de estómago.
fizkes

Getty Images

  • Abdominalgia: dolor que se siente en el área entre el pecho y la ingle.
  • Dispepsia: dolor en la parte alta del vientre que se manifiesta, sobre todo, después de comer.
  • Pirosis: sensación de dolor o quemazón en el esófago, justo debajo del esternón. 
  • Flatulencia: indisposición debida a la acumulación excesiva de gases.
  • Diarrea.

Generales

Una médico atendiendo a un paciente
Reuters
  • Febrícula.
  • Escalofríos.
  • Anorexia.
  • Malestar general.

Oftalmológicos

Frotarse los ojos

Getty Images

  • Diplopia: visión doble.
  • Nistagmus: oscilación rítmica e involuntaria de uno o ambos ojos.
  • Visión borrosa.
  • Ojos secos.

Otorrino-lanringológicos

Examen de oído.

Getty

  • Odinofagia o disfagia: dolor o dificultad para tragar.
  • Disfonía: pérdida del timbre normal de la voz.
  • Aftas bucales: pequeñas llagas redondas que aparecen en la boca.
  • Acúfenos o hipoacusia: percepción de ruido en los oídos o en la cabeza sin que exista una fuente exterior o incapacidad total o parcial para escuchar sonidos.

Osteomusculares

Dolor en la pierna.

Getty

  • Artralgias: dolor en las articulaciones.
  • Mialgias: dolores musculares.
  • Calambres musculares.

Psicológicos

Lidiar con la ansiedad no tiene por qué significar que no puedas trabajar eficazmente.
Maskot/Getty Images
  • Ansiedad.
  • Fobias.
  • Apatía.
  • Trastornos del sueño.
  • Trastorno Obsesivo Compulsivo.

Los síntomas coinciden con el metaanálisis publicado en Nature, que también incluye que los pacientes afectados podrían presentar niveles elevados de dímero D, de NT-proBNP (sustancias producidas por el corazón), de la proteína C y la ferritina sérica (vinculadas a la inflamación), de procalcitonina y de la citoquina IL-6. 

Otros artículos interesantes:

Me pusieron la segunda dosis aunque me contagié del COVID-19: esta es la razón por la que tengo la pauta completa de la vacuna sin ser grupo de riesgo

8 conceptos básicos pueden definir un caso de COVID-19 prolongado, según expertos españoles

El gráfico que muestra cómo ha cambiado el coronavirus: la variante delta y las vacunas del COVID-19 provocan diferentes síntomas