Los 5 mejores vegetales para bajar el colesterol malo

Vegetales colesterol

Getty Images

El colesterol es una sustancia grasa natural, presente en todas las células del cuerpo y necesaria para completar numerosas funciones del organismo, pero los niveles excesivos resultan peligrosos y agravan el riesgo de sufrir enfermedades como problemas del corazón. 

A grandes rasgos, el colesterol malo o LDL es el que toma el colesterol del hígado y del intestino, de las grasas que comemos, y lo conduce a los tejidos y células del organismo. El bueno o HDL, más denso, coge a su vez el que sobra en estos tejidos y lo lleva de nuevo al hígado.  

¿Cuáles son los niveles óptimos de colesterol? Desde la Fundación Española del Corazón te lo explican muy bien:

  • Colesterol total: el normal está menos de 200 mg/dl, mientras que el normal-alto, se sitúa entre 200 y 240 mg/dl. Se considera hipercolesterolemia a los niveles de colesterol total por encima de 200 mg/dl; alto, por encima de 240 mg/dl. 
  • Colesterol LDL: normal está por debajo de 100 mg/dl; el normal-alto, de 100 a 160 mg/dl y el alto: por encima de 160 mg/dl. El nivel deseable se encuentra por debajo de 70 mg/dl.
  • Colesterol HDL: el normal es superior a 35 mg/dl en el hombre y a 40 mg/dl en la mujer

Muchos factores influyen en tener el colesterol alto o bajo: desde la propia genética, a cuyo papel cada vez se le otorga mayor importancia, a los hábitos de estilo de vida. La buena noticia es que es posible reducir el colesterol de forma natural a través de la dieta

Los 11 vegetales más sanos del mundo, según su densidad nutricional

Hoy el foco estará puesto en el reino vegetal de las verduras, pero hay muchos alimentos para bajar el colesterol malo, como los cereales integrales, frutos secos, aguacate o legumbres. Si sucumbes a los encantos de la dieta mediterránea o de la alimentación atlántica, no tendrás problema. 

Añade las siguientes verduras a tus ensaladas, revueltos, menestras o cremas, o prepáralas de tu manera preferida para disfrutar de todos sus beneficios. No solamente conseguirás combatir el colesterol, sino que recibirás multitud de vitaminas, minerales, compuestos antioxidantes o fibra, claves para un envejecimiento saludable o la prevención de enfermedades. 

Espinaca

Espinacas

La espinaca, el alimento favorito del forzudo Popeye el marino, es una verdura de hoja verde con una elevada densidad nutricional, rica en fibra y óptima para regular el peso y ganar fuerza y masa muscular, así como para combatir la anemia gracias a la presencia de hierro. 

Los antioxidantes de las espinacas son ideales para combatir las enfermedades cardiovasculares y a reducir el colesterol malo, precisamente gracias a la presencia de fibra. Entre otras propiedades, destaca su elevado contenido en calcio, potasio y vitamina C, así como altos niveles de luteína y zeaxantina. 

Espárragos

Espárragos

Tanto los blancos como los verdes están cargados de fibra, vitaminas y minerales, y son esenciales para un corazón sano. El espárrago se une a los ácidos biliares para sacarlos fuera del organismo, reduciendo los niveles de colesterol en sangre. 

Tal y como destacan desde Eat This, Not That, el ácido fólico, componente en el que abundan los espárragos, contribuye a reducir los niveles de homocisteína en el cuerpo, beneficiando a la circulación y reduciendo el riesgo de posibles enfermedades. 

Los espárragos también brillan por ser diuréticos, cuidar tu pelo, huesos y uñas y ofrecer digestiones más saludables.

Brócoli

beneficios de comer brócoli

La familia de las crucíferas, en la que tienen cabida la lombarda, el brócoli o la coliflor, es una gran aliada para prevenir enfermedades como el cáncer y también para controlar el colesterol.  colesterol.

En concreto, el brócoli es bueno para reducir el colesterol gracias a su completo perfil nutricional, con altos niveles de fibra y vitamina C. Además, también contiene betacaroteno, clave para prevenir la oxidación del colesterol LDL en el torrente sanguíneo.

Coles de Bruselas

Coles de Bruselas

También de la familia de las crucíferas, las coles de Bruselas brindan un empujoncito de alegría a tu corazón y a tu sistema cardiovascular si las comes con frecuencia. Son geniales para cuidar el sistema inmune, la salud de la sangre o los huesos. Destaca especialmente su contenido en vitamina C y vitamina K.

Sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias previenen los accidentes cardiovasculares y problemas del corazón. También son una excelente fuente de vitamina C, esencial para reducir la presión arterial y tener unos vasos sanguíneos sanos.

Alcachofas

Alcachofa

Las alcachofas son uno de los mayores tesoros de la dieta mediterránea: aportan muchísima variedad de vitaminas y su contenido en fibra dietética es increíble: 9 gramos por cada 100 gramos de la hortaliza. También destacan el magnesio, la vitamina C o el betacaroteno. La vitamina K ayuda prevenir la formación de coágulos de sangre dentro de las arterias. 

Además, la alcachofa es "efectiva en el tratamiento de la hiperlipidemia (demasiadas grasas en la sangre) y en la eliminación del colesterol", según apunta Diego E. Moreno, investigador del Laboratorio de Fitoquímica del Departamento de Ciencia y Tecnología de Alimentos de CEBAS-CSIC. 

La alcachofa también protege el hígado y la vesícula biliar y se encuentra entre los 10 principales ingredientes para acabar con el sobrepeso y la obesidad.

Otros artículos interesantes:

Frutas y verduras que pueden durarte mucho más si las almacenas como es debido

Esto es lo que le pasa a tu cuerpo cuando comes lechuga todos los días

De la huerta a tu sartén: los 5 fascinantes beneficios de comer pimientos verdes con mucha frecuencia

Te recomendamos