Las 5 personas más ricas del mundo duplican su riqueza mientras 5.000 millones de personas se empobrecen

Elon Musk, el hombre más rico del mundo y CEO de Tesla, SpaceX o Neuralink.
Elon Musk, el hombre más rico del mundo y CEO de Tesla, SpaceX o Neuralink.
Foto del redactor Daniel Alonso ViñaFoto del redactor Daniel Alonso Viña
  • El mundo verá a su primer billonario en tan solo 10 años, según el último informe de Oxfam.
  • Siete de las 10 empresas más grandes del mundo tiene a un mil millonario como presidente o principal accionista. 

El capital conjunto de los cinco hombres más ricos del mundo ha aumentado más del doble desde 2020, pasando de 405.000 millones de dólares a los 869.000 millones, según cálculos de Oxfam, una organización internacional que lucha contra la desigualdad. Al mismo tiempo, casi 5.000 millones de personas se han empobrecido desde el inicio de la década. 

Los datos llegan el mismo día que comienza el Foro de Davos, una reunión anual del Foro Económico Mundial que reúne durante unos días a las personas más influyentes del globo —multimillonarios, referentes culturales y científicos, presidentes— para analizar el futuro. 

Si se mantiene el ritmo de concentración de riqueza que acumulan los más ricos, el mundo podría ver al primer billonario de la historia en menos de 10 años, mientras que harían falta 229 años para erradicar la pobreza a nivel global, explica el informe Desigualdad S.A presentado por la organización. 

“Estamos asistiendo a lo que parece el inicio de una década de gran división”, ha señalado el director ejecutivo de Oxfam Internacional, Amitabh Behar. “Miles de millones de personas se enfrentan a los efectos económicos de la pandemia, la inflación y la guerra, mientras las fortunas de los multimillonarios crecen desorbitadamente”. 

Hay otros datos impactantes en el informe. Siete de las 10 empresas más grandes del mundo tienen a un multimillonario como presidente o accionista principal y el valor de mercado de estas multinacionales supera el billón de dólares, más que el PIB combinado de África y América Latina. 

“El creciente poder de las grandes empresas se ha convertido en una máquina de generación de desigualdades. Mientras exprimen a los trabajadores, arman esquemas de elusión fiscal, privatizan los servicios públicos y aceleran el colapso climático”, aseguraba Behar. 

Los salarios de cerca de 800 millones de trabajadores no ha seguido el ritmo de la inflación generado por la pandemia y las interrupciones en las cadenas de suministros globales. Esto ha generado una pérdida de riqueza entre las clases más pobres de 1,5 billones de dólares en los últimos dos años, según los cálculos de Oxfam. 

Un análisis realizado por esta organización con la ayuda de la World Benchmarking Alliance ha encontrado que, de las 1.600 empresas más grandes del mundo, solo el 0,4% se comprometió públicamente a pagar a sus trabajadores un salario digno. Por ejemplo, una trabajadora del sector sociosanitario necesitaría 1.200 años para ganar lo que gana en un año el presidente de una de las empresas de la lista Fortune 100

Jeff Bezos, Blue Origin

En España también se siente el efecto de la pandemia

España, por su lado, no está mejor con respecto al resto de la Unión Europea. Es el cuarto país con mayor porcentaje de población en riesgo de pobreza y exclusión social, el 27% de la población española, 13,1 millones de personas, según datos de 2022 de Eurostat. La cifra se ha mantenido estable con respecto a 2021. España solo es superada en esta estadística por Rumanía, Bulgaria y Grecia. 

Además, una de cada tres personas que vive bajo el umbral de la pobreza cuenta con un empleo, según el informe de la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social (EAPN). Una de cada seis personas que viven en esa situación tienen educación superior y más de un tercio dedica el 40% de sus ingresos a pagar la vivienda en la que habitan. 

Estas cifras muestran “una insuficiencia en las estrategias tradicionales de protección y lucha contra la pobreza”, lamentaban los redactores del informe del EAPN. Los expertos reconocieron el efecto colchón de las medidas de contención de la pobreza durante la pandemia, pero avisan de que “el mero crecimiento económico no es suficiente” para luchar la exclusión social de las personas con menos recursos. 

Recomendaciones de Oxfam

“Las empresas tienen la responsabilidad de actuar, pero muy pocas lo están haciendo, por lo que los Gobiernos deben dar un paso al frente”, piden desde la organización internacional, que tienen varias recomendaciones para paliar el crecimiento de la desigualdad. 

El primer consejo pasa por conseguir un Estado “dinámico y eficaz” que garantice la provisión de servicios públicos como la salud y la educación. El segundo se refiere a contener el poder empresarial “poniendo fin a los monopolios y democratizando la regulación sobre patentes”. 

La última recomendación pide reinventar el sector empresarial: “Las empresas competitivas y rentables no tienen por qué verse condicionadas por la codicia de los accionistas”. Oxfam apuesta por modelos de empresas que se gestionen con modelos más democráticos y así repartir los beneficios de manera más igualitaria. 

Descubre más sobre , autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.