Con forma de ovni, por menos de 20.000 euros, con isla incorporada o construidas en minutos: las 6 minicasas más increíbles del mundo

Minicasa desarrollada por la empresa Nestron.
Minicasa desarrollada por la empresa Nestron.

Nestron

  • El elevado precio de la vivienda ha convertido para muchos en una opción las minicasas, viviendas que muchas veces tienen menos de 50 metros cuadrados.
  • De pequeñas viviendas con forma de ovni a aldeas enteras construidas en cuestión de minutos por empresas especializadas, esta es una selección de 6 de las más famosas del mundo.
  • Business Insider ha hablado durante los últimos meses con propietarios y arquitectos para saber de primera mano cómo es la vida en este tipo de pequeñas viviendas.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Comprar vivienda se ha convertido en una quimera. 

El año en que se cumplen tres lustros del estallido de la anterior crisis puramente económica, la de las hipotecas subprime, la que hundió la economía mundial bajo la idea de que el mercado inmobiliario no podía desplomarse nunca, el sistema parece poco propenso a corregirse.

Según datos del Banco de España, por ejemplo, el precio de la vivienda nueva en España ha aumentado más de un 6% interanual durante el segundo semestre de 2021.

Son cifras preocupantes que hace un par de semanas llevaron al FMI a advertir al país de que vigilara el precio de la vivienda ante el riesgo de burbuja. 

Aunque algunos indicadores económicos distan mucho de los que registraba el mercado inmobiliario en aquel fatídico 2007, son cada vez más los expertos que aconsejan no bajar la guardia.

También crecen los consumidores que están apostando ya por otro modelo de vivienda. Es lo que ocurre a nivel mundial con las minicasas: viviendas prefabricadas de pequeño tamaño (siempre menos de 50 metros cuadrados).

Aunque controvertida, pues abre el debate de hasta qué punto es posible para un adulto (a veces incluso parejas o familias enteras) vivir bien en habitáculos de no mucho más de 30 metros cuadrados, la apuesta por estas soluciones habitacionales es cada vez más firme. 

En el último año, Business Insider ha podido hablar con propietarios, arquitectos y diseñadores de algunas de las minicasas más famosas del mundo para saber cómo es exactamente vivir en este tipo de viviendas.

Esto es lo que han contado quienes están detrás de las 6 minicasas más famosas del mundo.

1. Cube Two, menos de 30 metros cuadrados y una IA central

Casa de Nestron durante el día

A mediados del pasado 2020, Nestron, una empresa radicada en Singapur, presentó en sociedad Cube Two, una minicasa asistida por inteligencia artificial.

De apenas unos 24 metros cuadrados, Nestron dijo entonces sobre ella que tiene capacidad para albergar 3 o 4 personas gracias a un concepto de diseño abierto.

En su interior, cuenta con sala de estar, cocina, baño, dormitorio y hasta con una barra de bar. 

El mobiliario, por su parte, incluye campana extractora, fregadero en la cocina, una mesa de comedor y un sofá en la sala de estar, una estantería para la cama, un armario y un escritorio en el dormitorio. 

También cuenta con electrodomésticos inteligentes: la lavadora, la nevera, el aire acondicionado y la estufa están conectados a Canny, una inteligencia artificial que lleva el control centra de la casa.

Su precio inicial ronda los 48.000 euros, un dinero al que hay que añadir costes adicionales si se quieren añadir más electrodomésticos u otras personalizaciones. 

A ello se suman además los gastos de envío: desde Singapur hasta EEUU, por ejemplo, el coste de recibir una de estas minicasas ronda los 7.000 euros.

2. Futuro, la minicasa con forma de ovni

Futuro, la minicasa con forma de ovni de Marston Park.

¿Aficionado a los contactos con otros planetas? Deja de buscar: existe la minicasa ideal para pasar unos días.

Creada en 1968, el artista Craig Barnes rescató hace unos 10 años Future House, una extravagante minicasa con forma de platillo volante que hoy hace las delicias de propios y extraños en Marston Park, un camping ubicado en la ciudad británica de Sommerset, la noroeste de Londres.

El espacio, según figura en la web del camping, tiene capacidad para 4 huéspedes y no tiene cocina, una carencia que Marston Park suple con 2 bares, un restaurante, una cafetería y "muchos otros rincones acogedores, secretos y ocultos para explorar", según la propia web.

En el interior de Future se encuentra la zona de estar, que cuenta con una mesa de comedor y sillones que se convierten en camas individuales.

Michael Fenna, cofundador de Marston Park, ha contado a Business Insider que las fotos "no transmiten del todo" lo que es alojarse en Future, que según él es un espacio "sorprendentemente espacioso y bien aislado."

Qué debes saber antes de pedir una hipoteca en 2022: vuelve la guerra hipotecaria, los créditos de hasta el 100%, el riesgo del tipo variable y la ventaja de subrogar

"Al salir de un paisaje natural con el ruido de los árboles, el agua y el viento, uno se siente muy arropado y cómodo. Así que es un espacio muy acogedor para estar en él. En cambio, creo que en algunas imágenes puede parecer bastante frío, como un museo", describió Fenna. 

Los dos dormitorios cuentan con camas dobles, la mayor de las cuales es tan grande como dos camas tamaño king en un extremo y una cama tamaño king en el otro, según cuenta el propio gestor del espacio.

Si estás pensando en pasar una noche en un espacio tan peculiar, tendrás que darte prisa. A 3 de enero de 2022, ya no quedan días libres para Futuro House hasta mayo. El precio por noche supera los 500 euros.

3. Brette House, un hogar por algo más de 20.000 euros

Brette House

Brette Haus, compañía con sede en Letonia, ofrece desde principios de 2021 vivienda prefabricada a precio más que competitivo: sus minicasas más baratas cuestan 22.000 euros.

Su tamaño, como contó entonces Business Insider, es de 47 metros cuadrados, y a cambio de los 22.000 euros el comprador tiene derecho a la instalación de luces y alcantarillado. Según sus fabricantes, en ellas hay espacio para 4 personas.

Además, la casa viene con baño y cocina ya equipados.

La instalación de la casa lleva alrededor de 3 horas, ya que su sistema de bisagras consigue el montaje sea sencillo y rápido. Se trata del mismo sistema que permita que la casa pueda plegarse y colocarse en otro lugar fácilmente.

En la web de Brette Haus se pueden encontrar otros modelos de casas prefabricadas, aunque todas rondan el mismo precio y tamaño. La más cara cuesta 48.700 euros y es de tipo urbano.

4. Tiffany the Tiny Home, una minicasa a prueba de confinamientos

Caravana diseñada de Tiffany the Tiny House.

En mitad de lo peor del confinamiento, en abril de 2020, Tim y Sam, propietarios de Tiffany the Tiny Home, una minicasa-caravana de apenas algo más de 20 metros cuadrados en Florida, en EEUU, se animaron a contar a Business Insider cómo estaba siendo la experiencia de permanecer confinados en un espacio tan reducido.

"No hemos tenido síndrome de la cabaña [angustia, irritabilidad o inquietud claustrofóbica que se experimenta cuando una persona o un grupo queda atrapado en un lugar aislado], ya que este es nuestro hogar desde hace 3 años. A menudo olvidamos lo pequeño que es", contaban entonces.

Para darse espacio el uno al otro, utilizaron diferentes zonas de la casa para vivir. Mientras que Sam teletrabajó con su ordenador en el altillo principal con vistas a la casa, Tim se instalaba en el sofá.

'Boom' de la vivienda usada: en lo que va de año ya se han vendido 130.000 pisos más que en plena burbuja de 2008

También aprendieron a maximizar cada rincón, incluyendo estanterías. Construyeron además estantes empotrados que les permiten guardar la comida durante la semana.

Finalmente, reutilizaron un espacio de almacenamiento extra bajo las escaleras, donde normalmente guardan su material de emergencia para huracanes, para guardar alimentos enlatados.

Con todo, el espacio, reconocieron entonces, cotizaba al alza. "La encimera de la cocina está súper llena de productos, y también tenemos una enorme bolsa de comida en el salón que no usamos hasta que no tenemos que hacerlo, lo que hace que la entrada esté un poco apretada", contó Tim.

5. Una minicasa con isla incorporada

Isla en la que vive Tim Davidson, dueño de una minicasa de Tiffany the Tiny Home.

Otra historia que procede de Tiffany the Tiny Home. En 2017, Tim Davidson recibió un plazo de 60 días para mudarse de la casa de vacaciones de su familia en Florida.

Davidson llevaba cerca de un año viviendo en la casa de vacaciones de Sarasota (Florida) cuando su familia decidió que por fin había llegado el momento de tener una casa propia. 

Al principio, Davidson pensó en comprar una casa de tamaño tradicional.

Mientras buscaba casa, se dio cuenta de que una casa grande significaba espacio no utilizado, pertenencias innecesarias, impuestos y sobre todo dinero, mucho dinero.

Davidson solo quería lo necesario: un dormitorio, una sala de estar, una pequeña cocina y acceso al exterior.

Un joven de 29 años dejó su trabajo de seis cifras para invertir en el sector inmobiliario y ahora espera ganar 1,5 millones de dólares: este es su método

Una minicasa le pareció la solución perfecta. Compró a Tiffany the Tiny House, empresa especializada en este tipo de soluciones, una vivienda de apenas 25 metros cuadrados por unos 71.000 dólares

Tras deshacerse de aproximadamente un 80% de sus posesiones, Davidson se mudó en 2017 a su nueva casa con apenas un par de cajas de mudanza. 

"Simplemente me sumergí en el minimalismo", ha contado recientemente a Business Insider

Davidson no tardó en enamorarse de su nuevo hogar, una casa de estilo artesano de los años 20 repleta de lámparas diseñadas por Louis Comfort. La vivienda cuenta además con 2 lofts, un baño completo, una sala de estar y una cocina. 

En la planta baja hay una sala de estar que tiene un pequeño sofá, una televisión y algo de espacio de almacenamiento.

Su mesa se pliega para tener más espacio, e incluso hay suficiente espacio en el salón para una lavadora y secadora. En el baño hay bañera, ducha, inodoro y lavabo. 

Davidson tenía la casa, pero le faltaba algo más: el terreno donde vivir. Durante los 2 primeros años en su minicasa, se movió entre destinos visitando diferentes campings.

Finalmente, dio con Shellmate Island, una isla de más de 6.000 metros cuadrados que llevaba años en venta en la localidad de Sarasota, en Florida. 

Cuando compró la isla, la bautizó Rusty Gold (oro oxidado) y la convirtió en un lugar habitable.

Estas son las mejores aspiradoras inalámbricas que puedes comprar ahora mismo

La vida parecía estupenda, pero Davidson se dio pronto de bruces con un recurrente problema en la zona: los huracanes

Para resolverlo, compró otra casa de unos 100 metros cuadrados con forma octogonal especialmente diseñada para resistir a huracanes. 

Acostumbrado, sin embargo, a vivir en un espacio más reducido, alquila habitaciones de la misma para pagar parte de los gastos de su actual casa. 

6. Coloridas minicasas como primer recurso de acogida para personas sin hogar

Minicasas diseñadas para personas sin hogar por Lehrer Architects.

Un rincón de North Hollywood, en California, se ha convertido en una colorida colonia de minicasas que da cobijo a personas sin hogar de Los Ángeles, EEUU. 

De un tiempo a esta parte, cada vez más empresa se dedican en EEUU al negocio de la construcción de casas prefabricadas. Una de ellas, Pallet, con sede en Washington, es capaz de crear unidades en 30 minutos.

Aprovechando esta capacidad de construcción en serie, en Los Ángeles se ha creado el Chandler Boulevard Bridge Home Village, una comunidad de minicasas diseñadas para dar acogida a personas sin alternativa habitacional.

Diseñada por Leherer Architects, esta colorida aldea se construyó en apenas 13 semanas y es hoy el núcleo de la estrategia de la ciudad para dar techo a quienes carecen de él.

En total, los 39 refugios prefabricados tienen cada uno capacidad para 2 personas, con lo que la zona puede acoger a unas 80 personas.

Burbuja 'light': por qué el nuevo 'boom' de la vivienda será diferente al pinchazo de 2008

Cada casa cuenta con camas, aire acondicionado, calefacción, estanterías que pueden usarse como escritorios y enchufes para cargar dispositivos electrónicos.

"Conseguir este nivel de privacidad y seguridad no es posible en un refugio tradicional", explicaron entonces a Business Insider desde Lehrer Architects.

Además, la aldea también cuenta con servicios que atienden a las necesidades generales como baños, duchas, lavandería, espacios comunes y zonas para mascotas.

Pero lo más característico de la zona es su explosión de color, un recurso intencionado: se trata, explican los arquitectos, de una idea de diseño poco costosa que unifica la villa al tiempo que proporciona el "efecto edificante de una pintura en 3D".

Otros artículos interesantes:

¿En qué se diferencian las casas prefabricadas, las industrializadas y las tradicionales?

Las casas prefabricadas de cartón de Wikkelhouse cuestan 40.000 euros, duran 50 años y se instalan en un día

Autosuficientes, sin escaleras y con forma de mariposa: las alucinantes casas modulares de acero impresas en 3D en Cerdeña

Te recomendamos