Pasar al contenido principal

7 hechos insólitos que está viviendo la economía mundial con los intereses negativos de fondo y a la espera de la temida recesión

Un grupo de aficionadas japonesas anima al equipo de fútbol.
Reuters
  • Con la crisis todavía en el recuerdo mientras una posible recesión acecha en el horizonte más cercano, la política económica está llevando a vivir nuevos escenarios impensables hace unos años.
  • Se ha llegado a un punto en el que te pagan cuando pides dinero prestado para comprar una vivienda en Dinamarca o si vendes tus bonos de deuda en el mercado aunque solo si eres un país de los considerados seguros o una empresa suiza. 
  • Las políticas de los grandes bancos centrales marcan una camino que hace unos años hubiera parecido imposible.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Con la crisis todavía en el recuerdo, mientras una posible recesión acecha en el horizonte más cercano, la política económica está llevándonos a vivir nuevos escenarios impensables hace unos años. Las políticas expansivas de los bancos centrales han inundado de liquidez el mercado y han reducido los tipos de interés hasta mínimos lo que ha llevado a una transformación de los escenarios tradicionales. 

En este momento en el que amenazas como la guerra comercial o el Brexit se ciernen sobre la economía, mientras que la gran locomotora europea parece estar a punto de entrar en recesión técnica, estamos viviendo situaciones económicas sorprendentes. 

Leer más: Así es el arma secreta que prepara el Banco Central Europeo para dar oxígeno a las cuentas de los bancos penalizadas por el coste de tener 1,8 billones de liquidez extra

Se ha llegado a un punto en el que te pagan cuando pides dinero prestado para comprar una vivienda en Dinamarca o si vendes tus bonos de deuda en el mercado aunque solo si eres un país de los considerados seguros o una empresa suiza. 

Estas son algunos hechos económicos que hace unos años parecerían imposibles de ver: 

Ya hay bancos europeos cobrando a empresas por depositar dinero en ellos

Mario Draghi es un economista italiano, presidente del Banco Central Europeo
Reuters

La política monetaria del Banco Central Europeo está marcando las decisiones de los bancos del continente que ven constreñido su negocio. Los tipos mínimos marcados por el BCE junto la capacidad de depósito en negativo han hecho que los bancos empiecen a tomar decisiones como cobrar a algunos clientes empresariales e institucionales por tener depositado su dinero en las entidades.

Ahora, la duda es si llegará a ocurrir a los particulares. Aunque los bancos españoles durante la presentación de resultados del primer semestre se mostraron en general reticentes a que esto llegar a ocurrir. Únicamente Sabadell dejó abierta la puerta ante este nuevo paradigma aunque lo veía "muy difícil" su consejero delegado Jaime Guardiola
 

En Dinamarca hay hipotecas que te pagan por pedir dinero prestado

Banderas de Dinamarca en un edificio de Copenhague.
Reuters

En Dinamarca el tercer banco del país ha empezado a dar préstamos a diez años con tipos de interés negativo, lo que en la práctica quiere decir que te están pagando por tomar dinero prestado para comprar una vivienda. Algo que sería un contrasentido según la lógica económica.

En España, la nueva ley hipotecaria no permite este tipo de préstamos a la danesa. Aunque la banca ya admitió hace meses que podría haber hipotecas firmadas durante el boom que estuvieran devolviendo dinero a los clientes por el desplome del euríbor. 

Hemos visto el mayor ciclo alcista de la bolsa en Estados Unidos

Un trader feliz en Wall Street
Reuters

La bolsa estadounidense lleva en un ciclo alcista desde 2009 registrando el mayor de su historia, según apuntan algunos analistas. Aunque la inversión de la curva de tipos parece que alerta de que podría haber llegado su final dado que este suele ser el indicador que apunta la llegada de una recesión como ha ocurrido en crisis previas. 

Alemania emitirá por primera vez un bono a 30 años a un tipo de interés negativo

Una seguidora de la selección de Alemania.
Reuters

Berlín subastó por primera vez bonos a 30 años con un cupón del 0%. El Tesoro alemán se había puesto como objetivo colocar 2.000 millones de euros sin embargo solo consiguió vender deuda por valor de 824 millones de euros.  

Esta emisión se produjo en un momento en el que la deuda del país cotiza en negativo en el mercado secundario. La rentabilidad del bono alemán a 30 años cotizaba el martes en -0,171% aunque la semana pasada la agencia señala que llegó a bajar hasta el -0,313%. Mientras que el bono a diez años, que suele tomarse como referencia, cotizaba a -0,711%.

Ya hay otros países, entre ellos España, que han emitido deuda en negativo (pero a corto plazo)

Una persona fotografía un billete de 50 euros.
Reuters

Después de que uno de los graves problemas durante la crisis del euro fueran las dificultades de los países del Sur de la UE para financiarse en los mercados, las tornas han cambiado ahora con muchos estados financiándose a tipos de interés muy bajos e incluso recibiendo dinero por ello. 

En el caso de España, que sufrió las dudas de los mercados, consiguió financiarse por primera en vez en negativo en 2015 en una emisión de letras a seis meses. 

Incluso hay una empresa que cuya deuda a diez años cotiza a tipos negativos (eso sí es suiza)

Sede de Nestlè
Nestlé

Los bonos a diez años de Nestlé se han convertido en los primeros en cotizar en terreno negativo dentro de las emisiones corporativas a largo plazo, según recogía Bloomberg. Hay que tener en cuenta que la multinacional suiza es una de las más sólidas de Europa a tenor de las calificaciones que le otorgan las agencias de calificación y además cuenta con el efecto de ser suiza. Los bonos de deuda de ese país han sido un refugio tradicional de los inversores. 

Además, los bonos de esta multinacional se han visto beneficiados por la tendencia a la baja de las rentabilidades de los bonos soberanos en bolsa y por la política expansiva de los grandes bancos centrales. 

La libra se está desplomando y algunos analistas hablan de que podría caer hasta la paridad con el dólar

Una manifestante contraria al Brexit protesta ante el Parlamento de Londres
Reuters

En el escenario mundial hay otro factor que puede ser determinante para la evolución de la economía: el Brexit. En un escenario donde cada vez parece manejarse más una posible salida de Reino Unido de la UE sin acuerdo la libra está sufriendo sus efectos. 

La divisa británica tocó en julio su nivel más bajo en dos años frente al dólar, según recogía The Guardian. Este podría ser solo el principio de una caída mayor porque los analistas del banco de inversión Morgan Stanley apuntaban que podría tocar la paridad con el dólar. 

"La libra ha vivido una fuerte ola de ventas desde que la primera ministra May dejó el liderazgo de su partido, lo que mostraba que los mercados tenían dudas sobre cómo afrontaría Reino Unido un posible Brexit duro" aseguraba en ese momento el banco en una nota a sus clientes. 

Una idea con la que también coincidía Lord Kerskale, que lideró el servicio civil de Reino Unido entre 2012 y 2014, según contó en una entrevista con Business Insider. "Podrías razonablemente esperar que siguiera cayendo, potencialmente hasta la paridad con el dólar", señaló en referencia a la posible caída de la libra si se produce un salida sin acuerdo del país de la UE el 31 de octubre. 

Y además