Pasar al contenido principal

El Banco Central Europeo baja las tasas negativas de depósito a un nuevo mínimo y lanza una nueva ronda de estímulos

ECB president Mario Draghi
El presidente del BCE, Mario Draghi Reuters
  • El Banco Central Europeo acaba de anunciar una nueva ronda de estímulos de gran calado para la eurozona, anunciando una bajada de las tasas de depósito y el retorno a la flexibilización cuantativa.
  • Las tasas de depósito que paga la banca se han reducido un 0,1% hasta el mínimo histórico del -0,5% y el BCE comenzará a comprar bonos por valor de 20.000 millones de euros cada mes a partir de noviembre.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El Banco Central Europeo acaba de anunciar una nueva ronda de estímulos de gran calado para la ralentizada economía del Viejo Continente, reduciendo las tasas de depósito hasta su mínimo histórico al tiempo que aplicará una nueva ronda de flexibilización cuantitativa.

El BCE ha anunciado este jueves en una conferencia en Frankfurt que anunciaría que reduciría sus tasas de depósito del -0.4% al -0.5%, y que comenzaría a comprar bonos por valor de 20.000 millones de euros cada mes a partir de noviembre.

Leer más: Así es cómo la riqueza de los hogares europeos está ahora "impulsada exclusivamente" por los tipos de interés negativos

La medida supone la primera ocasión en que las tasas de depósito se modifican desde 2016, ya que la economía europea se ha visto en problemas por la pérdida de demanda tanto por el Brexit como por la guerra comercial, mientras que la flexibilización cuantitativa fue utilizada por última vez en diciembre del año pasado.

El BCE también introducirá un sistema escalonado para excluir a algunos de los bancos que sufrirán más impacto de esos tipos negativos, algo que ya se ha hecho en Japón y Dinamarca.

En su sitio web, el BCE también dijo que los tipos de interés clave se mantendrán en el nivel que están ahora hasta que la inflación alcance el 2%.

"Más de lo que muchos esperaban hoy"

"En conjunto, el BCE ha entregado un paquete de medidas que es más de lo que muchos esperaban para hoy. Es cierto que el recorte de 10 puntos básicos a las tasas de depósito es lo mínimo que pudo haber hecho y el ritmo mensual de compras de activos, a 20.000 millones de euros al mes a partir del 1 de noviembre, es un poco más pequeño de lo esperado", afirma Andrew Kenningham, economista jefe para Europa de Capital Economics en un correo electrónico a Markets Insider.

"Pero la clave es que este compromiso con más flexibilización cuantitativa es más abierto: terminará poco antes de que el banco comience a subir los tipos de interés".

"Obtendremos más detalles en la conferencia de prensa en breve, pero a primera vista parece un paquete bastante moderado. Sin embargo, sigue siendo dudoso que pueda reflotar la economía de la zona euro y mucho menos para lograr una inflación cercana al objetivo del 2%", añade.

Leer más: La Reserva Federal está preparada para bajar los tipos por primera vez desde que empezó la crisis

El BCE sigue la estela de la Reserva Federal y de otros bancos centrales de todo el mundo en la reducción de tipos para ayudar a estimular la economía mundial. También se espera que la Reserva Federal baje los tipos a finales de este mes.

Mario Draghi, el jefe del BCE dejará el cargo este otoño y será reemplazado por Christine Lagarde, la actual directora del FMI.

Y además