Bienvenido al año de pesadilla de Elon Musk

Grace Kay,
elon burns
Win McNamee/Getty Images; Chelsea Jia Feng/BI
  • Elon Musk y algunas de sus empresas están teniendo un año difícil.
  • Las cifras de entregas de Tesla se desplomaron ayer martes en un trimestre de "pesadilla".
  • Musk también se ha enfrentado a contratiempos en X y los expertos dicen que su demanda contra OpenAI no tiene visos de prosperar.

2024 ha comenzado con mal pie para Elon Musk.

Da la sensación de que Musk ha ido recibiendo golpe tras golpe en lo que va de año: desde que una jueza tumbara su paquete salarial de 55.000 millones de dólares en enero hasta el complicado primer trimestre de Tesla.

El hijo dorado de Musk, Tesla, se ha enfrentado a fuertes vientos en los últimos meses. El martes, las cifras de entregas del primer trimestre del fabricante de coches eléctricos revelaron una caída significativa, muy por debajo de las estimaciones más bajas que manejaba Wall Street. Las entregas de Tesla en el primer trimestre cayeron un 20% respecto al trimestre anterior y más de un 8% respecto al mismo periodo del año anterior, lo que supone el primer descenso interanual de las ventas de la compañía desde 2020.

En un comunicado, Tesla achacó el descenso de las entregas a la aceleración de la producción de su renovado Model 3, así como a un incendio intencionado en su fábrica de Berlín y a problemas en la cadena de suministro causados por el conflicto del mar Rojo.

Las acciones de Tesla cayeron más de un 5% este martes y han bajado casi un 30% en el último año.

Tesla announced layoffs.
Justin Sullivan

El analista tecnológico de Wedbush Dan Ives ha afirmado en una nota publicada este martes que el primer trimestre del fabricante de automóviles ha sido un "desastre sin paliativos" y una "pesadilla" para Tesla, ya que el fabricante de automóviles se enfrenta a una creciente competencia en el mercado chino de los coches eléctricos, incluyendo BYD, que ha estado compitiendo con Tesla por el título de mayor vendedor de vehículos eléctricos. Ives, un veterano defensor de Tesla, advierte en su nota de que la empresa podría enfrentarse a "días más oscuros en el futuro" si Musk no consigue darle la vuelta y recuperar la confianza de los inversores.

En Estados Unidos, la empresa de Musk también se enfrenta a una menor demanda por parte de los clientes, que parecen estar cada vez más cansados de las payasadas de Musk. Según un reciente informe de la empresa de inteligencia de mercado Caliber, el número de personas encuestadas que consideraría la compra de un Tesla cayó al 31% en febrero, frente al máximo del 70% alcanzado en noviembre de 2021.

"El tema de Twitter y las opiniones personales de Elon sobre la política y otras cosas que suceden en el mundo han desanimado a muchos compradores potenciales", explicó el martes Colin Rusch, analista de acciones de Oppenheimer, a la CNBC. "La gente que había estado comprando vehículos eléctricos específicamente por el clima se está echando atrás a la hora de comprar Tesla".

Por su parte, Musk ha dicho que Tesla está "entre dos grandes olas de crecimiento". Pero, no está claro cuándo saldrá del bache el fabricante de automóviles. El CEO de Tesla alertó de que había "cavado su propia tumba" con el aumento de la producción de su primera camioneta, el Cybertruck, y ya está haciendo planes para lo que parece una segunda generación del Tesla Roadster cada vez más ambiciosa.

Más malas noticias

Tesla no es la única mala noticia para Musk. El multimillonario se ha enfrentado a múltiples frentes. Desde que comenzó el año, la fortuna de Musk, que se basa en gran medida en sus acciones de Tesla, ha caído 40.500 millones de dólares, un 17,7%, según el Índice de Multimillonarios de Bloomberg.

Hasta ahora, la compra de Twitter por parte de Musk no parece ir según lo previsto. En febrero, Fidelity volvió a rebajar el valor de su inversión en la empresa de redes sociales de Musk, lo que supone un descenso de cerca del 73% en el valor de la plataforma desde que Musk compró Twitter en 2022 por 44.000 millones de dólares.

X está perdiendo anunciantes y se enfrenta a decenas de millones de dólares en demandas de los antiguos empleados que Musk despidió cuando redujo la plantilla de la empresa a la mitad.

Musk demandó a OpenAI y Sam Altman en febrero.
Musk demandó a OpenAI y Sam Altman en febrero.Kent Nishimura

Mientras tanto, los expertos legales dicen que la propia demanda de Musk contra Sam Altman y OpenAI probablemente sea una batalla perdida y puede que ni siquiera se llegue a juicio.

Recientemente, un juez desestimó una demanda presentada por X, la empresa de Musk, contra un grupo de investigación, alegando que se trataba de un intento de intimidar a los detractores de la red social para que guardaran silencio. X había argumentado que la organización sin ánimo de lucro Center for Countering Digital Hate había violado las políticas de X al recopilar datos para informes que indicaban un aumento de la incitación al odio en la plataforma, algo que podría hacer que los grandes anunciantes dejaran de invertir en ella.

Lo que necesitas saber para estar informado

Lo que necesitas saber para estar informado

¿Te gusta lo que lees? Comienza tu día sabiendo qué piensan y qué les preocupa a los ejecutivos de las principales empresas del mundo con una selección de historias enviada por Business Insider España a primera hora cada mañana.

Recibe la newsletter

Algunos puntos positivos

Aunque sin duda ha sido un año difícil para Musk, ha habido algunos signos de esperanza.

En particular, SpaceX lanzó con éxito la Starship al espacio el mes pasado durante su tercer lanzamiento de prueba. La prueba marcó una ocasión que llevaba años gestándose, aquejada de múltiples vuelos de prueba con explosiones y obstáculos normativos.

Neuralink, la startup de Musk dedicada a la interfaz cerebro-ordenador, también alcanzó un hito importante a principios de año. Tras años de promesas de Musk de que Neuralink iniciaría pronto ensayos con humanos, la empresa implantó su primer dispositivo en un ser humano y dio a conocer a su primer paciente en 2024. Neuralink mostró cómo su dispositivo podía permitir al paciente publicar en las redes sociales, desplazarse por un ordenador y jugar durante horas a videojuegos utilizando únicamente su mente.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.