Calviño condiciona la reactivación en España en 2021 a que se controlen los rebrotes: "Garantizar la seguridad y fomentar la confianza son la base para impulsar la demanda"

La vicepresidenta económica, Nadia Calviño
La vicepresidenta económica, Nadia Calviño
REUTERS/James Lauwler
  • La vicepresidenta económica, Nadia Calviño, ha asegurado este miércoles en el XIX Congreso de Directivos CEDE que la reactivación de España en 2021 depende de "la eficacia en el control de los rebrotes", en garantizar un entorno de seguridad y fomentar la confianza para estimular la demanda.
  • El presidente de la Fundación CEDE y de la Fundación Bancaria La Caixa, Isidro Fainé, ha señalado que el coronavirus es una crisis "transformadora" y ha asegurado que las políticas públicas y las respuestas empresariales al coronavirus han tenido resultados dispares.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La vicepresidenta económica del Gobierno, Nadia Calviño, ha afirmado este miércoles en el XIX Congreso de Directivos del Consejo Español de Directivos y Ejecutivos (CEDE) que la economía española y europea están reactivándose y ha augurado que esa recuperación se intensificará en 2021 "gracias a las decisiones que tomamos en marzo", aunque precisando que dependerá de la evolución de la crisis sanitaria.

La fortaleza de la reactivación dependerá, según Calviño, "de la eficacia en el control de los posibles rebrotes y en garantizar un entorno de seguridad y fomentar la confianza, que son las bases para estimular la demanda", señalando que la incertidumbre y la falta de confianza de inversores y ciudadanos "es lo que más daña a la economía española".

La vicepresidenta económica ha asegurado que "necesitábamos avanzar hacia un modelo más responsable aprovechando los cambios tecnológicos y el coronavirus solo ha acelerado" esa implementación, destacando además que el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la Economía Española del Gobierno se centra en afrontar "el desafío" del cambio de modelo productivo.

No obstante, Nadia Calviño ha destacado que la economía española está "muy abierta y repercuten decisiones de otros países que tendrán un impacto difícil de calcular, por no hablar del turismo". Por ello, ha reconocido que "la situación es cambiante y volátil y para organismos y empresas es difícil plantear previsiones", además de dificultar la toma de decisiones en las compañías.

Leer más: Consumo, préstamos y confianza: estos son los 10 indicadores que anunciarán la recuperación del coronavirus

Pese a la incertidumbre, la vicepresidenta ha señalado que existen varias certezas, destacando que el Ejecutivo ha aplicado "medidas de calado y sin precedentes que mitigan el impacto real y proteger una base para construir la recuperación", la reacción "rápida y contundente de la Unión Europea" y el compromiso con una respuesta global por parte de los organismos financieros internacionales.

Minutos antes, el presidente de la Fundación CEDE y de la Fundación Bancaria La Caixa, Isidro Fainé, había señalado en su intervención en el congreso que el coronavirus es una crisis "transformadora", asegurando que las políticas públicas y las respuestas empresariales al coronavirus han tenido "resultados dispares y no han alcanzado en algunos casos los niveles deseados".

Sin embargo, Calviño ha recalcado que medidas como los ERTE, la prestación para autónomos o las moratorias "suponen un importante esfuerzo pero sirven a su propósito", señalando que seguirán aprobando nuevas medidas y adaptando las existentes "para dirigirlas a empresas con más dificultades y garantizar que los problemas de liquidez no se convierten en problemas de solvencia".

La vicepresidenta ha asegurado que "nos quedan meses duros por delante, riesgos ante los que hay que reaccionar con prudencia y mesura". Para ello, ha resaltado la importancia de contar con "liderazgos transformadores", poniendo como ejemplo a su Gobierno, a los agentes sociales y a los directivos empresariales, "que tienen un papel fundamental en el cambio".

Leer más: Juan Roig critica que se ha priorizado demasiado la salud frente a la economía en la lucha contra el coronavirus

El rey Felipe VI pide líderes empresariales que mejoren el tejido productivo

"Juntos somos más fuertes contra la crisis sanitaria y también contra la económica", ha destacado Calviño, un mensaje similar al que transmitió el rey Felipe VI, que clausuró el congreso destacando la importancia de la colaboración público-privada, en la que las empresas "aportan capacidades técnicas y financieras y otros marcos legales estables", en referencia al Gobierno.

Además, el monarca ha agradecido el esfuerzo de adaptación por parte de las compañías ante el reto de la pandemia y ha afirmado que "estamos viviendo una transformación del modelo productivo, de la forma de trabajar y de relacionarnos y, por ello, España necesita líderes empresariales que busquen y encuentren la forma de potenciar y mejorar el tejido productivo".

Otros artículos interesantes:

72.000 millones de euros y 800.000 empleos en 3 años: las claves del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la Economía Española que acaba de presentar el Gobierno

Las economías mundiales tardarán varios trimestres en recuperar los niveles anteriores al coronavirus, según Amundi

Las claves de la prórroga de los ERTE aprobada por el Gobierno: las 3 modalidades que estarán vigentes hasta el 31 de enero