De Elon Musk al jefe de JP Morgan: los CEO de las empresas más grandes del mundo dicen que 2023 va a ser una pesadilla

Jamie Dimon, consejero delegado de JPMorgan (izquierda) / Elon Musk, consejero delegado de Tesla (derecha)
Jamie Dimon, consejero delegado de JPMorgan (izquierda) / Elon Musk, consejero delegado de Tesla (derecha)

A medida que se acerca 2023, todo el mundo que es alguien está tratando de averiguar qué va a pasar con la economía mundial.

El presidente Joe Biden dijo recientemente que la economía de Estados Unidos es "muy fuerte", una categorización con la que muchos altos ejecutivos y economistas no están del todo de acuerdo

En una reciente encuesta realizada por la empresa de asesoría fiscal KPMG, el 91% de los directores ejecutivos respondieron que prevén una recesión en EEUU en los próximos 12 meses, y solo un tercio cree que será "leve y corta".

Aunque el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, insiste en que la reciente subida de los tipos de interés no desencadenará una recesión, los propios estudios de la Fed advierten que movimientos similares han dado paso históricamente a un aumento del desempleo. 

Una recesión 'light' y provocada: por qué la crisis de 2023 será la más pequeña de los últimos 40 años

Tras la subida de tipos, los economistas encuestados por The Wall Street Journalcalificaron, de media, que la probabilidad de una recesión en los próximos 12 meses es del 63%, frente a una probabilidad media del 49% en julio. Y un modelo estadístico de Bloomberg Economics dice que hay un 100% de probabilidades de que la economía estadounidense entre en recesión dentro de un año.

En general, las cosas no están tan mal ahora. Pero mucha gente inteligente está diciendo: espera. Las cosas se van a poner realmente difíciles en 2023. 

Una recesión afectaría al ciudadano medio de varias maneras, principalmente en lo que respecta al empleo. Aunque los trabajadores han disfrutado de una cantidad histórica de poder de negociación durante la pandemia, ya que las empresas se han apresurado a cubrir la escasez de mano de obra, la tendencia está a punto de invertirse. 

La Reserva Federal subirá aún más los tipos de interés para combatir la inflación, lo que aumentará los costes para las empresas. Eso significa que van a empezar a recortar personal, si no lo han hecho ya, y a provocar muchos despidos y mayores niveles de desempleo. Esos tipos de interés también significan que las deudas de las tarjetas de crédito y los préstamos serán más caras. 

Desde el CEO de Tesla, Elon Musk, que predice una "leve recesión" durante 18 meses, hasta el CEO de Restoration Hardware, Gary Friedman, que dijo que "cualquiera que piense que no estamos en una recesión está loco", esto es lo que 10 de los principales líderes empresariales de algunas de las empresas más importantes del mundo están preparando para 2023: 

Elon Musk, consejero delegado de Tesla

VIDEO

Así vive y gasta su dinero ELON MUSK, la persona más rica del mundo

El hombre más rico del mundo cree que "hacer pronósticos macroeconómicos es una receta para el desastre", pero dio su opinión de todos modos en una reunión de accionistas en julio, prediciendo que EEUU experimentará una recesión leve durante 18 meses. 

El mes anterior, Musk había dicho a los ejecutivos de Tesla que tenía un "supermal presentimiento" sobre la economía, y les ordenó que suspendieran las contrataciones y recortaran el 10% de la plantilla, según correos electrónicos internos vistos por Reuters.

En octubre, Musk dijo a los inversores que "Norteamérica goza de muy buena salud", pero rechazó la decisión de la Reserva Federal de seguir subiendo los tipos de interés.

Una recesión "larga y fea" golpeará al mundo en 2022 y 2023 y provocará la 'muerte' de los 'países zombis', según un prestigioso economista que predijo la crisis de 2008

"Hay más deflación que inflación", señal. "Las decisiones de la Fed tienen sentido si se mira por el retrovisor, pero no si se mira por el parabrisas delantero".

Raj Subramaniam, CEO de FedEx 

Después de que el gigante del transporte marítimo presentara unos resultados decepcionantes en septiembre, Subramaniam declaró a la CNBC que cree que nos dirigimos hacia una "recesión mundial". La empresa ha anunciado una serie de agresivas medidas de reducción de costes, entre ellas el cierre de 90 establecimientos minoristas y 5 oficinas corporativas, así como la congelación de la contratación. 

Gary Friedman, director general de Restoration Hardware

Durante los resultados de RH en septiembre, el jefe de los muebles de lujo dijo que "cualquiera que piense que no estamos en una recesión está loco". Predijo que se avecinan aguas turbulentas para los próximos 12 a 18 meses, y dijo que la recesión "acaba de empezar". 

Chris Nassetta, CEO de Hilton 

El veterano de la hostelería es ligeramente más optimista. Nassetta destacó a mediados de octubre que cree que hay una "posibilidad razonablemente buena" de que la economía tenga un "aterrizaje suave o accidentado". En julio, el ejecutivo adelantó a los inversores que, aunque hay "mucha incertidumbre macroeconómica", se siente bien sobre el futuro del gigante hotelero. 

Robert Nardelli, exCEO de Home Depot y Chrysler 

Nardelli lleva meses haciendo sonar la alarma sobre una recesión que golpea a EEUU "como un cohete", al declarar el martes a Fox News que la nación es la "menos preparada" para afrontar una recesión de lo que nunca ha visto. 

El CEO de JP Morgan, Jamie Dimon 

Dimon es quizás el más ruidoso de los adivinos de la recesión. En junio, estimó que hay entre un 20% y un 30% de posibilidades de una "recesión más dura" y entre un 20% y un 30% de posibilidades de "algo peor". 

Más tarde, predijo que la recesión será mucho más suave que el "huracán" económico que predijo en un principio. En el último informe de resultados de su empresa, señaló que los ahorros de la gente han aumentado en comparación con esta época del año pasado, e incluso más que antes de la crisis. Los préstamos de tarjetas de crédito, apuntó, también son estables. 

Estamos en una crisis alimentaria mundial que provocará estragos en las economías locales y desatará revueltas sociales

"Ese dinero extra que tienen en sus cuentas corrientes", destacó, "se agotará probablemente a mediados del próximo año. Y luego, por supuesto, tenemos la inflación, los tipos más altos, los tipos hipotecarios más altos, el petróleo, la volatilidad, la guerra. Así que todo eso está ahí y no es una grieta en los números actuales. Es bastante previsible que tensione las cifras futuras". 

David Solomon, CEO de Goldman Sachs 

El jefe de la firma de inversión ofreció una advertencia similar a la de Dimon, diciendo que la "economía mundial sigue enfrentándose a importantes vientos en contra". 

Durante la convocatoria de resultados del tercer trimestre de la compañía en octubre, subrayó que los mercados de renta variable están "muy lejos de los máximos recientes", los bancos centrales suben los tipos de interés y la inestabilidad geopolítica son factores que agravan el impacto de los resultados de Sachs en los últimos meses.

"Creo que hay que esperar que haya más volatilidad en el horizonte ahora. Eso no significa con seguridad que tengamos un escenario económico realmente difícil", comentó a la CNBC en octubre. Pero en la distribución de los resultados, hay muchas posibilidades de que tengamos una recesión en Estados Unidos".

Ken Griffin, CEO de Citadel

"A todo el mundo le gusta pronosticar recesiones, y habrá una", dijo el multimillonario consejero delegado de Citadel a la CNBC a finales de septiembre, señalando que cree que la inflación ha tocado techo. "Es solo una cuestión de cuándo, y francamente, de cuánta fuerza. ¿Es posible que a finales del 23 tengamos un aterrizaje duro? Absolutamente".

Christian Sewing, CEO de Deutsche Bank

Sewing, cuya empresa de inversiones tiene su sede en Alemania, se adelantó a la dimisión de su gobierno, que recientemente alertó a los ciudadanos de que se prepararan para una recesión. 

"Ya no podremos evitar una recesión en Alemania", auguró Sewing en septiembre. "Sin embargo, creemos que nuestra economía es lo suficientemente resistente como para afrontar bien esta recesión, siempre que los bancos centrales actúen ahora con rapidez y decisión". 

Satya Nadella, CEO de Microsoft 

Ya se ha dicho que Microsoft es "a prueba de recesiones", pero incluso el gigante tecnológico está recibiendo un golpe. A finales de octubre despidió a cerca de 1.000 trabajadores, en un conjunto de despidos inusualmente grande para la empresa. 

Las acciones de Microsoft también han caído un 29% desde enero, junto con muchas otras empresas tecnológicas. "Ninguno de nosotros es inmune a los vientos en contra macroeconómicos", dijo el consejero delegado Satya Nadella en una entrevista con Yahoo Finance en octubre, subrayando que estamos en un período en el que todas las empresas necesitan "hacer más con menos", como menores gastos operativos.

Otros artículos interesantes:

El FMI avisa de la crisis que viene: "Lo peor está por llegar; para muchas personas, 2023 se sentirá como una recesión"

La crisis energética amenaza con romper la unidad en Europa y provocar disturbios sociales, según el director de la Agencia Internacional de la Energía

5 noticias positivas de la semana para intentar contagiarte algo de optimismo tras la muerte de Isabel II y las crisis que sobrevuelan

Te recomendamos