La CEO de Free Now en España apuesta por 'uberizar' el sector del taxi: "Queremos que la regulación afecte a la persona, no al vehículo"

Un taxi con el logotipo de Free Now circula por Madrid.
Un taxi con el logotipo de Free Now circula por Madrid.
  • "A medida que se complique el acceso a las licencias VTC, habrá una apuesta mayor por el taxi", pronostica Isabel García Frontera, directora general de Free Now en España, durante una entrevista con Business Insider.
  • La plataforma propiedad de BMW y Daimler celebra su décimo aniversario en nuestro país con su expansión a nuevas ciudades mientras trata de ganar terreno en la carrera por convertirse en la superapp de movilidad definitiva.

"Parecía que todo iba a cambiar a partir del 1 de octubre, pero no ha sido así".

Isabel García Frontera, CEO de Free Now en España, asegura que todavía operan con cierta incertidumbre a pesar de que la guerra del taxi y las VTC entró en una nueva era el pasado 1 de octubre con la entrada en vigor de la última regulación que ha enterrado el 'decreto Ábalos'.

"Hay un poco de incertidumbre y falta mucha más claridad. A día de hoy se va viendo hacia dónde se va a ir en cada región, pero los cambios todavía no están al 100% implantados. A medida que se complique el acceso a las licencias VTC, habrá una apuesta mayor por el taxi", vaticina la directiva.

Free Now, que acaba de celebrar su décimo aniversario en España anunciando su expansión a una docena de ciudades en los próximos meses, pide "una mayor flexibilidad" en el sector para que los taxis se parezcan un poco más a Uber y el resto de VTC, con tarifas dinámicas y vehículos circulando 24 horas sin días de descanso.

"Siempre hemos defendido una competencia justa. Lo que no puede ser es unas normas de juego muy diferentes, en donde, por un lado, hay una apenas regulación o no regulación como el caso de las VTC y una hiperregulación en el caso del taxi", añade.

La directora general en España de Free Now, Isabel García Frontera, en una imagen cedida.

Desde la multinacional alemana, descartan, otra vez, entrar en el negocio de las VTC en España, aunque sean uno de los grandes operadores de este sector en Europa, e incluso forman parte del lobbyMove EU en Bruselas, junto con sus competidoras Uber y Bolt.

"A día de hoy no está sobre la mesa entrar en el negocio de las VTC. Desde que llegamos a España llevan diciendo que vamos a lanzar las VTC, y aquí seguimos", remarca la directora general de Free Now en España.

De explicar a los taxistas qué es Free Now a luchar por convertirse en la superapp definitiva

Isabel García Frontera hace balance durante la entrevista con Business Insider España de una década marcada por la digitalización —en sus inicios en Free Now tenían que ir con los iPhone a las paradas de los taxis para explicar en qué consistía su app al más puro estilo Travis Kalanick—, y la encarnizada guerra que han vivido con Cabify, Bolt, Uber y compañía.

La batalla, ahora, pasa por convertirse en una superapp.

Free Now fue, de hecho, una de las primeras en sumarse a esta tendencia que aglutina diferentes servicios de movilidad en un mismo sitio: desde 2019 ofrece taxis, bicicletas o coches compartidos. 

Es una carrera a la que se han sumado todas las plataformas del sector, de Cabify a Bolt, pasando por la propia Uber o incluso la propia Renfe. El futuro de la movilidad pasa por convertirse en el agregador definitivo, un todo en uno, dado que cada segmento por separado representa un negocio difícil de rentabilizar. 

Al contrario que muchos de sus competidores, Free Now no posee ni coches, ni contrata a conductores, ni tiene sus propias bicicletas. Es un intermediario y su modelo de negocio consiste en ganar dinero a través de las comisiones que cobra a sus colaboradores por integrar estos servicios en su aplicación. 

En el caso de los taxistas, la plataforma cobra una comisión del 12,5% del precio del viaje, un porcentaje que según García Frontera no tienen previsto aumentar pese al complicado escenario macroeconómico. Actualmente, cuentan con más de 24.000 taxistas registrados en la app, según datos de la propia compañía.

"Flexibilizar, no liberalizar"

Cuando García Frontera habla de flexibilidad, remarca que no se refiere a liberalizar, sino a que haya "menos rigidez" en cuestiones como el tamaño de los logotipos de las marcas que pueden poner los taxistas en sus vehículos o la cantidad de horas que puede estar circulando un taxi.

"Los vehículos VTC con diferentes conductores, obviamente, pueden utilizarse las 24 horas del día. En cambio, el taxi tiene períodos de libranza, tiene unos turnos, tiene unos horarios. Nosotros siempre decimos que la regulación afecte a la persona, pero no al vehículo, para que puedas maximizar esa inversión que has hecho y así tener dobles turnos y utilizar más y más el taxi", comenta García Frontera.

Otra de las cuestiones es el precio de la carrera, ya que, según critica la directiva, no en todas las ciudades españolas está regulado el precio cerrado, es decir, que el cliente pueda saber a ciencia cierta con antelación el coste del viaje que va a realizar.

Esto es algo que las VTC sí que incorporan y que de hecho les caracteriza. 

¿Qué va a pasar a partir de ahora con las VTC?

Un usuario utiliza la app de Uber para solicitar un viaje en coche

Además, la desaparición del límite horario que exige García Frontera va en línea con lo que ha impulsado recientemente la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, de cara a 2023, una nueva regulación que permitirá a los taxis circular 24 horas y todos los días de la semana en la capital.

Desde Free Now abogan también por "flexibilizar las tarifas", y que puedan variar en función de la oferta y la demanda, algo que los taxis actualmente no pueden hacer, pero sí que incorporan las VTC. 

Esto supone, por ejemplo, que un fin de semana por la noche, el precio del servicio pueda aumentar considerablemente en los centros de las grandes ciudades, o se den situaciones como las vividas en el festival MadCool de Madrid, donde el precio del viaje por volver a casa en Uber llegó a costar hasta 5 veces más que un día normal, como recogió El País en este reportaje.

"No queremos que sea un precio libre porque no daría garantías ni a los taxistas ni a los pasajeros, pero sí que hay una cierta flexibilidad. Que se permita subir o bajar en función de la oferta y la demanda", remarca García. "Estas son rigideces que hacen muy difícil el competir".

"Hay otras cosas que creo que están muy bien. El que tú tengas que tener una licencia para conducir un taxi, que se miren tus antecedentes, que tengas que demostrar unos conocimientos de la ciudad, el idioma y de una serie de cosas que hacen que seas un conductor profesional, por ejemplo", señala la directiva. 

"En ese caso, creo que sería más efectivo que esto también lo cumpliesen las VTC", añade.

Otros artículos interesantes:

Uber y Cabify ya notan el impacto de Bolt: en solo 6 meses ya resta entre un 15% y un 18% de usuarios a cada una en sus aplicaciones, según un estudio

Una fundación investiga si Uber ofrece viajes más caros a usuarios de barrios pobres en España, pero necesita tu ayuda para descubrirlo

El fundador de Cabify reclama al Gobierno que amplíe el plazo para que las VTC no se queden fuera de las ciudades en octubre: "Las comunidades no saben cómo regular"

Te recomendamos