Los 'chollos' de la burbuja: pisos de playa desde 20.000 euros en los cementerios del boom inmobiliario

Vivienda apartamento turistico en costa

Getty images

Foto del redactor Inma Benedito
  • 15 años después del estallido de la burbuja, en Business Insider España buscamos los 'chollos' de costa en los cementerios del boom inmobiliario. 
  • Desde pisos desde 30.000 euros en Roquetas de Mar hasta viviendas de 100 metros cuadrados en Ayamonte, la joya de la corona de Martinsa-Fadesa, por 80.000 euros.

Un día fueron una selva de andamios con pretensiones de macroproyecto urbanístico. Al día siguiente, un puñado de ruinas destinadas al olvido. Hoy, 15 años después del estallido de la burbuja, es posible encontrar chollos de costa en los cementerios del boom inmobiliario.

Roquetas de Mar, La Unión, L'Aldea o Ayamonte son solo algunos ejemplos de urbanizaciones o ciudades que sufrieron lo peor de la fiebre inmobiliaria y cuya postal hoy recuerda a un bosque de esqueletos de hormigón. Algunos, por exceso de inmuebles sin vender, otros, por acumulación de suelo sin edificar o de obras que nunca llegaron a terminarse.

Son los cementerios de la burbuja en la costa, muchos de ellos ahora olvidados, pero cuyo nombre todavía resuena para muchas personas, y resucitan fantasmas de crisis pasadas.

En estos municipios del litoral se encuentran algunas de las grandes bolsas de vivienda y suelo de la Sareb (la Sociedad de Gestión de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria). El conocido como banco malo acumula en su cartera los inmuebles que los bancos rescatados de la burbuja inmobiliaria no lograron vender. 

Aunque muchas de las ciudades fantasma se ubican en ciudades de interior, en Business Insider España hemos hecho una selección, centrando el foco en el litoral, para encontrar áreas de costa con la vivienda más barata.

Por ejemplo, la bolsa de la Sareb asciende a 441 viviendas de costa en Ayamonte, un municipio de 22.000 habitantes en Huelva, y alcanza las 300 obras paralizadas en El Vendrell, en Tarragona. 

Promoción de vivienda en Seseña

 Roquetas de Mar, Almería

Vista del puerto deportivo en la costa de Roquetas de mar, Almería.
Vista del puerto deportivo en la costa de Roquetas de mar, Almería.

Getty images

Aunque muchos de los cementerios de la burbuja se concentraban en áreas de la España rural, más o menos próximas a Madrid, para las que se esperaba un gran crecimiento (que nunca se dio), la otra cara de la burbuja se concentró en la costa española y, especialmente, en el Levante.

Mientras duraba el boom, Almería puso a las cementeras al rojo vivo hasta convertirse en la campeona de la burbuja inmobiliaria. Entre 2001 y 2011, la construcción de viviendas se disparó un 45,4% en la provincia, según datos del INE.

Roquetas de Mar fue uno de los municipios en experimentar mayor crecimiento urbanístico, y todavía hoy posee una de las mayores bolsas de viviendas a medio construir de la Sareb. Según la prensa local, hace unos años se cifraban en más de 3.000 las viviendas vacías, buena parte en propiedad de bancos que las vendieron a precios irrisorios.

Ahora, la Sareb tiene 244 obras sin terminar, 301 pisos y 43 solares en el municipio, y es posible encontrar pisos de 70 metros cuadrados por menos de 30.000 euros. El metro cuadrado, según datos de Idealista, está en 1.265 euros, un 34% por debajo de máximos. 

Vivienda vacacional en la playa

L'Aldea, Tarragona

"Las viviendas de la urbanización El Mirador del Ebro en L’Aldea constituyen una excelente opción para aquellos que quieren disfrutar de una vivienda urbana en un paraje natural único y cerca de un entorno de playas de referencia del Mediterráneo". Así se comercializaban en 2007 las viviendas de L'Aldea, un pueblo de 4.000 habitantes del Bajo Ebro (Tarragona), según la prensa local.

Era en aquel pequeño municipio donde la promotora Martinsa-Fadesa, uno de los grandes emblemas del ladrillo cuya quiebra dejó un reguero de cadáveres urbanísticos, proyectaba construir 1.000 viviendas. Todavía hoy, el Mirador del Ebro es una ciudad fantasma, donde la Sareb es propietaria de 294 viviendas, 3 solares y 61 edificaciones sin terminar.

En L'Aldea, el precio de los pisos está cayendo, tal vez motivado por el drama de la despoblación. Según datos de Idealista, el metro cuadrado en L'Aldea ronda los 610 euros, un 20,7% más barato que el año pasado, y es posible encontrar viviendas de 100 metros cuadrados por menos de 40.000 euros.

Ilustración de burbuja o pinchazo inmobiliario

 Ayamonte, Huelva

Vista de Ayamonte (Huelva) desde el río.
Vista de Ayamonte (Huelva) desde el río.

Getty images

Vamos con otra joyita de Martinsa-Fadesa. El gigante de la burbuja quiso hacer de Ayamonte, un municipio de Huelva de unos 21.000 habitantes, su joya de la corona. Martinsa-Fadesa lo había concebido como su mayor proyecto inmobiliario, tanto por volumen de activos construidos como por inversión.

La macrourbanización de Costa Esuri aspiraba a convertirse en uno de los desarrollos residenciales más grandes de toda la costa andaluza, con cientos de chalets adosados, apartamentos y viviendas en Pueblo Mediterráneo, dos campos de golf de 18 hoyos, 3 hoteles de lujo y amplias zonas comerciales y de ocio. Pero no llegó a ver la luz.

Prácticamente la mitad del desarrollo urbanístico quedó paralizado tras la quiebra de la promotora, y Costa Esuri se convirtió en una ciudad fantasma más. 

Hoy, con menos de 22.000 habitantes, Ayamonte (Huelva) acumula una bolsa de 441 pisos de la Sareb (tocan a 2.030 viviendas por cada 100.000 habitantes, frente a solo 36 viviendas en el caso de una gran capital como Madrid). Según Idealista, el metro cuadrado ronda los 1.513 euros, y es posible encontrar ofertas de viviendas de 100 metros cuadrados por 80.000 euros.

Los Alcázares, Murcia

Murcia se convirtió en otro de los bastiones de la burbuja, de la mano de los desarrollos inmobiliarios de La Manga o de proyectos como Polaris World y su construcción de urbanizaciones con campos de golf en 2006, una iniciativa no exenta de polémica, teniendo en cuenta los problemas de abastecimiento de agua que sufre la región. 

Al lado de La Manga, dando al Mar Menor, están Los Alcázares, un municipio de unos 18.000 habitantes, donde la Sareb acumula 80 pisos y es posible encontrar viviendas de 50 metros cuadrados por menos de 50.000 euros. Eso sí, en el Mar Menor no hay olas y sí una tragedia climática que pudo evitarse.

El resto de activos de la Sareb están en La Unión, un pueblo minero de 21.000 habitantes cercano a Cartagena, donde la Sareb tiene 75 solares y 52 obras sin terminar. No es para menos... No hay cómo darles salida. La demanda de vivienda en esta zona brilla por su ausencia, teniendo en cuenta que tiene en primera línea la Bahía de Portman, una de las mayores catástrofes ambientales del Mediterráneo, todavía sin solucionar.

Vivienda apartamento turistico en costa

Denia, Alicante

Playa de Las Marinas en Denia y Oliva.
Playa de Las Marinas en Denia y Oliva.

Getty images

Cuando, en 2009, comenzó la cascada de quiebras de promotoras inmobiliarias, la Comunidad Valenciana se quedó con 20.000 viviendas a medio construir y un skyline de grúas paralizadas.

En Denia, una de las ciudades más turísticas de Alicante, la Sareb acumula nada menos que 242 pisos. Allí quedaron paralizadas 6 promociones, entre ellas, un proyecto de 108 viviendas, 12 áticos y garajes que se quedó a medias al final de la carretera de las Marinas. 

Y aún así, un tercio de todo lo que se ha construido en Denia se levantó en solo 9 años, los previos a la burbuja inmobiliaria. Hoy, Denia tiene unos 44.000 habitantes, y es posible encontrar ofertas que rondan los 80.000 euros.

Avilés, Asturias

La idea era convertir la localidad asturiana de Avilés, de 78.000 habitantes, en uno de los mayores centros culturales de Europa. 

Con una superficie total de 572.000 metros cuadrados, la llamada Isla de la innovación albergaría un centro cultural internacional, oficinas, hoteles, locales de ocio y comerciales, apartamentos, lofts, espacios expositivos y de congresos, y hasta puertos deportivos para cruceros.

El 12 de abril de 2008, con la burbuja a puntito de estallar, se colocaba la primera piedra del Centro Cultural Internacional Óscar Niemeyer (CCION), que aspiraba a darle una segunda vida a la ría de Avilés, muy degradada por la crisis industrial.

Por supuesto, aquel macroproyecto concebido en los albores de la crisis no llegó a ver la luz. Hoy, la Sareb acumula 200 solares y 6 pisos en Avilés, donde es posible encontrar viviendas en venta de 60 metros cuadrados por algo más de 20.000 euros.

Descubre más sobre , autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.