Pasar al contenido principal

Los científicos encuentran virus similares al coronavirus en pangolines de contrabando

Pangolín
Reuters / Nguyen Huy Kham
  • Los científicos aún tratan de descubrir la incógnita que envuelve la aparición y, posterior transmisión en humanos, del COVID-19.
  • Gracias a un estudio reciente se han encontrado 2 coronavirus similares al COVID-19 en una muestra de pangolines y que podrían guardar relación.
  • Los participantes de la investigación han descartado la posibilidad de que el virus fuera diseñado en un laboratorio aunque no se haya logrado señalar su origen.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Los científicos aún tratan de descubrir la incógnita que envuelve la aparición y, posterior transmisión en humanos, del COVID-19. Recientemente se han descubierto dos primos cercanos del nuevo coronavirus en pangolines que se han introducido en China de forma ilegal, según ha comunicado ScienceAlert en un artículo.

Los expertos han aconsejado desde las primeras teorías que se prohibiese la comercialización de este mamífero escamoso para evitar otro brote de coronavirus en el futuro.

Un estudio realizado por la Universidad de Sídney y la Universidad de Hong Kong ha demostrado que el SARS-CoV-2, el virus que causa el COVID-19, posee ciertas similitudes con una cepa diferente de coronavirus que actualmente está afectando a una población de pangolines del sur de China, ha informado Independent.

El estudio publicado en la revista Nature no señala directamente al pangolín como fuente del brote actual pero cuestiona su distribución en el mercado.

Leer más: 5 síntomas poco frecuentes del coronavirus a los que deberías prestar atención

"El papel que desempeñan los pangolines en la aparición del SARS-CoV-2 aún no está claro, sin embargo, es sorprendente que los virus del pangolín contengan algunas regiones genómicas muy relacionadas con el virus humano", ha señalado Edward Holmes, virólogo que dirigió el estudio. "El más importante de estos es el dominio de unión al receptor que dicta cómo el virus puede unirse e infectar las células humanas".

El equipo de investigadores ha analizado 43 muestras de pangolín para realizar el estudio. En 6 de las muestras se ha encontrado ARN de coronavirus y, aunque los resultados no han sido muy determinantes, parece que los virus están bastante relacionados.

Desde que se dieron los primeros casos de COVID-19, diferentes hipótesis sobre su origen se han extendido, de hecho, los primeros estudios del genoma SARS-CoV-2 habían apuntado a una colonia de murciélagos en Yunnan, China, como el inicio de todo.

Leer más: ¿Puede ir más de una persona en coche mientras dure el estado de alarma?

Pero pese a la lejanía de esta colonia respecto al primer foco del virus, en Wuhan, en China se comercializaban diferentes especies de animales vivos para la alimentación y la medicina tradicional, por lo que, efectivamente este murciélago podría haber estado presente antes de que se desmantelara dicho lugar.

A diferencia del murciélago, cuya presencia y venta no está asegurada, se sabe casi a ciencia cierta que sí se vendían pangolines en este mercado.

A raíz de este estudio, Holmes, que ya había advertido anteriormente sobre una posible situación como la que se está viviendo actualmente en todo el mundo, ha descartado que el virus haya sido diseñado y fabricado en un laboratorio.

"No existe evidencia alguna de que el SARS-CoV-2, la causa del COVID-19, haya salido de un laboratorio", ha concluido.

Y además