Cómo empezar a ganar dinero jugando a videojuegos: 3 profesiones principales y 3 secundarias para convertir tu afición en vocación

Mario Dinero
Nintendo
  • ¿Alguna vez has pensado que podrías ganarte la vida con los videojuegos? ¿No como desarrollador, sino explotando tu faceta como gamer? Hoy en día, puedes vivir de ello. Solo necesitas pasión, paciencia y elegir un camino.
  • Aunque es muy fácil dejarse ilusionar por las grandes cifras económicas que lees en los titulares, recuerda que nadie se hace rico de la noche a la mañana. A no ser que hayas descubierto los trucos secretos de la vida. Entonces sí.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Sí, es posible ganar dinero jugando a videojuegos. Es posible vivir de ello. 

La prueba de ello son los titulares que te aparecen casi cada día en el móvil. Por ejemplo, en febrero de este año descubriste que el famoso streamer ElRubius ganó 2.092.950,50 euros en 2019. Ibai, otro gamer famoso, puede permitirse alquilar uno de los caserones del futbolista Samuel Eto'o. Y luego está el panorama competitivo: un niño de 8 años que juega a Fortnite fue contratado por 33.000 dólares hace unas semanas por un equipo de eSports.

Si eres gamer y al leer este tipo de noticias has pensado "yo también quiero convertir mi afición en trabajo", a continuación tienes tres sendas principales que puedes explorar para empezar a ganar dinero partida a partida. Ojo: en cada oportunidad tendrás un apartado sobre riesgos y dificultades. Y es que la promesa de vivir del gaming es muy jugosa, pero esconde cientos de horas de esfuerzo (y de suerte) que suelen omitirse en los titulares que tanto te llaman la atención.

A modo de símil, piensa en tus juegos de rol preferidos. Normalmente hay tres clases básicas, las de toda la vida: guerrero, hechicero y pícaro. Elijas la que elijas, ya sabes desde el minuto 1 que te costará horas, misiones y game overs llegar hasta el nivel adecuado para vencer al villano de turno. Pues con estos tres caminos ocurre lo mismo: no te frustres si hay muchos game overs por el camino, ¡forman parte del proceso! Dale a continue y a seguir con la partida.

Streamer

Ibai Llanos, elRubius y AuronPlay en TwichIbai Llanos, elRubius y AuronPlay en Twich

En enero de 2021, BackLinko destacaba que Twitch cuenta con 140 millones de visitantes únicos cada mes, todo un salto en comparación con los 55 millones de usuarios mensuales de 2015.

Existen por lo tanto al menos 140 millones de personas que quieren ver retransmisiones en directo de partidas a juegos. Los usuarios de Twitch (o de otros servicios de streams) quieren entretenerse viendo a un gamer que o bien juega con maestría, o bien tiene una personalidad que atrae, ya sea por sus ganas de informar sobre lo que juega, su sentido del humor, el buen rollo que transmite… 

A veces ni es necesario que el gamer juegue; cada vez están más de moda las retransmisiones en las que el streamer simplemente habla a su audiencia, como si fuera un podcast o un boletín de opinión.

Cómo empezar a ganar dinero

La clave es convertirte en socio de Twitch. Los socios tienen acceso al programa de monetización del servicio. Para ascender a socio, es necesario cumplir ciertos requisitos. Dichos requisitos cambian con el tiempo. En el momento de la redacción de este artículo, son estos:

  • Conseguir 50 seguidores en tu canal
  • Streamear durante ocho horas
  • Hacer streaming en siete días diferentes
  • Conseguir una media de 3 espectadores en dichas retransmisiones

Twitch cuenta con sistemas para avisarte de cuándo has cumplido estos requisitos para convertirte en socio.

Una vez eres socio, tienes acceso a las donaciones. Puedes pedir a tus seguidores que te donen dinero. Para incentivarles, puedes apostar por la creatividad y prometer que si alcanzas los mil euros (por ejemplo) harás un streaming maratoniano de 10 horas. O puedes informar que parte de los donativos se invertirán en mejorar el equipo que te permite realizar las retransmisiones.

No obstante, lo habitual es que las donaciones sean voluntarias; cuando el espectador se siente a gusto con el streamer, donar es su forma de darle las gracias y de garantizar que siga en activo.

Además de las donaciones, puedes conseguir ingresos a partir de la publicidad que Twitch colocará automáticamente en tus retransmisiones, a partir de los usuarios que se suscriban a tu canal para conseguir emojis exclusivos (por ejemplo), o puede que atraigas a una marca y realices un acuerdo de afiliación.

¿Cifras exactas? Depende de la fortaleza de tu canal. LolFinity, un portal dedicado a League of Legends, calcula que puedes ganar entre 500 y 20.000 dólares al mes si tienes entre 15.000 y 500.000 seguidores y entre 5.000 y 50.000 suscriptores.

Desafíos

La carrera de streaming pondrá a prueba tu paciencia, tu resiliencia, tu creatividad y, sobre todo, tus ganas de renovarte. Para empezar, no existen éxitos que ocurran de la noche a la mañana: todos los streamers que conoces se hicieron famosos con el tiempo y tras un montón de errores y de pruebas. ¿Te suena TheGrefg, el streamer que batió récords en Twitch a inicios de 2021? Empezó en la nada, como todo el mundo. Y es solo un ejemplo.

Además, la competencia en el mundo del streaming es dura. Cada día aparecen más canales de stream, y todo el mundo se apunta a retransmitir el juego de moda. Como resultado, existen muchos streamers que todavía no han obtenido ni un solo seguidor o espectador.

En 2018, el portal The Verge lanzó un interesante reportaje (en inglés) sobre los streamers con literalmente 0 espectadores. Aquí tienes una cita de uno de ellos:

"Es agotador jugar en una habitación vacía día sí, día también, sin resultados. Es difícil permanecer con la mente positiva cuando haces esto cinco días a la semana y nadie entra".

Tendrás que trabajar duro y seguramente tu esfuerzo no cosechará frutos hasta mucho tiempo después. Te tocará analizar qué juegos funcionan, pero también qué juegos casi nadie cubre y podrían ser interesantes para los espectadores. Deberás mejorar tu forma de hablar en público, tu sentido del humor, tus dotes de improvisación. ¿Podrás hallar las mejores horas para hacer streaming? ¿O cuál es tu audiencia potencial?

Primeros pasos

Hay muchos primeros pasos que puedes dar para ser streamer. Por ejemplo, antes de siquiera crearte un canal, haz partidas normales y habla como si tuvieras espectadores. Grábate, primero solo audio y luego con la webcam por ejemplo. Primero controla tu dicción, tu vocabulario, tu improvisación. A nadie le gusta escucharse, pero te ayudará a mejorar. Luego, lo mismo pero con tus expresiones faciales, tus gestos, si recuerdas mirar a cámara...

Cuando ya creas estar listo, analiza los juegos de moda para descubrir los mejores títulos con los que empezar en Twitch. Lo mismo con los streamers de moda: síguelos, devora su contenido, descubre por qué ellos funcionan y por qué otros no. Clasifícalos y busca un hueco que aún deba ser rellenado: ese puede ser tu nicho.

Auronplay, Ibai, Rubius o TheGref: los 10 streamers españoles que debes seguir para entender cómo funciona Twitch

Jugador de eSports

Un profesional del mundo de los esports celebrando una victoriaUn profesional del mundo de los esports celebrando una victoria

Reuters

Los eSports o deportes electrónicos se han convertido en uno de los negocios con mayor crecimiento en los últimos años. Actualmente, existen millones de personas que quieren ver partidas competitivas online de juegos populares como League of Legends, DOTA 2 o Counter Strike: Global Offensive, por mencionar algunos. Es el fútbol de las nuevas generaciones.

Como resultado, existen equipos de jugadores profesionales, como si de futbolistas se tratasen, y hay torneos, campeonatos, academias de entrenamiento, canteras… Casi todo lo que puedes encontrar en el deporte tradicional existe en los eSports y si no es así acabará existiendo en pocos años.

Si eres el crack en Fortnite, en DOTA 2, en Valorant… puede que esta sea tu senda.

Cómo empezar a ganar dinero

Para empezar, puedes conectar este camino con el de más arriba, con ser streamer. Si sabes que tienes talento en ciertos juegos o géneros (los MOBA que están tan de moda, por ejemplo) pero no te llama el mundo de los eSports, entonces puedes abrir un canal en Twitch y llamar la atención con tus proezas. Con el tiempo, conseguirás suficientes espectadores como para empezar a ganar dinero. Si te interesa, lee la sección de más arriba.

En caso de que quieras apostar por los eSports al 100%, el premio de los torneos será, seguramente, tu primera fuente de ingresos. En el momento de la redacción de este artículo, terminó recientemente la primera fase de la Call of Duty League 2021 (centrada, en concreto, en el videojuego CoD: Black Ops Cold War). El equipo ganador, Atlanta Faze, ha conseguido 200.000 dólares de premio, los segundos 120.000 y los terceros 80.000.

Más cifras. En 2019, los premios de la Copa del Mundo de Fortnite ascendieron a los 30 millones de euros, 3 de los cuales se los llevó Kyle Giersdorf, de 16 años. El popular DOTA 2 repartió 34 millones de dólares en su última edición del torneo The International. Hasta la versión electrónica del juego de cartas Magic esconde premio: se repartieron casi 9 millones de dólares a lo largo de 2019.

Evidentemente, no empezarás ganando estos premios tan jugosos, pero tener estas cifras como horizonte final puede que te motive.

Una vez empieces a ganar torneos o te hagas notar en el mundillo, se abrirán más vías monetarias. Por ejemplo, puede que acabes siendo contratado por un equipo profesional de eSports, como pasó con el niño de 8 años mencionado previamente. Los sueldos oscilan dependiendo del país y del tipo de juego, pero la media es de 3.000-5.000 dólares y los jugadores más top pueden llegar a cobrar 15.000 dólares al mes.

La otra posibilidad, perfectamente complementaria a la anterior, son los patrocinios. Cada hay más marcas y empresas que quieren introducirse en el mundo de los eSports. Algunas marcas quieren patrocinar a un jugador o a un equipo porque sus productos se dirigen a la audiencia joven que atrae estos deportes electrónicos. Otras marcas, como bancos, realizan una apuesta proactiva: quieren estar en la mente de los más jóvenes para que, cuando piensen en temas de adultos, los tengan inconscientemente como primera opción.

Desafíos

El primer gran desafío de este camino es exactamente el mismo que te encontrarías si quisieras ser futbolista o tenista profesional: descubrirás que siempre hay un pez más grande. Al salir de tu zona de confort, donde puede que seas el mejor en DOTA 2 o en Valorant, te toparás con gente que te vence en ciertos aspectos de tu juego preferido. No habrá más remedio que aceptar la derrota, analizar cómo mejorar y entrenar.

Además, te tocará tener mucha paciencia. Seguramente empezarás en torneos amateurs, donde puede que los premios más elevados no alcancen ni a pagar el desplazamiento al lugar donde ocurría el torneo. Puede que el premio no sea en metálico, sino que regreses a casa con juegos, micrófonos, webcams… O puede que no haya premio.

Cuanto te empiecen a llover ofertas de equipos de eSports, te tocará analizar con cautela cada una de ellas. ¿Cuántas victorias recientes llevan? ¿Puedes hablar con sus conocidos y allegados para saber cómo son realmente los miembros del equipo? Al igual que con los torneos, puede que empieces en un equipo amateur. En este tipo de equipos, el ego está a la orden del día debido a la ausencia de un coach o de un mentor que dirija debidamente a los jugadores. Habrá caos también: bailes de miembros cada semana, torneos a los que no se va porque Fulano o Mengana trabaja o tiene examen…

"No me extrañaría que los eSports fuesen deportes olímpicos en 2024 o 2028", apunta Tony Parker, exjugador de la NBA que lleva varios años en el negocio del deporte electrónico

Primeros pasos

Para empezar, descubre el juego o el género que se te da bien y apuesta al 100% en él. En este caso, cuando más te diversifiques menos posibilidades tienes de despuntar. A día de hoy, es importante que seas ducho jugando a uno de estos géneros: MOBA (DOTA 2 y League of Legends sobre todo), a shooters (Counter Strike, Call of Duty, Overwatch), juegos de lucha o bien juegos de cartas (Hearthstone y Magic).

Una vez hayas escogido juego o género, debes buscar torneos y comunidades online. Tu mejor opción es descargar Discord, la herramienta de chat por excelencia en el mundo gaming, y buscar comunidades españolas orientadas a tus juegos. Suele haber una sección dedicada a los torneos amateur o bien a crear equipos. La otra opción es buscar páginas web no-oficiales como Smash Bros Spain, donde tienes todas las novedades sobre torneos o últimas guías.

Beta tester

Gamer jugandoGamer jugando

Getty

¿Te acuerdas de la mega-polémica de Cyberpunk 2077 de diciembre de 2020? Uno de los juegos más esperados de la década apareció y su lanzamiento fue un desastre en parte a la cantidad de bugs y errores. A día de hoy, el juego sigue sin poder comprarse a través de la PSN Store, la tienda virtual de consolas PlayStation, debido a su estado inacabado.

Seguramente la situación del juego sería muuuuy diferente si su compañía hubiera dado más tiempo a los beta testers para probar el título y buscar sus errores. Y es que este es el trabajo de esta curiosa profesión: jugar una vez, y otra vez, y otra… a versiones tempranas de los juegos para garantizar que todo funciona perfectamente. En caso de que no sea así, los probadores de juegos notifican a los desarrolladores para que puedan solucionar los errores.

De los tres caminos principales aquí mencionados, el del beta tester es el más veterano, el que casi siempre ha estado presente; y es que da igual cómo cambie la forma de jugar: siempre será importante que haya alguien que vigile que el juego de turno carezca de obstáculos.

Cómo empezar a ganar dinero

Existen dos formas claras de ganar dinero probando juegos: o bien apuntarse a las cada vez más frecuentes apps y servicios dedicados a pagar al usuario por probar un juego, o bien trabajar profesionalmente como beta tester.

Si lo que quieres es ganarte un sobresueldo, considera servicios como Beta Family. Se trata de un servicio que permite a las desarrolladoras de apps pedir beta testers para que verifiquen errores. Al ser un servicio global, te encontrarás con más aplicaciones normales que juegos. Empezarás a ganar dinero una vez obtengas un mínimo de 50 dólares al mes. No hay restricciones regionales, pero las desarrolladoras pueden pedir probadores de determinados países, y que los informes se escriban en idiomas específicos (sobre todo el inglés).

Si lo que quieres es ganarte la vida como beta tester, el camino es exactamente el mismo que si buscaras otro tipo de trabajo: te toca investigar páginas de ofertas laborales, visitar directamente las páginas de las desarrolladoras para buscar su sección de ofertas o hacer networking en LinkedIn.

Mientras que con la primera alternativa puede que, con el tiempo, obtengas 100-200 dólares al mes, si trabajas profesionalmente de probador de juegos, tu sueldo oscilará entre los 18.000 y los 30.000 dólares, dependiendo siempre de para quién trabajas. 

Desafíos

Si lo que buscas es un sobresueldo, tu mayor desafío será la irregularidad. Puede que tengas semanas donde puedas probar varios juegos y que haya meses donde solo encuentres ofertas para probar apps tradicionales. Pero si lo que quieres es ganarte un dinerillo extra, no debería preocuparte demasiado.

En cuando a ser probador de juegos profesional, tienes los mismos desafíos que cuando buscas otros trabajos: la demanda de trabajo, la competencia con otros candidatos, las condiciones del contrato...

Hay que añadir un reto adicional: aterrizar una empresa prometedora. Lo más seguro es que encuentres más ofertas relacionadas con juegos para móviles, así que mentalízate que el sueldo inicial no será lo que esperas, y que una serie de fracasos comerciales de la desarrolladora puede significar su fin. Si esperas caer en Nintendo, Blizzard o Microsoft enseguida, te llevarás una gran decepción.

Luego tendrás que hacerte una gran pregunta: ¿tienes las habilidades necesarias para destacar como candidato a probador de juegos? Para empezar, seguramente necesitarás un nivel avanzado de inglés escrito y oral para comunicar correctamente los errores. A colación de esto, ¿cómo te defiendes redactando informes técnicos? ¿Sabes comunicar correctamente? Aunque no siempre es prioritario, en ocasiones se pide tener conocimientos de programación o de diseño de videojuegos debido al estado temprano de muchos juegos. Y si no se pide esto último, los CV con experiencias como las mencionadas destacan más que el resto.

Finalmente, aunque tengas todo lo necesario para ser beta tester, es un tipo de trabajo todavía poco común en España. Tendrás que estar listo para hacer networking para crear proactivamente la oferta de trabajo en lugar de esperar a que aparezca en Infojobs. O puede que incluso tengas que plantearte trabajar en remoto para una empresa en otro país.

Primeros pasos

Si quieres trabajar profesionalmente como probador de juegos, empieza probando apps normales o juegos en Beta Family o servicios similares. Ofrécete voluntario a desarrolladores que encuentres en LinkedIn para probar sus aplicaciones. ¿Por qué? Para empezar a tener un CV dirigido hacia ese sector. Cualquier experiencia laboral, por menor que sea, te ayudará a aterrizar en este mundillo.

En ese sentido, no solo tendrás que personalizar el CV: nuevas búsquedas en páginas de ofertas laborales, buscar contactos en LinkedIn, reciclarte con cursos de programación... 

No te preocupes si parece mucho porque, ¡buenas noticias!, estás en Business Insider España; el medio que no solo se abarca el mundo de los negocios establecidos, ¡también tiene contenido para ayudar a establecer trabajo! 

Consulta artículos para pulir el CV, niquelar las entrevistas de trabajo, sacar todo el partido a LinkedIn... y nada de desdeñar consejos para cuando todo parezca perdido. Cuidar la mente mientras buscas trabajo es primordial.

Otras formas de ganar dinero jugando videojuegos

Dinero videojuegosDinero videojuegos

El guerrero, el hechicero y el pícaro; el streamer, el jugador de eSports y el beta tester. Aunque estas son las tres profesiones principales, al igual que en los juegos de rol, hay un montón de clases secundarias o derivadas.

Aquí tienes otros métodos, en caso de que los principales no te hayan convencido del todo. Ten en cuenta que todos requieren de paciencia, tenacidad y suerte.

  • Mentor de videojuegos: El servicio Fiverr dispone de muchas personas que ofrecen su talento en ciertos juegos para enseñar a otros a ser profesionales. Y cada vez es más común ver cursos online que te enseñan a jugar bien. Si tiene nivel, pero no te llama el mundo de eSports, quizás te interesa probar esta vía.
  • Periodista de videojuegos: Los videojuegos son uno de los sectores de entretenimiento más potentes. Eso significa que hay necesidad de crear contenido sobre ellos: noticias, reportajes, análisis, entrevistas, trucos, comparativas… Si se te da bien comunicar, o tienes estudios académicos al respecto, está vía puede ser la tuya.
  • Creador de guías o tutoriales: Los videojuegos son cada vez más complejos. Además, las actualizaciones añaden nuevas reglas o las cambian constantemente. Así que es necesaria la figura del creador de guías, ya sea en forma de ebook o en forma de videotutorial. Si se te da bien desentrañar las mecánicas de un juego y comunicarlas, puedes empezar por aquí.

LEER TAMBIÉN: 8 consejos para crecer como streamer y aumentar tus seguidores y visualizaciones en Twitch

LEER TAMBIÉN: AveMario, el gamer español que participará en la NBA de eSports y ganará 34.000 dólares por 6 meses de trabajo

LEER TAMBIÉN: 16 videojuegos mundialmente famosos, pero por haber sido sonados fracasos de la industria

VER AHORA: Javier Rodríguez Zapatero, presidente de ISDI: “Quien se transforme digitalmente hará un gran servicio tanto a la sociedad como a sí mismo”