Cómo reconocer a una persona manipuladora en el trabajo, según expertos

Persona hablando al oído a otra en el trabajo

Getty Images

  • En un trabajo puedes encontrarte gente de todo tipo, desde personas que adoran hacer la pelota a sus jefes, hasta personas que manejan a sus compañeros para conseguir lo que quieren.
  • Varios expertos han hablado con Business Insider España para compartir las claves a la hora de reconocer a una persona manipuladora en el trabajo.
Primero en Upday Cintillo

Existen varios perfiles dentro del ámbito laboral con el que seguro te has encontrado en algún momento: desde el que adora regalar el oído a sus jefes hasta el que maneja a sus compañeros para conseguir lo que quiere.

Lo ideal en el puesto de trabajo es que el ambiente sea amistoso. Sin embargo, en algunas ocasiones hay algún compañero cuyo comportamiento no es el que debería. Tratar con este tipo de personas puede ser un freno para la productividad (y para uno mismo). 

Las personas con este perfil suponen un auténtico obstáculo para la empresa, y en especial para el resto de trabajadores, ya que suele provocar conflictos internos. Business Insider España se ha puesto en contacto con varios expertos para ayudarte a reconocer a un manipulador en el puesto de trabajo.

¿Qué es una persona manipuladora?

Es muy posible que ya sepas cómo es un manipulador. Quizás porque en algún momento de tu vida, o en cierto puesto de trabajo, te ha tocado lidiar con alguien así. ¿Pero es correcta esa imagen que tienes de una persona manipuladora? Ahora lo verás.

"Cualquier persona que quiera conseguir sus fines u objetivos a nivel personal utilizando a los demás y sin tener en cuenta sus emociones o deseos puede ser catalogada como manipuladora", ha explicado Ángel Largo García, experto en actitud laboral, desarrollo del talento y aprendizaje experiencial.

Es fundamental detectar a este tipo de personas lo antes posible para poner las medidas necesarias y seguir haciendo tu trabajo en un ambiente agradable. Así que si tienes sospechas de que alguien de tu empresa cumple con estas características, ten echado un ojo sobre ella, ya que estas personas se acercan a su víctima cuando ven una debilidad.

12 historias terribles sobre los peores compañeros de trabajo del mundo (contadas por las personas que los han sufrido)

"La gran mayoría de las personas han intentado ser manipuladoras para conseguir los resultados que deseaban", ha dicho también Largo García. "Algunas lo hacen conscientemente y otras de manera natural, casi sin darse cuenta".

Saber lo que define a una persona manipuladora es esencial antes de aprender a detectarlas en el puesto de trabajo. En especial teniendo en cuenta las consecuencias que puede tener para ti. A una persona manipuladora le va a dar igual a quién arrastra a su paso. También es interesante conocer las características clave para marcarse límites a uno mismo y no caer en esos comportamientos tóxicos.

Estos son los rasgos que caracterizan a una persona manipuladora

No todas las personas son iguales. Ni siquiera aquellas a las que les mueve controlar a los demás, pero ciertos rasgos son característicos para conseguir identificarlas con mayor facilidad.

"Las personas con más tendencia para manipular tienen altos niveles de frialdad, egocentrismo, poca empatía, con fuertes intereses materiales o emocionales, y con un narcisismo elevado", ha explicado Jordi Isidro Molina, psicólogo, director de Cedipte-Psicología y experto en ansiedad y estado de ánimo.

Las personas manipuladoras no piensan en el bien común. Más bien miran por sus propios intereses sin importarles la situación de los demás. Se caracterizan por querer sobresalir. Esto hace que muchas veces terminen siendo el centro de atención.

"En el entorno laboral suelen ser personas muy ambiciosas, o laboralmente para conseguir ascensos, o socialmente, para caer mejor o ser más protagonistas en el grupo de trabajo", ha comentado Isidro Molina.

Las personas manipuladoras tienen el don de saber confundir a los demás. Son capaces de colocarse una máscara que les permita fingir algo que no son para poder manejar a las personas sin que estas sospechen al principio.

Así es como debes lidiar con una persona manipuladora

Si eres una persona que está experimentando síntomas de burnout generados por este tipo de compañeros, lo mejor es "tomar distancia de la persona tóxica y manipuladora en el trabajo tratando de huir siempre en la medida de lo posible de la confrontación directa con ella", ha recomendado Alejandro Martínez Rico, médico especialista en psiquiatría.

Si ignorar a esa persona no es posible, debido a factores que no se pueden controlar, lo mejor es hacerle frente. Largo García ha propuesto reunirte con otras personas del entorno que estén pasando por una situación similar para tratar el problema. "Lo normal es que niegue su comportamiento o que atraiga la conversación a otro lugar que le interese mejor", ha advertido.

Cómo saber que un entorno de trabajo es tóxico: señales que debes buscar antes, durante y después de la entrevista

Según Martínez Rico, hay que llevar a cabo la "técnica de la hamburguesa" para marcar los límites a una persona manipuladora. Esta técnica consiste en varios puntos:

  1. Mostrar empatía.
  2. Describir la conducta que ha molestado.
  3. Decir cómo te ha hecho sentir.
  4. Proponer una conducta alternativa.
  5. Agradecer que lo tenga en cuenta.

Evita que este tipo de personas te manipule

Conocer cómo son este tipo de personas es lo primero que debe hacerse. Ser consciente de que una persona de tu entorno laboral es una manipuladora nata puede ayudarte a no caer en sus redes. Para evitar entrar en su juego lo mejor que uno puede hacer es alejarse. Cierto es que en el ámbito laboral puede ser complicado ya que a veces el trabajo en equipo es una tarea fundamental.

Cuando ignorar a esa persona es imposible, actuar con asertividad es una buena opción para evitar la manipulación por parte de esa gente. "Hay que marcarles límites claros de hasta donde pueden llegar contigo, evitar entrar en confrontación con ellos porque suelen ser personas muy habituadas a convivir con el conflicto, y evitar asumir un papel o rol de sumisión", ha dicho Isidro Molina.

Aunque considera la posibilidad de que esa persona siga insistiendo (si no contigo con otro compañero). Si hay otra cosa que define a este tipo de gente es que no suelen darse por vencidos con facilidad. Son personas que se centran tanto en sus objetivos, y en su propio bien, que no tardarán en buscar la manera de conseguir lo que se plantean.

"La posibilidad de realizar la escucha selectiva, donde no se presta atención a sus comentarios manipuladores, suele funcionar", ha recomendado Largo García. "En ultima instancia se debería recurrir al responsable directo para iniciar una queja formal sobre su comportamiento, en el caso de que impacte en nuestra actividad profesional o que sintamos que sufrimos mobbing laboral".

Otros artículos interesantes:

10 mejores apps para encontrar trabajo en España: aplica a las mejores ofertas de empleo desde tu móvil

22 señales sutiles de que tus compañeros de trabajo en realidad te odian

20 cosas que no deberías decir jamás a tus compañeros de trabajo

Te recomendamos