Pasar al contenido principal

Qué debes tener en cuenta a la hora de revisar tu factura de la luz para saber si estás pagando de más, según el CEO de Watiofy

Familia gastando mucha luz
Sasha_Litt/Getty Images

  • Revisar tu factura de la luz es el primer paso para ahorrar en este gasto.
  • Esto implica comprobar "cuánto te están cobrando, qué precios se están estableciendo ese año y qué ofrecen otras energéticas", según las directrices de Arturo Cardenal, CEO del comparador de facturas de luz y gas Watiofy.
  • Revisar el precio que pagas tras el fin de una oferta y ser consciente de que no siempre un coste más barato de energía significa que esa tarifa sea mejor, son otros consejos dados por el especialista que te ayudarán a saber si puedes ahorrar en tu factura.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La electricidad es un gasto fijo del que no puedes desprenderte. Y a veces puede llevarse un buen pellizco de tu presupuesto familiar.

Algunos trucos y cambios en tus hábitos pueden permitirte ahorrar en tu gasto energético. 

Pero uno de los elementos que más hará por abaratar tu factura de la luz es saber si podrías pagar menos con otra empresa.

"No hay que olvidar que la energía que nos llega es un commodity, por lo que más allá de la comercializadora con la que tengas contratada la luz, da igual A que B, el resultado de darle al interruptor es el mismo", enfatiza Arturo Cardenal, CEO y fundador del comparador de facturas de luz y gas Watiofy.

Así que la elección de una u otra energética "se reduce prácticamente a un asunto de precio y de calidad de servicio de atención al cliente, no de otra cosa" añade.

"Entonces si la compañía A me suministra igual que B pero me está cobrando más, por qué sigo con esa compañía", reflexiona el especialista energético, afirmando que, en general, comparar el mercado es algo que no se hace a pesar del posible ahorro.

"A la gente le da pereza, seguimos con 'taras culturales' de si me cambio me cortarán la luz, de si es legal, con la idea de oligopolio", explica. Todo ello, según Cardenal, lleva a los usuarios a acomodarse en sus contratos.

Aunque como recuerda, si hasta hace 5 años las grandes compañías tenían una presencia en cuota de mercado abismal, "ahora mismo hay más de 70 empresas que nos ofrecen exactamente esto mismo". 

Por ello el consejo del especialista es claro en lo relativo al ahorro energético: "Como mínimo tienes que revisar tu factura de la luz una vez al año."

 Leer más: 7 cosas que puedes hacer para ahorrar hasta 500 euros al año en tu factura de la luz

"Nosotros nos encontramos con verdaderas barbaridades", reconoce Cardenal, que asegura que entre los casos más llamativos alguno de los usuarios de su plataforma ha llegado a obtener "ahorros del 40%".

Revisar tu factura de la luz implica comprobar "cuánto te están cobrando, qué precios se están estableciendo ese año y qué ofrecen otras energéticas", según las directrices de Cardenal.

A continuación el CEO detalla algunos elementos claves que debes considerar al leer tu factura de la luz para saber si puedes pagar menos.

Comprueba lo que pagas de luz una vez finalizada una oferta

Mujer con móvil y factura.
Getty

Uno de los aspectos sobre los que el especialista hace hincapié es sobre la necesidad de comprobar lo que pagas de luz una vez finaliza cualquier oferta sobre tu contrato. 

El motivo, según explica Cardenal, es que en los casos en los que la oferta es muy tentadora, por ejemplo un 30% de descuento, lo que suele ocurrir es que el precio está "sobreexpuesto".

"Pasado un año es posible que esas condiciones comerciales desaparezcan y te encuentres con que te mantienen un 5%, por lo que el precio te vuelve a un precio inflado, y si no lo revisas te puedes tirar así años" alerta.

Sé consciente de que no siempre un precio más barato de energía significa que esa tarifa sea mejor

Interruptor de la luz.
eggeeggjiew

Getty Images

En la factura de la luz hay dos términos: uno fijo, que asociado a la potencia contratada y que vas a pagar todos los meses consumas o no consumas, y el término de energía que es lo que pagas por la energía que consumes, y que por tanto es variable.

Ambos tienen un precio unitario. En el caso de la potencia es un precio euros/kw/día o año y en el de energía euros/kw/hora. 

Para saber si con otras compañías de luz podrías reducir tu factura, nada más fácil que compararlos.

"La comparativa es fácil. Si me están cobrando por la energía 0,15 y otra empresa me cobra 0,14, pues ya sé que en la parte variable tienes un descuento", explica Cardenal.

No te quedes solo con esta idea. Uno de los errores que puedes cometer al escoger tu compañía energética, es creer que un precio más barato de energía significa siempre que esa tarifa es mejor.

Leer más: Los 8 electrodomésticos que más consumen en una casa

"Igual esa tarifa tiene un precio de potencia más caro y nosotros tenemos poco consumo, por lo que nos pesa más el término fijo que el variable."

La clave está entonces en entender primero el peso que tiene en tu factura "el mix de estos dos términos."

Otro aspecto a tener en cuenta es la potencia contratada: intenta no excederte

Joven cambiando una bombilla de la luz.

Como ya has visto, el término fijo es algo que vas a pagar independientemente de tu consumo. Por lo que tenerlo ajustado, es decir, no tener contratado más potencia de lo que realmente necesitas, te hará pagar menos de luz en tu factura.

Para entenderlo mejor Cardenal lo compara a lo que sucede en telefonía móvil. 

"No es necesario tener una fibra de 800 megas si solo consulto el correo de vez en cuando y poco más. Tenemos que ser conscientes de que nuestro ancho de banda aquí, nuestra potencia, sea la apropiada para nuestro uso".

¿Cómo saber entonces si tienes el término de potencia contratado adecuado? 

Según el CEO de Watiofy si te salta la luz de vez en cuando es que tienes mal su uso, y es posible que necesites más. Aunque muchas veces en estos casos, para no pagar más,  lo habitual es aprender que no puedes poner la vitro con el horno y adaptarte a eso.

Pero, si por el contrario nunca te ha saltado, eso significa que como mínimo la tienes perfectamente ajustada, pero posiblemente exista un margen para reducir la potencia. "Por cada kilovatio de potencia que reduzcas de tu contrato puede suponer un ahorro de unos 50 euros al año", asegura.

Reducir en este caso la potencia es una opción para abaratar la factura de la luz. La cuestión radica en cuánto podemos reducir sin riesgo a quedarnos cortos.

Puedes hacerlo por cálculos teóricos, aunque en opinión del experto "es un poco arriesgado".

Si aun así quieres optar por esta vía puedes tener en cuenta, que "una vivienda de 80 o 90 metros cuadrados con electrodomésticos y calefacción a gas sin secadora, para un uso normal en una vivienda en España con unos 4 kilowatios tendría que tener suficiente", explica Cardenal.

Leer más: 5 bulos sobre la calefacción que no deberías creer

Otra forma de saber que potencia debes contratar de manera más fiable es acceder a través de tu ordenador a la lectura de tu contador.

"Ahora mismo cualquier usuario puede acceder a la lectura de su contador a través de la web de las distribuidoras (que no de las comercializadoras, es decir, las que te facturan). Es algo que está disponible aunque mucha gente no lo conoce", cuenta Cardenal.

"En el apartado de potencias te dan la lectura de lo que se llaman maxímetros, donde la información que te están dando es la potencia máxima demandada mes a mes. Si la potencia máxima demandada mensualmente siempre está por debajo de lo contratado, puedes reducirla en función de ello", considera el especialista.

Ajustar el consumo a los periodos valle puede hacerte ahorrar

Cocinar salsa de tomate frito para pasta.
Getty

Hay tarifas de un precio y tarifas de varios. 

La más extendida es aquella en la que nos cobran lo mismo en todas las horas del año. 

Sin embargo la tarifa con discriminación horaria "implica que durante 14 horas del día la energía suele estar un 40% más barata." Son las llamadas horas valle,  un periodo que se extiende de 22 a 12 horas en invierno y de 23 a 12 horas en verano.

Eso sí, fuera de este horario, en las llamadas horas puntas, el coste de la energía será más caro. "En las 10 horas restantes podemos tener un sobrepeso de un 20%", en palabras de Cardenal. 

En función de la distribución de tu consumo durante el día y la noche esta tarifa podría ayudarte a ahorrar en tu factura.

Leer más: 5 gadgets y apps para ahorrar dinero en la factura de la luz

"Normalmente cuando somos capaces de tener al menos el 30% del consumo en el periodo valle ya suele interesar tener una tarifa de dos precios", asegura el especialista.

Y si ya la tienes contratada recuerda distribuir el consumo según esos horarios.

"En estos casos poner la lavadora o el lavavajillas por la noche o a primeras horas de la mañana mejor que a las 15 horas. Cuánto más te ajustes a esos periodos menos se disparará tu factura de la luz".

Y además