Pasar al contenido principal

Ciudadanos chinos regalan docenas de mascarillas en los accesos al metro para intentar frenar la propagación del coronavirus en Madrid

Una mujer con mascarilla a la salida de un colegio en Madrid.
Una mujer con mascarilla a la salida de un colegio en Madrid. REUTERS/Sergio Perez
  • España suma ya más de 2.000 infectados con el coronavirus, que se ha cobrado la vida de al menos 47 personas.
  • El Gobierno ha comenzado a tomar medidas más agresivas por la rápida propagación del coronavirus, que ha llevado por ejemplo al cierre de todos los centros educativos.
  • Una de las zonas donde más se nota desde el primer día el temor por el coronavirus es el barrio de Usera en Madrid, donde existe una fuerte comunidad china.
  • Ciudadanos del país asiático salieron este martes a la calle para regalar docenas de mascarillas en los accesos al metro a sus vecinos para intentar frenar la propagación del coronavirus en Madrid.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

España cuenta ya con 2.000 casos registrados por el coronavirus, que mantiene a 127 personas en la UCI y se ha cobrado la vida de otras 47 según los últimos datos disponibles de correspondientes a la mañana de este martes. 

La rápida propagación ha llevado al Gobierno a tomar medidas de contención, como el cierre de todos los centros educativos y la prohibición de aglomeraciones de más de 1.000 personas en los mayores focos de contagio.

Leer más: El dueño de Mercadona apela a racionalizar el miedo ante el coronavirus y asegura que hay productos suficientes

Desde el principio del brote, una de las zonas donde más se notaron estos efectos fue el barrio de Usera en Madrid, donde hay una fuerte presencia de ciudadanos chinos que han tenido que cerrar sus comercios desde que el brote del Covid-19 comenzase su expansión.

Se ha podido ver a varios ciudadanos chinos repartiendo gratuitamente mascarillas en los accesos al metro de este barrio para ayudar a evitar la propagación del coronavirus en la capital.

No es la primera vez que se ve a ciudadanos chinos haciendo este gesto. Cuando el brote comenzó su expansión por Japón, un grupo de ciudadanos del gigante asiático también distribuyó en poco más de 2 horas 5.000 mascarillas gratuitas para limitar la propagación del brote en Japón. 

Leer más: La otra cara del desabastecimiento de mascarillas: personas alérgicas, inmunodeprimidos o pequeños fabricantes, los principales damnificados

Cabe recordar el mensaje del Ministerio de Sanidad acerca del uso de mascarillas. Usarlas no asegura que se evite el contagio ya que el virus también puede llegar al organismo a través de los ojos, aunque sí que puede reducir las posibilidades si se está cerca de alguien que se sabe está contagiado de Covid-19. Por eso mismo, llevar mascarillas cuando se usa el transporte público no marcará la diferencia.

Sin embargo, es necesario usarlas si se cree que uno mismo puede estar contagiado para evitar infectar a personas en situación de riesgo, como los mayores o personas con patologías previas.

Y además