Pasar al contenido principal

China dispara su número de fallecidos por el coronavirus tras un nuevo recuento que ha elevado en un 50% las muertes en Wuhan

China hace un recuento de sus víctimas y eleva sus muertos un 39%
Un voluntario en un centro de convenciones que fue utilizado como hospital improvisado para pacientes con coronavirus en Wuhan, provincia de Hubei (China) 9 de abril de 2020. Aly Song/ Reuters
  • Un nuevo recuento de los casos de coronavirus llevado a cabo en Wuhan eleva el número de fallecidos en la ciudad a 1.290 muertos, según la agencia de noticias china Xinhuanet. 
  • Con estos nuevos datos el número total de muertos por el brote en toda China se coloca en los 4.363 fallecidos.
  • Una cifra muy baja si se tiene en cuenta la repercusión de la pandemia en otros países así como el elevado potencial de contagio en China con relación a su elevada población.
  • Esto ha levantado ciertas sospechas sobre la credibilidad de los datos relacionados con el virus ofrecido por el país.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

China ha elevado el número de fallecidos por coronavirus en 1.290 muertes tras un nuevo recuento oficial de las cifras, llevado a cabo en Wuhan, epicentro del brote.

Bajo estos nuevos datos, el número total de defunciones por coronavirus en todo el país aumenta en un 39% hasta colocarse en los 4.363 fallecidos, según ha informado este viernes la agencia de noticias china Xinhuanet. 

Asimismo, el informe ha incluido también 325 nuevos casos que no habían sido previamente contabilizados, elevando hasta 50.333 el número total de afectados por COVID-19 en Wuhan.

Esta variación en las cifras es en parte resultado de incluir en el registro personas que murieron en sus casas sin recibir apoyo hospitalario, tal y como apunta el medio, que cita como fuente a responsables municipales de Wuhan para la prevención y el control del COVID-19.

Leer más: El PIB de China se desploma un 6,8% en el primer trimestre, su primera caída desde 1976, a raíz de la crisis del coronavirus

Otras datos incorporados incluyen informes de hospitales que debido al desbordamiento sufrido durante el punto álgido del brote habían sido enviados con retraso o estaban incompletos. A su vez, el medio afirma que algunos de los espacios institucionales que fueron reconvertidos como centros sanitarios durante el brote no estaban vinculadas a la red de información sobre epidemias por lo que no facilitaron su información a tiempo.

"Detrás de los datos de la epidemia están la vida y la salud de los ciudadanos, y la credibilidad del gobierno", afirmó uno de los oficiales sanitarios de Wuhan encargados del informe, según recoge Xinhuanet

El reto de ofrecer un balance correcto de muertos por coronavirus

Esta no es la primera vez que China experimenta un cambio al alza en sus cifras de casos como consecuencia de una revisión. En febrero un cambio en la metodología hizo que el número de confirmados y muertos se disparara en el país. 

Algo que también ha sucedido en otros países como Estados Unidos. Solo en Nueva York el número de fallecidos por coronavirus aumentó en 3.700 personas el pasado 14 de abril, después de que se incluyeran personas que habían perdido la vida sin haber llegado a ser diagnosticadas.

Contabilizar correctamente las cifras de afectados por coronavirus está siendo todo un reto para los países, que en mayor o menor medida han visto sus procesos envueltos en polémicas. En el extremo más llamativo Chile, que incluye entre los recuperados a fallecidos.

Leer más: Del robocop tunecino a la separación por sexos en Panamá: los métodos más peculiares que se están aplicando en todo el mundo para combatir el coronavirus

Francia, por ejemplo, solo contabiliza muertos en hospitales mientras que en España el recuento se centra en aquellos que dieron positivo en un test.

“A posteriori, se podrá hacer una aproximación más o menos exacta, pero siempre aproximación”, explicó Ildefonso Hernández, portavoz de la Sociedad Española de Salud Pública (Sespas) a El País, sobre la complejidad de conocer con certeza el alcance de la pandemia en los países.

Desconfianza sobre el alcance real del brote en China

Tras la actualización de los datos de este viernes, el número total de muertos en toda China a causa del brote se coloca en los 4.363 fallecidos. Una cifra realmente baja si se tiene en cuenta el gran potencial de contagio del país asiático debido a su población y se compara con el impacto del la enfermedad en otros países. En España el número de fallecidos por coronavirus supera los 19.000 mientras que en Estados Unidos los datos de muertes han rebasado ya la barrera de los 30.000.

Esto ha llevado a que tanto desde la propia población China como desde otras naciones, como Estados Unidos se haya cuestionado la veracidad de estos datos preguntándose si estarán manipulados para esconder el alcance real de la pandemia en el gigante asiático.

Una postura defendida por el propio servicio de Inteligencia estadounidense que en un informe clasificado de la Casa Blanca afirma que la información sobre el coronavirus que llega desde China es falsa.

Leer más: China ocultó la auténtica magnitud del coronavirus al falsificar el número de muertos y contagiados, según informes de la inteligencia de Estados Unidos

Las sospechas también han crecido en el seno en la población china, sobre todo a raíz de que el país permitiera la apertura de 8 funerarias en Wuhan. La imagen de numerosas urnas apiladas con las cenizas de los fallecidos abrió el debate sobre la autenticidad de las cifras relativas a la capital de Hubei, origen del brote.

Mientras que los datos oficiales del Gobierno en aquel momento cifraban en 2.547 las muertes en Wuhan, imágenes captadas mostraban un camión transportando en torno a 2.500 urnas funerarias. Otras supuestas fotografías reflejaban más de 3.000 urnas esperando en el interior de una de las funerarias.

"Quizás las autoridades estén divulgando las cifras reales de manera gradual, sea de manera intencional o no, para que la gente asuma poco a poco la realidad", señalaba un ciudadano de Wuhan entrevistado por Radio Free Asia, una emisora de radio sin ánimo de lucro financiada por Estados Unidos. 

El nuevo recuento dado a conocer este viernes, quizá sea un ejemplo de ello. O quizá no.

Y además