Un prestigioso científico italiano denuncia que no se cerrara antes el país y pide comunicar las cifras del coronavirus cada 3 o 4 días para no generar ansiedad

Test de coronavirus.
REUTERS/Ints Kalnins
  • Un experto italiano denuncia que el cierre del país ha llegado demasiado tarde y ha provocado la expansión del coronavirus.
  • Además, critica que se informe con tanta frecuencia de las cifras de contagiados y fallecidos porque genera ansiedad entre la población.
  • Al igual que ocurre en España, los sanitarios italianos no han estado lo suficientemente protegidos y se han enfrentado al virus sin contar con el equipo adecuado, lo que ha provocado contagios e incluso muertes. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.
Cintillo especial Coronavirus

Silvio Garattini, presidente y fundador del instituto de investigación farmacológica "Mario Negri", ha denunciado que no se cerrara antes el país y pide comunicar las cifras del coronavirus cada 3 o 4 días para no generar ansiedad.

El prestigioso científico no cree que se pueda encontrar aún una explicación a las desorbitadas cifras de contagiados y fallecidos que han asolado a la región de Lombardía. "Para hacer un razonamiento sostenible, basado en cimientos sólidos, necesitamos datos definitivos", apunta en una entrevista con el diario italiano Repubblica.

Garattini también critica que en la gestión de la crisis del coronavirus se haya dado más prioridad a los negocios que a la vida de las personas. "Si los números son tan altos, también es debido a que no se pararon antes las empresas. Además, mientras estaban abiertas no se protegía a los trabajadores que acudían a las fábricas, por lo que se multiplicaron los contagios", explica.

Al igual que ocurre en España, los sanitarios italianos no han estado lo suficientemente protegidos y se han enfrentado al virus sin contar con el equipo adecuado, lo que ha provocado contagios e incluso muertes. 

Leer más: La carrera para fabricar mascarillas y batas de protección para los profesionales sanitarios frente al coronavirus está uniendo a grandes y pequeñas empresas, particulares anónimos y movimientos solidarios

"Me temo que la economía, el trabajo y la producción han ido por delante de la protección de la salud", señala el experto.

Pese a que Italia parecía estar alcanzando la estabilidad, la nueva oleada de contagios se debe, en parte, a que se han hecho más tests. Para Garattini, comunicar con tanta frecuencia el número de contagiados y de fallecidos no hace más que crear confusión y ansiedad entre la población que se siente inútil en la lucha frente al virus, por lo que recomienda que se comunique un promedio cada 3 o 4 días.

Acerca de Bérgamo, que sigue siendo la provincia más afectada de Italia, Garattini considera que no haber cerrado la zona y haber permitido el movimiento de población y mercancías ha ayudado a propagar el virus.

El experto solo puede recomendar permanecer en casa hasta que todo pase porque los efectos del aislamiento llegarán en algún momento, aunque aún no se sepa cuándo. "Ya habrá tiempo para entender lo que ha ocurrido en Lombardía", señala.

El cierre de toda actividad productiva: un paso que aún no da España

"Nos enfrentamos a la crisis más difícil desde la posguerra de la II Guerra Mundial", resumía el pasado sábado el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, mientras anunciaba el cierre hasta el 3 de abril de todas las actividades productivas no esenciales para el funcionamiento del país, como las del sector de la alimentación, la higiene o la sanidad.

Italia se acerca de esta manera al modelo de cierre total de Wuhan: solo funcionarán las fábricas y actividades relacionadas con la logística, transportes, fármacos, sanidad, energía o la agroindustria. Las tiendas de alimentación, farmacias y parafarmacias seguirán abriendo, mientras que otros servicios esenciales como bancos, oficinas de correos o aseguradoras también darán servicio para no bloquear el país. 

Esta es una medida que en España ya han reclamado varios presidentes autonómicos a Pedro Sánchez, según explicó Quim Torra. "No tienen sentido que hoy todos estemos en casa y mañana miles de trabajadores tengan que salir", subrayó el presidente catalán.

El decreto del estado de alarma en España prohíbe a los ciudadanos salir a la calle excepto para ir al médico, al trabajo, a cuidar a quien lo necesite o a comprar productos de primera necesidad. Se han establecido controles para impedir que la gente se desplace a su segunda residencia (algo que no sucede en Italia) pero, al contrario de lo que sucedió en China, todas las principales vías de transporte siguen abiertas.

LEER TAMBIÉN: 5 síntomas poco frecuentes del coronavirus a los que deberías prestar atención

LEER TAMBIÉN: Compra online en Carrefour con reparto a domicilio: así funciona cola virtual y servicio Drive

LEER TAMBIÉN: ¿Puede ir más de una persona en coche mientras dure el estado de alarma?

VER AHORA: Tomás Villén, director general de Porsche Ibérica: “En 2021, más de la mitad de nuestras ventas serán coches eléctricos; hemos conseguido poner alma a la electrificación”