Qué comer antes y después de la vacuna contra el COVID-19 para reducir sus efectos secundarios

Comida Saludable en familia
Getty
  • Los efectos secundarios de las diversas vacunas contra el coronavirus son indicaciones de que tu cuerpo está construyendo una buena inmunidad contra el virus. No obstante, puedes cambiar ciertos hábitos alimenticios antes y después de las inyecciones para mitigar estas reacciones.
  • Unos cuantos consejos generales para mitigar los efectos secundarios de las vacunas: reserva tiempo para descansar más de lo habitual, evita el ayuno y cuida tu flora intestinal.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

En las últimas semanas, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) han ido actualizando la lista de reacciones y efectos secundarios de las vacunas contra el COVID-19. Estos pueden incluir enrojecimiento en el brazo, dolor muscular, náuseas, escalofríos, fiebre…

Aunque muchos de estos efectos secundarios son una buena señal, ya que indican que tu cuerpo está construyendo una inmunidad contra el coronavirus, puedes realizar unas pequeñas acciones para mitigar los efectos de las reacciones. En concreto, puedes cambiar tu dieta antes y después de recibir la inyección.

Para empezar, un consejo general: "Reserva tiempo tanto para descansar como para dormir una vez te tomes la vacuna, y si haces ejercicio intenta no exigirte demasiado", son palabras del doctor Ronald Hoffman para Huffington Post.

Más allá de este consejo básico, Hoffman repasa las comidas y las bebidas que debes tomar antes y después de la inyección.

¿Sientes náuseas? Prueba té de jengibre

Te de jengibre y limón
Te de jengibre y limón
Gettyimages

El jengibre es considerado científicamente un remedio excelente para problemas gastrointestinales. Un estudio a cargo de los doctores Iñaki Lete y José Allué (del Hospital Universitario Araba y de la Facultad de Biociencias de la Universidad Autónoma de Barcelona, respectivamente) aseveró su efectividad tanto contra las náuseas como contra las ganas de vomitar durante el embarazo. Hay muchos más beneficios si además añades limón al té de jengibre.

¿Sientes fiebre? Toma fluidos saludables

infusión de manzanilla

Pixabay

El doctor Hoffman recomienda beber todo lo necesario para apaciguar la deshidratación que puede provocar la fiebre, uno de los efectos secundarios de las vacunas. El agua es una gran opción, pero ya que más arriba se ha abierto la senda del té y de las infusiones, recuerda que tienes un amplio abanico de opciones.

Fortalece tu sistema inmunológico con la dieta mediterránea

dieta mediterránea

Getty Images

Si sabes con tiempo suficiente cuándo recibirás una inyección contra el coronavirus, dedica un par de semanas previas a cocinas platos típicos de la dieta mediterránea. Los alimentos que constituyen esta dieta (verduras, hortalizas, frutas, cereales, legumbres, frutos secos, aceite de oliva…) no solo fortalecerán tu sistema inmunológico para mitigar los efectos secundarios de la vacuna; también te ayudará a combatir la inflamación según comprobó un estudio de 2017 (resultado de una colaboración de múltiples universidades y hospitales de España).

Trucos para planificar y compaginar la dieta mediterránea con tu rutina diaria

¿Y después de la vacuna? Cambia a una dieta con menor índice glucémico

semillas de chía, desayuno salidable

Getty Images

Una dieta de este estilo te ayudará a mantener una buena circulación de azúcar en la sangre. Es importante que después de la inyección tengas niveles saludables de azúcar en la sangre porque estos estados son considerados antiinflamatorios; te ayudarán a evitar reacciones molestas. Posiblemente el momento del día que más debes vigilar es el desayuno: es cuando más errores cometes y más alimentos de mayor índice glucémico tomas sin saberlo.

Evita el ayuno u otros métodos drásticos 

ayuno intermitente

Getty Images

El único consejo de prevención que ofrece el doctor Hoffman es evitar el ayuno u otros métodos drásticos como la dieta detox. "El desarrollo de la inmunidad depende de que el cuerpo 'lea' correctamente las instrucciones de la vacuna para que sintetice los anticuerpos adecuados, eso requiere un nivel adecuado de proteína en la dieta. El ayuno u otros métodos te privarán de dicha proteína". En general ten cuidado con muchos mitos sobre las dietas.

Cuida tu flora intestinal

Concepto de salud intestinal masculina y femenina.
SolStock

Getty Images

Finalmente, debes tener en cuenta que cada vacuna es un mundo, y cada cuerpo un universo. Dependiendo del tipo de inyección, de la edad del paciente y de otras condiciones, cada respuesta a la vacuna variará.

Ante esta diáspora de posibilidades, el médico naturópata Todd Born da un consejo general para todo tipo de pacientes y cuerpos: tener un microbioma intestinal saludable. "Una comunidad microbiana saludable y diversa en el intestino influye directamente el sistema inmunológico", explica el doctor Born, también para el HuffPost.

Una dieta variada y rica en fibra es la clave para mantener un sistema digestivo saludable y una flora intestinal diversa. Así que después de vacunarte, toma fibra y alimentos fermentados como yogur o chucrut. Cuidar esta parte de tu cuerpo además te ayudará si te interesa perder peso.

Una receta extra: sopa para el apoyo inmunológico

Sopa más cara del mundo

TicBeat

En el caso que necesites inspiración, el naturópata Born recomienda su sopa casera ·de apoyo inmunológico". Cocina un caldo con cebolla y ajo troceados, jengibre rallado, zumo de medio limón, una zanahoria rallada, perejil picado y luego, a elegir, miso, pollo o caldo de champiñón. Déjalo hervir a fuego lento unos 15 minutos y añade tanto el perejil como el medio limón al final.

Otros artículos interesantes:

3 vías para reforzar las vacunas contra el COVID-19 frente a las variantes: dosis de refuerzo, actualizaciones de las candidatas e inyecciones polivalentes

Así está cambiando la pandemia el negocio de las vacunas dentro de la industria farmacéutica

12 datos que tienes que conocer antes de ponerte las vacunas de Pfizer, AstraZeneca, Moderna y Janssen, según los prospectos de CIMA