3 principales peligros de no invertir tus ahorros

El riesgo de no invertir tus ahorros de la manera adecuada
  • Dejar el dinero paralizado puede conllevar algunos riesgos para tu sostenibilidad a largo plazo en tus finanzas personales.
  • Sigue leyendo para ver cuáles son los principales peligros de no invertir tus ahorros.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Cuando se trata de hablar de las finanzas personales, la inversión ocupa un espacio bastante destacado.

Movilizar el dinero es una de las principales máximas que hacer con el ahorro. El hecho de batir a la inflación, y más en un momento de repunte de precios como el actual, es primordial para tener una salud económica positiva y un mejor posicionamiento para alcanzar la libertad financiera en el largo plazo. 

Pero toda inversión supone asumir algún riesgo, ya que puedes perder parte de tus ahorros. Eso es así, por mucho que se quiera ocultar. Lo que no todo el mundo sabe es qué peligro tiene no invertir absolutamente nada del dinero ahorrado

No invertir se traduce en perder dinero a largo plazo

El inconveniente número uno de no invertir nada de tu capital tiene que ver con los mercados. El puro paso del tiempo y más concretamente la inflación es lo que puede suponer un peligro en el caso de que no te decidas por invertir

La inflación no es más que el crecimiento del precio de los bienes y servicios y se utiliza para medir la evolución del coste de la vida.

El fenómeno de la inflación hace que las cosas que compras en tu día a día valgan más y tu dinero menos porque con el mismo capital podrás comprar menos cosas. Para que lo entiendas mejor, si tienes 1 euro ahorrado y el precio del café es de un euro, podrás comprarlo ahora y disfrutar de él. Pero imagina que la inflación sube ese año y ese mismo café vale 1,1 euros (un 10% más). Tú sigues teniendo un euro, la cantidad en sí misma no ha cambiado, pero sí su valor, porque con ese mismo euro ya no puedes comprar el café. 

Ese es el gran riesgo. El hecho de que se coma el valor de tus ahorros si no eres capaz de sacar partido de ellos, si no obtienes rentabilidad de alguna forma. Por eso mismo, para que tu dinero no pierda valor debes invertirlo y al menos obtener un interés superior a la inflación. En caso contrario estás perdiendo capital.

El coste de oportunidad, otro peligro

Sin embargo, la subida de precios no representa el único riesgo de no invertir nada de tu dinero. Cuando no inviertes, como cuando no arriesgas nada en la vida, dejas pasar ocasiones de ganar generar rentabilidades y, por tanto, de ser más exitoso con tu patrimonio. Esto se conoce como coste de oportunidad en el entorno empresarial.

Por ejemplo, si tienes 20.000 euros ahorrados, pero los tienes inmovilizados, al cabo de un año te habrán generado cero euros, mientras que los hubieses invertido y logrado un 4% de beneficio habrías ganado 800 euros, tal y como explica Luis Pita en Preahorro.

El matiz se encuentra en que en el primer supuesto tienes tus 20.000 euros y en el segundo 20.800 euros. Has perdido 800 euros por no invertir ese dinero ahorrado. 

Pero, si en lugar de un año, el periodo de tiempo es más amplio, el coste de oportunidad se dispara, porque estás desaprovechando el efecto del interés compuesto.

A más días que transcurran con el capital inmovilizado, menos oportunidades para rentabilizar ese dinero a través de las inversiones. 

Capear las adversidades y pensar en el futuro

Los imprevistos son algo inesperado por definición, que se presentan sin más. Si se tiene un patrimonio invertido, son recursos con los que poder contar en un momento dado para solventar una situación adversa y de emergencia. 

Es una forma de aumentar el patrimonio sin grandes esfuerzos y con el que poder contar en caso de necesitarlo. Puede cubrir las necesidades surgidas en cualquier momento.

Asimismo, las inversiones de hoy tendrán sus frutos mañana. El incierto y desconocido futuro hace que tenga sentido pensar en él con cierta previsión. Por ello, invertir puede ser una forma de mejorar el futuro que vendrá, un modo de poder financiar la jubilación. 

El tiempo pasa y es importante pensar en el horizonte temporal a la hora de escoger el tipo de inversión que se desea hacer. La rentabilidad de una buena inversión puede ser el complemento económico perfecto en el futuro. 

También, es una forma de complementar la jubilación futura, ya que según los expertos, el sistema de pensiones entendido como hasta ahora puede estar en peligro debido a la baja natalidad, el aumento de la esperanza de vida y el amplio número de parados que no cotizan a la Seguridad Social.

Otros artículos interesantes:

Cómo conseguir una mejor hipoteca con un bróker de crédito

Cuánto de mi dinero es aconsejable invertir en bolsa

Cómo invertir para vivir de las rentas: del alquiler de inmuebles, hasta el crowdlending

Te recomendamos

Y además