El plan de choque del Gobierno no frena una inflación en llamas: en junio se dispara al 10,2%, la mayor subida desde la crisis del petróleo

inflación (mujer comprando alimentos en un mercado o supermercado)

Getty Images

La inflación se disparó en junio un 10,2%, la mayor subida de precios sufrida en España desde mediados de los 80. Pero podría haber sido todavía peor.

Según el Gobierno, la subida de precios está siendo mucho mayor, pero se ve mitigada por algunas de las medidas anunciadas en su plan de choque para aliviar el impacto de la inflación en el bolsillo de hogares y empresas. Ayer, Pedro Sánchez anunció otra batería de medidas de refuerzo de este plan, que incluyen abono de cercanías gratis e impuestos extraordinarios.

"La inflación en España sería de un 14% si no fuera por estas medidas", dijo ayer Sánchez durante el debate sobre el estado de la nación. Según cálculos de Economía, estas medidas permitirán contener la inflación en 3,5 puntos. Esto significa que la inflación podría encontrarse ahora mismo en su máximo nivel desde diciembre de 1982.

Pero aún con las medidas anunciadas, la economía española está en llamas. En junio, la subida de precios alcanzó el doble dígito, según confirman hoy los datos del INE. Se trata del niel más alto registrado desde 1985, cuando la crisis del petróleo disparó la cesta de la compra. 

En mayo, el avance fue del 8,7%, después de que en abril pareciera que la inflación había tocado techo en el 8,3%, tras dispararse en marzo a máximos no vistos desde 1985 (un 9,8%).

Esto ha provocado que los hogares tengan que destinar 3.000 euros más al año en sus compras, según datos del INE, lo que cristaliza en mayores recortes, y en un cambio de tendencia en los hábitos de consumo en verano.

Dividir la compra por supermercados, buscar los 2x1 y productos locales: los trucos más efectivos para combatir la inflación en tu cesta de la compra

El verano más caro

Según el INE, este nuevo pico se debe a las subidas de los precios de los carburantes, la calefacción, la luz y de los alimentos

También ha influido el repunte de los precios de los hoteles, cafés y restaurantes, superior al del año pasado, en parte por la subida de precios de la industria turística.

Según previsiones de BBVA Research, este año las empresas del sector turístico han subido precios al mayor nivel en 3 años, lo que podría hacer de 2022 el verano más caro en mucho tiempo.

El peligro de la inflación subyacente

Pero no se trata sólo de que los precios estén subiendo a toda velocidad. Es que, además, ese encarecimiento podría haberse incrustado ya en la economía y contagiar a sectores más allá de la energía y las materias primas.

Esto puede medirse con la inflación subyacente, que en junio se disparó al 5,5%, un máximo no visto desde 1993. 

En mayo fue del 4,9%, mientras que enero, la tasa era menos de la mitad, y estaba en niveles de 2012. 

Esto es un signo de alerta, porque indica que las subidas de precio podrían estar contagiándose a otros sectores de la economía.

Otros artículos interesantes:

Cómo ahorrar más de la mitad de los ingresos: 7 estrategias de personas "superahorradoras"

La paradoja de la inflación en vacaciones: España se encamina hacia un verano histórico en gasto a pesar de las alertas de recesión

Víctimas del mordisco de la inflación: por qué los jóvenes tienen más problemas para llegar a fin de mes

Te recomendamos