Tus ansías de salir al exterior pueden pasarte factura: por qué debes preocuparte por el efecto del sol en tu ADN

Personas en la playa de La Concha en San Sebastián, el 31 de marzo de 2021.
Personas en la playa de La Concha en San Sebastián, el 31 de marzo de 2021.

Reuters/ VINCENT WEST

  • Después de meses de encierro —y con la llegada del buen tiempo— es posible que estés ansioso por salir al sol, pero es importante no excederse y hacerlo de una forma segura.
  • Como explica un artículo en ScienceAlert ,una exposición continuada a los rayos del sol pueden alterar la estructura del ADN causando serios daños que pueden incluir la aparición de cáncer.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Sin cierres perimetrales, sin estado de alarma y con el verano a la vuelta de la esquina, es normal que tengas ganas de salir y disfrutar del aire libre y las buenas temperaturas.

Tras un invierno que se ha hecho especialmente largo, en el que posiblemente has pasado muchas horas encerrado en casa seguramente es normal. Pero tus ansías de exterior pueden pasarte factura si subestimas o pasas por alto los riesgos que entraña el sol para tu salud.

Exponer tu piel a la radiación solar de manera constante o en periodos demasiado largos puede conllevar riesgos severos para nuestra salud, como advierte un artículo reciente de ScienceAlert.

Aunque la luz solar es necesaria para la producción de vitamina D,  a su vez imprescindible para tu organismo, sus rayos, (específicamente los rayos UVB y UVA), desencadena varios tipos de daños en el ADN, con consecuencias perjudiciales que van desde el envejecimiento de tu piel o la muerte celular, hasta el cáncer.

Cómo el sol daña tu piel

Mujer tomando el sol en la terraza

Getty

Aunque a la mayoría de la gente le encanta pasar buenos ratos bajo el sol,  la exposición excesiva a esta luz puede dañar significativamente la piel. 

Para empezar, el calor del sol seca las zonas desprotegidas y agota el suministro de aceites lubricantes naturales de la piel, lo que a la larga hará que esta luzca peor.

De manera más seria, sus rayos pueden generar quemaduras y cambios a largo plazo que den paso a enfermedades tan graves como el melanoma.

El culpable de estos riesgos es la radiación ultravioleta (UV) —cuya longitud de onda se encuentra más allá del  del espectro de luz visible de este color—. 

Como enfatiza el artículo, una de las razones por las que  esta luz solar es tan dañina se debe a que su energía puede ser absorbida por el ADN de tus células, provocando alteraciones. Por su ubicación (en la superficie de tu cuerpo) las células de la piel son una de las más afectadas.

11 maneras naturales para cuidar tu piel y parecer más joven sin usar productos de belleza

Por supuesto, tu cuerpo tiene cierta protección contra estos efectos nocivos. Así, ciertos mecanismos moleculares permiten detectar y reparar el daño del ADN antes de que pueda causar una mutación.

"Cuando las células de la piel detectan daños en el ADN, activan señales de alarma que se transmiten a las células productoras de pigmento para indicarles que comiencen a producir más pigmento para ayudar a protegerse contra daños mayores. Es la producción de este pigmento, la melanina, lo que provoca el bronceado", expone el artículo.

Y aquí entra otro elemento importante.  El error de "pensar que el bronceado nos protege", como advirtió previamente a Business Insider España la doctora Elena de las Heras dermatóloga del Servicio de Dermatología del Hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid.

Como se ha visto, el bronceado es una señal de que tu piel se ha dañado que además, "estimula la producción de feomelanina que no es protectora". Por lo que aunque tu piel luzca más morena debes igualmente seguir protegiéndola del sol.

Si te expones de manera continuada a los rayos UV, este exceso puede superar los mecanismos de defensa de tus células y terminar dañando estas. En este punto, se da lo que se denomina apoptosis, un proceso por el cual tus "células muy dañadas, que podrían volverse cancerosas, se eliminan del cuerpo antes de que puedan causar daño".

Algo no tan raro o extremo. Tus hombros enrojecidos que arden y escuecen tras un exceso de horas de sol son un ejemplo de este proceso.

El cáncer de piel, una enfermedad que va en aumento con los años

Turista tomando el sol
Reuters

Pero a veces estas defensas no son suficientes y el daño a la piel causado por los rayos UV es tal que puede provocar cáncer de piel. Una enfermedad que ha ido en aumento en los últimos años, siendo ahora mucho más común que en la década de los años 80. 

Cada 9 minutos fallece una persona a causa del cáncer de piel en el mundo, y en nuestro país, solo en 2018 más de 21.300 pacientes fueron diagnosticados con cáncer de piel no melanoma, según cifras de la Asociación Española contra el Cáncer

Este tipo de tumor se da por un crecimiento anormal y descontrolado de células cutáneas que se han alterado por la radiación ultravioleta (UV) procedente principalmente de la luz solar. Por lo que resulta esencial llevar a cabo cada día una rutina protectora de la piel.

7 errores que cometes protegiéndote del sol que pueden aumentar el riesgo de quemaduras solares, según una dermatóloga con más de 20 años de experiencia

Es importante que sepas que la exposición a niveles dañinos de rayos ultravioletas puede darse también en días nublados o en zonas distintas a la playa y la piscina. Es más, el riesgo de quemaduras es mayor en otras zonas como la montaña (pues cada 300 metros, aumenta un 4% el poder de las radiaciones ultravioletas).

La mejor forma de protegerse de los efectos nocivos del sol es usar protección solar, lo que incluye desde cremas fotoprotectoras a sombreros y ropa. También resulta conveniente evitar la exposición en las horas intermedias del día, entre las doce y las cuatro del mediodía. O incluso puede ser conveniente consultar el índice UV, para conocer la intensidad de los rayos cada día.

Y esta rutina de cuidado de la piel contra los efectos del sol mejor empezarla cuanto antes, lo más conveniente en la infancia. Es habitual decir que la piel tienen memoria, por lo que las quemaduras de hoy pueden ser problemas de salud en el mañana.

Otros artículos interesantes:

16 síntomas de los tipos de cáncer más comunes en España: cáncer de colon y recto, de próstata, de mama y de pulmón

13 cambios de color en la piel que nunca debes ignorar por estar relacionados con enfermedades graves

9 consejos para ducharte, según los expertos: tu piel lo agradecerá

Te recomendamos

Y además