Pasar al contenido principal

Declaración de la Renta: Así funciona la asignación tributaria a la Iglesia y a fines sociales

Dinero y ahorro
Pixabay

El plazo para realizar la declaración anual de la Renta ha comenzado este 4 de abril, y finalizará el día 2 de julio.

La campaña de la Renta 2017 se presenta con muchas novedades, como la nueva aplicación, pero como todos los años los contribuyentes tendrán la opción de destinar una parte de sus impuestos a causas sociales mediante la asignación tributaria. La campaña en favor de la X Solidaria ha arrancado hoy bajo el lema "Rentaterapia", y la de la Iglesia Católica está a cargo de la plataforma Xtantos. 

Ambas campañas intentan apelar a los contribuyentes para que marquen las casillas en favor de sus proyectos. Así es cómo funciona este sistema de asignación tributaria. 

Las opciones

asignación tributaria
Opciones a marcar en la asignación tributaria Agencia Tributaria

La declaración anual de la Renta permite a los ciudadanos decidir a dónde va una pequeña parte de sus impuestos y ofrece dos casillas para marcar: la de asignación a la Iglesia Católica y la de asignación a “actividades de interés social”. 

El contribuyente puede marcar una, dos o ninguna. En caso de marcar una, se destina el 0,7% del IRPF a la opción elegida. En caso de marcar las dos, las cantidades se suman por lo que la aportación sería de 1,4%. 

En ningún caso supone un coste económico para el contribuyente ni hará que se le devuelva más o menos. Consiste simplemente en elegir el destino de esa pequeña parte del IRPF. 

A dónde va a parar el dinero y quién lo gestiona

Cálculos de dinero con calculadora
Pixabay

Si la decisión del contribuyente es no marcar ninguna casilla, será el Estado el que decida el destino de ese dinero. 

En el caso del IRPF destinado a la Iglesia Católica, la Conferencia Episcopal es la encargada de publicar a qué se ha destinado el dinero en la Memoria Anual de Actividades de la Iglesia Católica en España. La última memoria se publicó en junio de 2017 y se corresponde con los datos de la asignación que recibió la Iglesia en 2015. 

La Conferencia Episcopal afirma que el dinero se dedica a “sostener los fines propios de la Iglesia Católica: mantenimiento del culto y del clero, ejercicio del apostolado y caridad”. Más del 80% de los recursos que llegan por la asignación tributaria se envían directamente a las 70 diócesis españolas para su sostenimiento. Según la Memoria Anual, el resto se reparte entre seguridad social del clero y obispos, proyectos de rehabilitación y construcción de templos de las distintas diócesis, actividades pastorales, Cáritas diocesanas y otros.

reparto
Así reparte la Iglesia Católica la asignación tributaria Memoria Anual de Actividades de la Iglesia Católica en España

Hasta 2017, el dinero destinado a “actividades de interés social”, más conocido como "X Solidaria" era gestionado por tres ministerios: Sanidad, Asuntos Exteriores y Medioambiente. Según la plataforma XSolidaria, en el año 2017 se recaudaron 296.807.662 euros y el Ministerio de Sanidad destinó el 77,72% a ONG de acción social. Por su parte, el Ministerio de Asuntos Exteriores repartió el 19,43% entre proyectos de cooperación al desarrollo y el Ministerio de Medio Ambiente gestionó menos del 3% en forma de subvenciones. 

Sin embargo, el año pasado se aprobó un nuevo modelo mixto por el que el 20% de la asignación a “actividades de interés social” es gestionado por el Estado y el 80% restante por las Comunidades Autónomas.

Mediante este nuevo modelo, las Comunidades Autónomas tienen competencias para conceder subvenciones a entidades del Tercer Sector de Acción Social. El acuerdo tenía vigencia para el año 2017, mientras se creaba un grupo de trabajo encargado de analizar el futuro de este sistema y de proponer uno aplicable a partir del 2018. La Plataforma Tercer Sector confirma a Business Insider España que el modelo doble no es transitorio y se mantiene para este año 2018, y "aunque está por determinar", también se mantendrá, en principio, la distribución 20-80 establecida entre estado y comunidades. También afirman que exigen "mayores garantías jurídicas y mayor implicación y participación de las entidades sociales en la revisión del modelo y futuros desarrollos".

Respecto a la aplicación del modelo aprobado el año pasado, la Plataforma Tercer Sector ha denunciado recientemente que está conduciendo a una "microfinanciación" que hace que las cuantías dedicadas a financiar los proyectos sociales no sean suficientes, en los casos extremos no llegan ni a 200 euros. Esto se debe a que el número de entidades beneficiarias y proyectos financiados se ha multiplicado por tres en la convocatoria de 2017 pero se han mantenido estables los recursos y fondos disponibles. 

Leer más: Renta 2017: fechas y plazos para hacer la declaración de la renta

Los españoles cada vez marcan menos estas casillas

x solidaria
Presentación hoy de la campaña "Rentaterapia" de X Solidaria X Solidaria

La Iglesia Católica ha presentado recientemente la asignación tributaria del 2016, que recibió durante la campaña de renta del 2017, y por primera vez ha registrado una caída en el número de declaraciones a su favor. Un 33,54% de españoles marcaron la X en favor de la Iglesia, lo que supone un descenso del 1,89%. Aun así, la asignación tributaria ha alcanzado un máximo histórico al recaudar 256, 21 millones de euros, lo que se atribuye a un incremento de contribuyentes con rentas altas que declaran a favor de la Iglesia. La Conferencia Episcopal no informa de que el número de contribuyentes que marcan solo la casilla de la Iglesia conforma solo el 14% del total. 

Lo mismo ha ocurrido con la "X Solidaria", que ha presentado hoy mismo sus datos junto a su campaña invitando a marcar la casilla de este año. El descenso es el mismo que el de la Iglesia, del 1, 89%, pero la recaudación ha alcanzado también un máximo histórico al llegar a los 314 millones de euros. La opción de "actividades sociales" es la más popular, marcada por el 54% de los contribuyentes. Un 21% de los contribuyentes marcó las dos casillas y el 33% no marcó ninguna opción. 

Por qué puede la Iglesia Católica recibir dinero de los contribuyentes 

cee
Presentación de los datos del Declaración de la Renta 2016-IRPF 2015 de la Conferencia Episcopal Conferencia Episcopal Española

En 1979 se firmaron los Acuerdos entre la Santa Sede y el Estado Español sobre Asuntos Económicos, que establecían que “el Estado se compromete a colaborar con la Iglesia Católica en la consecución de su adecuado sostenimiento económico con respeto absoluto del principio de libertad religiosa”. 

En 2006, este acuerdo fue revisado mediante la disposición adicional 18ª de la Ley 42/2006 del 28 de diciembre, de los Presupuestos Generales del Estado para 2007, por la cual la Iglesia ya no recibe cantidades con cargo a los Presupuestos Generales del Estado, renuncia a la exención de IVA y se establece el 0,7% para los ciudadanos que lo deseen.

Leer más: Qué es el modelo 347 de la declaración de la renta y cómo debe rellenarse

Aunque el objetivo era avanzar hacia una progresiva autofinanciación y adecuar la relación con la institución a la aconfesionalidad del Estado de la Iglesia, el sistema sigue vigente actualmente. Esto puede tener su explicación en que el modelo fue creado en un momento de crisis económica y se calcula que la Iglesia realiza una aportación económica al Estado de más de 20.000 millones de euros al año en labores asistenciales

En cuanto a la aportación real a la financiación de la institución católica, según datos de la plataforma católica "Xtantos", la asignación tributaria constituye el 25% de la financiación de la Iglesia en España. 

El futuro incierto de la asignación tributaria

Dinero

 El sistema de asignación tributaria es muy polémico y recibe críticas de múltiples sectores. La asociación Europa Laica defiende que la Iglesia Católica debería financiarse solo por aportaciones de sus fieles y no con los impuestos de todos. A su vez, invita a no marcar tampoco la casilla de “actividades de interés social” porque los “fines de interés social que así se consideren no deben depender de la voluntad anual de los contribuyentes, sino de un plan de financiación estatal, adecuado y aprobado en el Parlamento y en el ámbito de las CCAA”, según recogen en su Campaña del IRPF 2017. 

A pesar de los que abogan por la eliminación de estas opciones, por parte del Gobierno actual parece que se sigue apostando por el sistema. Así lo demuestra una de las novedades de los Prespuestos Generales, que permite a las empresas destinar el 0,7% del Impuesto de Sociedades a fines sociales.  También cobra fuerza la posibilidad de que más religiones se unan a esta vía de financiación. Aunque ha habido algunos intentos fallidos, el ministro de Justicia, Rafael Catalá, anunció el año pasado su intención de proponer durante la legislatura la inclusión de otras siete religiones en este sistema de asignación de fondos.  
 

Te puede interesar