Joe Biden gana las elecciones de Estados Unidos y será presidente tras derrotar a Donald Trump en las urnas

Joe Biden, candidato del Partido Demócrata a las elecciones presidenciales de Estados Unidos.
Joe Biden, candidato del Partido Demócrata a las elecciones presidenciales de Estados Unidos.

REUTERS/Kevin Lamarque

  • El candidato demócrata Joe Biden ha ganado las elecciones presidenciales de 2020 sobre Donald Trump, según Decision Desk HQ, que proclamó al ahora presidente electo el viernes poco antes de las 15:00 horas en España.
  • AP, CNN, NBC, The New York Times, The Washington Post y la BBC han declarado la victoria de Biden este sábado, más de 24 horas después.
  • Biden ha superado el umbral de los 270 votos delegados para llegar a la Casa Blanca al conseguir la victoria en el estado de Pensilvania.
  • Su triunfo representa el rechazo del electorado estadounidense al caótico y polarizador mandato de Donald Trump.
  • Por qué Business Insider y Decision Desk HQ han declarado ya a Biden como ganador de las elecciones.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El candidato demócrata Joe Biden ganará las elecciones de Estados Unidos 2020 después de que los votantes hayan rechazado el caótico y profundamente polarizado primer mandato de Donald Trump.

Biden ha superado según las proyecciones electorales los 270 votos delegados necesarios para llegar a la Casa Blanca al arrebatar a los republicanos los estados de Wisconsin, Michigan y Pensilvania, según las proyecciones de Decision Desk HQ.

La hasta ahora senadora por California, Kamala Harris, pasará a la historia al convertirse en la primera vicepresidenta mujer, negra e india americana del país.

Business Insider y Decision Desk HQ, uno de los principales servicios de análisis de datos electorales en Estados Unidos, declararon la victoria de Joe Biden este viernes a las 08:49 horas en Nueva York, poco antes de las 15.00 horas en EspañaAP, CNN, NBC, The New York Times, The Washington Post y la BBC han declarado la victoria de Biden más de 24 horas después.

Georgia, Arizona, Carolina del Norte y Nevada siguen contando las papeletas en sus ajustadas carreras electorales.

En su discurso del viernes por la noche en el cuartel general de la campaña demócrata en Wilmington, Delaware, Biden no se declaró ganador, pero dijo que estaba seguro de que ganaría una vez que los votos fueran contabilizados.

Con la proyectada victoria de Biden, Trump se convertirá en el decimotercer presidente en perder la reelección y el cuarto en hacerlo desde la Segunda Guerra Mundial.

Trump todavía no ha cedido y sigue empeñado en cuestionar el resultado en los tribunales, alegando fraude electoral. Sin embargo, no existen pruebas de ningún tipo de fraude en las elecciones.

Por qué Decision Desk HQ y Business Insider han declarado ya a Biden ganador de las elecciones de Estados Unidos

De acuerdo a varias informaciones publicadas en la prensa estadounidense, Donald Trump se está convirtiendo en una figura cada vez más aislada ya que sus aliados en los medios le están presionando para que acepte lo inevitable.

La presentadora de Fox News, Laura Ingraham, aconsejó a Trump que aceptara la derrota con "elegancia y compostura" en un giro mediático de una cadena normalmente aduladora hacia Trump.

Otros medios de comunicación pertenecientes a Rupert Murdoch —Fox News, Wall Street Journal y New York Post— han pedido ya al presidente que acepte la derrota.

"El legado del señor Trump se verá muy mermado si su último gesto es un amargo rechazo a aceptar una derrota legítima", escribe el Wall Street Journal en un artículo de opinión titulado "El final presidencial".

Biden tenía más de 3 millones de votos más que Trump a la hora de actualizar este artículo el sábado, una ventaja que probablemente crecerá a medida que los estados concreten sus resultados en los próximos días y semanas. Biden ha recibido más votos que cualquier otro candidato en la historia de Estados Unidos.

Biden había encabezado las encuestas nacionales y estatales sobre Trump durante los últimos meses, y aunque finalmente ha ganado la carrera, los sondeos en los estados más importantes sobrestimaron significativamente su ventaja.

La victoria de Biden se produjo después de dos días seguidos de un lento escrutinio, un proceso que se ha prolongado más de la cuenta en muchos estados debido al aumento de la votación por correo durante la pandemia de coronavirus.

Trump y sus aliados afirmaron falsamente que había ganado la elección.

La campaña de Trump presentó demandas en Michigan, Georgia y Pensilvania en un esfuerzo por detener el recuento de los votos de los estados, y pidió un recuento en Wisconsin. Aunque un candidato tiene el derecho legal de solicitar un recuento, Trump no tiene autoridad para exigir unilateralmente que se descarten los votos emitidos legalmente.

Así podría desarrollarse la ardua batalla legal de Trump contra Biden por los resultados de las elecciones en EEUU

La elección de Biden es una reprimenda a la presidencia de Trump, que durante los últimos nueve meses se ha visto empañada por la respuesta de la Administración a una pandemia de COVID-19 que ha matado a más de 230.000 estadounidenses y ha provocado una crisis económica. La victoria de Biden también se ha producido con el telón de fondo de los ataques de Trump a la integridad del proceso electoral, ninguno de los cuales ha sido apoyado por pruebas o datos empíricos.

Joe Biden, candidato a la presidencia de EEUU del Partido Demócrata, junto a su compañera de campaña, Kamala Harris, candidata a vicepresidenta.Joe Biden, candidato a la presidencia de EEUU del Partido Demócrata, junto a su compañera de campaña, Kamala Harris, candidata a vicepresidenta.
Joe Biden, candidato a la presidencia de EEUU del Partido Demócrata, junto a su compañera de campaña, Kamala Harris, candidata a vicepresidenta.

REUTERS/Kevin Lamarque

Biden se presentó como un estadista de edad avanzada con una política moderada que podría restaurar el legado de Obama, estabilizar un país que se está tambaleando por varias crisis y reconstruir las relaciones de Estados Unidos con los aliados extranjeros.

Él y Harris están listos para reparar gran parte del legado del presidente Barack Obama, que fue destruido por el mandato de Trump. Se espera que impulsen una serie de prioridades políticas progresistas, incluyendo inversiones en infraestructuras sostenibles y la ampliación de la asistencia sanitaria.

El horizonte de 2020 se oscurece para Trump y los republicanos comienzan a hablar de su candidatura para 2024

A pesar de enfrentarse a un campo lleno de competidores, Biden dominó las primarias demócratas, impulsado por el crucial apoyo de los votantes negros. La mayoría de los oponentes en las primarias de Biden, incluidos los senadores Bernie Sanders y Elizabeth Warren, dedicaron mucha energía a apoyar la candidatura de Biden, y se espera que algunos formen parte de su gabinete y su Administración.

Pero los esfuerzos políticos de la nueva Administración podrían ser obstaculizados por el Senado, cuyo control sigue sin estar claro por ahora.

Participación histórica

REUTERS/Mario Anzuoni

Este año, debido a la pandemia del coronavirus, han votado más americanos por correo o en persona que en cualquier otro momento de la historia de los Estados Unidos. Según el Proyecto de Elecciones de los Estados Unidos, más de 101 millones de estadounidenses votaron anticipadamente, superando con creces la cifra de los votos en 2016.

En las elecciones de este año ha habido 10 estados clave en los que se ha librado una gran batalla: Florida, Georgia, Michigan, Wisconsin, Pensilvania, Ohio, Iowa, Carolina del Norte, Texas y Arizona. De ellos, siete permitieron a los responsables electorales empezar a contar o procesar las papeletas de voto por correo antes del día de las elecciones: Arizona, Florida, Georgia, Iowa, Ohio, Carolina del Norte y Texas.

Lo que necesitas saber para estar informado

Lo que necesitas saber para estar informadoLo que necesitas saber para estar informado

¿Te gusta lo que lees?

Comienza tu día sabiendo qué piensan y qué les preocupa a los ejecutivos de las principales empresas del mundo con una selección de historias enviada por Business Insider España a primera hora cada mañana.

Recibe la newsletter

Como ya había anticipado Business Insider, ha existido una importante brecha política en la forma en que los estadounidenses han elegido ir a votar. Trump había puesto en duda durante meses la integridad de la votación por correo y afirmaba sin fundamento que conduciría a un fraude electoral generalizado y a un resultado electoral "amañado". En parte por esa razón, se esperaba que los votos anticipados se inclinaran fuertemente a favor de Biden, mientras que se esperaba que los votos emitidos en persona el día de las elecciones favorecieran a Trump.

La campaña de Trump se ha visto perjudicada por la respuesta de su Administración a la pandemia del coronavirus, que ha infectado a más de 9 millones de estadounidenses, según datos de la Universidad Johns Hopkins. Durante meses, las encuestas sugirieron que menos del 40% de los americanos aprobaron la respuesta de Trump a la pandemia. Y encuestas recientes han revelado que el índice de aprobación de Trump en asuntos económicos está cayendo en los principales estados indecisos.

El legado de Trump

Donald Trump, presidente de Estados Unidos, durante una rueda de prensa en la Casa Blanca.Donald Trump, presidente de Estados Unidos, durante una rueda de prensa en la Casa Blanca.
Donald Trump, presidente de Estados Unidos, durante una rueda de prensa en la Casa Blanca.

REUTERS/Carlos Barria

La Administración Trump ha presidido un período de rencor y división dentro de la política americana que no se había visto en las últimas décadas. Este año, Estados Unidos ha sufrido una recesión feroz, una pandemia, confinamientos, disturbios civiles debidos a la brutalidad policial y violentos enfrentamientos en las principales ciudades en los que participaron agentes de policía y manifestantes fuertemente armados. Estos incidentes han definido el último año de Trump en el cargo de una manera personal, que va desde el uso de gas lacrimógeno contra manifestantes pacíficos en el exterior de la Casa Blanca hasta su propio diagnóstico de COVID-19.

El estilo de gobierno de Trump se remonta al comienzo de su campaña, que inició calumniando a los mexicanos como criminales y violadores. Su estilo descarado atrajo a muchos en la base republicana, y su campaña de 2016 fue encabezada por mítines populares a gran escala donde se reunían miles de sus fans, a menudo televisados a millones de personas más. El estilo atípico de Trump, junto con las deficiencias estratégicas de la campaña demócrata de Hillary Clinton y coincidiendo con el empuje de Rusia para entrometerse a favor de Trump, lo propulsaron a una sorprendente victoria.

Desde el momento en el que asumió el cargo, Trump aplicó los poderes presidenciales para alcanzar los objetivos de su electorado, aunque a veces esto le llevó a importantes problemas legales y dificultades al enfrentarse a gente de su propio Gobierno.

Una controvertida orden ejecutiva que prohibía a los ciudadanos de numerosas naciones mayoritariamente musulmanas viajar a los Estados Unidos se vio inmediatamente envuelta en un litigio, y llevó a Trump a despedir a la fiscal general en funciones cuando se negó a aplicarla. Durante sus dos primeros años en el cargo, Trump dio nuevos usos a los instrumentos existentes del estado civil en materia de inmigración, con campañas dirigidas contra los que estaban en el país sin autorización y los que querían entrar.

La postura de Trump respecto de la inmigración culminó en una política de "tolerancia cero" ampliamente vilipendiada que separaba a los niños inmigrantes que entraban en el país de sus tutores legales antes del encarcelamiento. La presión pública masiva y los juicios llevaron finalmente a la Administración a ceder, aunque cientos de niños siguen separados de sus padres a día de hoy.

Las protestas y los disturbios civiles han marcado el mandato de Trump, con una firme oposición a sus políticas no sólo por parte de los demócratas electos, sino también por parte de grandes movimientos sociales que se formaron como resistencia a su presidencia. La manifestación feminista que tuvo lugar en todo el país al día siguiente de su toma de posesión fue el detonante de años de protestas masivas contra su mandato.

REUTERS/Lucas Jackson

La presidencia de Trump también ha acelerado el ascenso de la extrema derecha en Estados Unidos, sobre todo con la celebración de un mitin neonazi en Charlottesville, Virginia, en el que decenas de seguidores de Trump ondearon banderas confederadas y corearon eslóganes del KKK, lo que provocó la muerte de una opositora, Heather Heyer.

Los disturbios civiles registrados en Estados Unidos bajo la Administración Trump han sido una fuente repetida de consternación y, a veces, de utilización por parte del presidente. Su incapacidad para repudiar completamente a los partidarios apasionados pero violentos ha sido una constante a lo largo de su mandato.

La presidencia de Trump también se ha visto empañada por un amargo proceso de impugnación y una investigación del FBI de años de duración sobre si su campaña conspiró a sabiendas con el Gobierno ruso para inclinar la carrera de 2016 a su favor. El Senado, controlado por los republicanos, finalmente absolvió a Trump tras un juicio político, y el presidente no fue acusado en la investigación de Rusia, en parte debido a una antigua norma del Departamento de Justicia que dice que un presidente en ejercicio no puede ser acusado.

Sin embargo, varios de sus colaboradores de más alto rango, entre ellos su ex asesor de seguridad nacional Michael Flynn, su ex presidente de campaña Paul Manafort, su ex vicepresidente de campaña Rick Gates y el asesor informal del Partido Republicano Roger Stone, se declararon culpables o fueron condenados por delitos graves.

Aunque su absolución en el proceso de impeachment podría ser vista como una victoria para la Administración Trump, pronto llegaría la mayor crisis de la presidencia. A finales de 2019, los investigadores descubrieron por primera vez un virus respiratorio en los alrededores de Wuhan, China. El virus comenzó a propagarse en China en los meses siguientes, y las autoridades estadounidenses advirtieron repetidamente al presidente que pronto se extendería por Estados Unidos y que la Administración debía tomar medidas urgentes para prepararse para una pandemia.

La Administración Trump no logró desarrollar una respuesta sólida, y para marzo el coronavirus ya había llegado a EEUU. Poco después, el país se convirtió en el epicentro mundial del brote, incluso cuando otras naciones tomaron medidas para reducir significativamente la propagación del virus.

Trump sí ha logrado numerosas victorias sustanciales y duraderas para su partido y sus electores, en particular en términos de reducción de impuestos, así como para ocupar un gran número de vacantes judiciales en la judicatura federal, una prioridad de hace mucho tiempo del líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell.

El logro más duradero de la presidencia de Trump para su bancada podrían ser los tres jueces de la Corte Suprema que ha confirmado en el tribunal, un legado que define el cambio estructural de poder en la interpretación de la legislación estadounidense.

Sin embargo, la incapacidad del presidente para calmar al país en medio de los disturbios generalizados, así como el fracaso de su Gobierno para responder a la crisis de salud pública más grave de nuestro tiempo —y la consiguiente crisis económica— han marcado el tono de la reelección de Trump.

LEER TAMBIÉN: Así vive y gasta su fortuna Donald Trump: desde un avión chapado en oro a una larga colección de yates, deportivos y mansiones de gran lujo

LEER TAMBIÉN: "Habrá bloqueo sin importar quién gane": qué dicen los expertos de Wall Street sobre la reñida carrera presidencial de Estados Unidos

LEER TAMBIÉN: Un muerto gana un escaño, la primera senadora trans y el presidente más viejo de la historia: 8 datos insólitos de las elecciones en Estados Unidos

VER AHORA: El Black Friday del año del coronavirus: una antesala de las compras navideñas con un consumo contenido

    Más:

  1. Estados Unidos
  2. Trending
  3. Donald Trump
  4. Joe Biden