Elon Musk planea expandir las fábricas de Tesla para cumplir con el objetivo de vender 20 millones de vehículos anuales en 2030

Una fábrica de Tesla haciendo coches en cadena.

REUTERS/Aly Song

Elon Musk no quiere quedarse rezagado en la lucha por convertirse en el líder mundial del coche eléctrico. Aunque Tesla sigue siendo la primera, los avances de China en esta materia y la apertura de la fábrica de baterías de Volkswagen en Alemania, han hecho que el CEO de la marca automovilística estadounidense se ponga las pilas.

En concreto, Musk ha anunciado un plan de expansión de sus fábricas. Según publica The Wall Street Journal, la compañía calcula que, para cumplir con el objetivo de vender 20 millones de coches eléctricos al año en 2030, necesitará, al menos, una docena de fábricas. 

Hasta la fecha, Tesla tiene cuatro fábricas de vehículos eléctricos. Según la compañía, estas plantas de montaje tienen músculo para poder fabricar casi 2 millones de vehículos al año. Se rumorea que el anuncio sobre próxima ubicación de la fábrica de Tesla podría llegar a finales de este año. Todos estos temas se trataron en la reunión anual de accionistas.

Además de esto, durante la reunión los accionistas de Tesla dieron el visto bueno para llevar a cabo su segunda división de acciones en unos dos años, según el recuento preliminar de votos. La insignia está planeando un desdoblamiento de acciones de 3 por 1 que, según la empresa, está diseñado para hacer más accesible la propiedad a los empleados y a los inversores individuales.

Esta decisión no afectará al valor de mercado de la empresa, que hasta el jueves superaba los 960.000 millones de dólares. En los últimos dos años, el precio de las acciones de Tesla se ha triplicado. 

La reunión se produjo tras un reciente repunte en el precio de las acciones de Tesla, después de que la empresa presentara unos beneficios del segundo trimestre mejores de lo esperado. Tesla obtuvo un beneficio de 2.300 millones de dólares, por encima de las expectativas de Wall Street, pero por debajo de su beneficio trimestral récord de 3.300 millones de dólares en el primer trimestre del año.

En la presentación, el director financiero, Zach Kirkhorn, afirmó que Tesla todavía aspiraba a un crecimiento del 50% en la entrega de vehículos este año con respecto a 2021, aunque reconoció que alcanzar ese objetivo se había vuelto más difícil, debido al cierre que tuvo que hacer en su planta de Shanghái.

Una intención que subrayó Elon Musk. Según el presidente de Tesla, el objetivo de la compañía es producir entre 1,5 y 2 millones de vehículos al año en la mayoría de sus fábricas. Hace poco que Tesla fabricó su coche número 3 millones. Esto le da alas para cumplir el objetivo de tener en el mercado 100 millones de vehículos en 10 años.

A pesar de los buenos resultados económicos de Tesla, la compañía se está viendo salpicada por la batalla legal que está teniendo Musk contra Twitter. El CEO de Tesla ha querido dar marcha atrás en su compra de la red social por 44.000 millones de dólares.

Aunque Elon Musk no quiso hablar en exceso sobre esta polémica, sí destacó que "entiendo el proyecto bastante bien, así que creo que tengo un buen criterio sobre dónde dirigir el equipo de ingeniería de Twitter para hacerlo radicalmente mejor".

Además, los accionistas también han manifestado su preocupación sobre el gobierno corporativo de Tesla. En concreto, sobre las medidas relacionadas con el empleo, desde los esfuerzos corporativos para prevenir el acoso y la discriminación, hasta cómo el arbitraje obligatorio afecta a los empleados de Tesla y a la cultura del lugar de trabajo. Un recuento preliminar indicó que esas medidas no recibieron los votos necesarios. 

De hecho, la compañía se encuentra bajo escrutinio de las autoridades laborales por supuesta discriminación racial y el acoso en su planta de montaje de Fremont (California). El Departamento de Empleo y Vivienda Justos de California demandó a Tesla en febrero, alegando que los trabajadores negros oían habitualmente a los supervisores utilizar insultos racistas y se enfrentaban a pintadas racistas en la fábrica. 

Por su parte, Tesla ha denunciado una mala conducta por parte de la agencia californiana y ha dicho que está solicitando la desestimación del caso.

Por otro lado, los accionistas también han respaldado la propuesta de reelección de los directores de Tesla, Ira Ehrenpreis y Kathleen Wilson-Thompson, que forman parte de la junta desde 2007 y 2008, respectivamente. Sin embargo, el cofundador de Oracle Corp., Larry Ellison, que se unió a la junta en 2018, no se presentó a la reelección, lo que significa que la junta de Tesla está preparada para reducirse a siete miembros, de ocho.

Otros artículos interesantes:

Problemas para Elon Musk en Alemania: los trabajadores de la gigafatoría de Tesla abandonan sus trabajos debido a los bajos salarios y las diferentes condiciones entre los propios compañeros

Elon Musk, creador de grandes negocios como Tesla y SpaceX, es la persona más rica del mundo: así vive y gasta su dinero

Los nuevos empleados de la fábrica alemana de Tesla explican cómo son las entrevistas de trabajo y por qué les compensa cobrar menos que en sus antiguos puestos

Te recomendamos