Pasar al contenido principal

Por qué las energéticas que reparten más dividendos pueden ser la mejor apuesta para invertir en 2020

Hombre en la gasolinera llenando el depósito de su coche de combustible
Gettyimages
  • A pesar de que el petróleo se ha mantenido por encima del nivel crítico de 50 dólares por barril, el sector energético ha supuesto una gran decepción este año en términos generales.
  • Entonces, ¿qué significa esto para los inversores? Con la desaceleración en la producción y el esquisto teniendo cierta paralización en Estados Unidos, hace que muchas empresas ahora se encuentren centradas en el flujo de caja libre.
  • Según un último informe de Bank of America Merrill Lynch, el mejor sector en 2020 es “el energético”, especialmente si apostamos por los “gigantes de mayor capitalización que pagan dividendos sólidos y ya tienen historias sólidas de flujo de caja a sus espaldas”. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

A pesar de que el petróleo se ha mantenido por encima del nivel crítico de 50 dólares por barril, el sector energético ha supuesto una gran decepción este año en términos generales. Si bien el S&P 500 ha subido casi un 20% en lo que va del año, el sector energético, medido por el Energy Select SPDR ETF, se encuentra esencialmente plano. 

También sucede lo mismo en término europeos. Y esto es así a pesar del hecho de que la industria ha visto cierta prima en la volatilidad de los precios, ya que Arabia Saudita había bombardeado las fábricas de producción e Irán había atacado recientemente al país árabe.

Entonces, ¿qué significa esto para los inversores? Con la desaceleración en la producción y el esquisto sufriendo cierta paralización en Estados Unidos, hace que muchas empresas ahora se encuentren centradas en el flujo de caja libre, ¿cuál es el mejor movimiento para los inversores que ven valor pero siguen siendo cautelosos?

Según un último informe de Bank of America Merrill Lynch, el mejor sector en 2020 es “el energético”, especialmente si apostamos por los “gigantes de mayor capitalización que pagan dividendos sólidos y ya tienen historias sólidas de flujo de caja a sus espaldas”. 

Incluso con solo un movimiento de medio dígito más alto en 2020, si se suman los dividendos más la capacidad de escribir llamadas cubiertas en posiciones, explica la entidad, “la perspectiva de retorno total es excelente”. Además, comerciar cerca de mínimos de 52 semanas hace que “los llamados blue chips sean atractivos”.

El informe de la firma estadounidense se centra en varios nombres que pueden tener un importante recorrido en los próximos meses. Todos ellos, tienen una clasificación de sobreponderar si pensamos en 2020, por el margen que tiene el petróleo para recuperarse desde los niveles actuales

También, el equipo de analistas del banco norteamericano cree que la posible recesión que se puede desencadenar en el próximo año "puede favorecer a apuestas más defensivas" como es hacerlo en grandes empresas que repartan elevados dividendos. Sería el caso, desde su punto de vista, de estas compañías del sector energético.

Leer más: Por qué es mejor invertir tu dinero en lugar de guardarlo en el banco

Las empresas mejor situadas

Invertir en petróleo
Skeeze / pixabay

Desde la entidad norteamericana se centran en dos compañías que tendrían, principalmente, más posibilidades de revalorizarse en este escenario de un alza de los precios de la energía y que reparten buenos dividendos. 

La primera de ellas es ConocoPhillips. Estos analistas apuntan que ofrecer un potencial alcista sólido y los inversores se pueden beneficiar del “aumento masivo de los dividendos”. La cartera de Conoco incluye activos norteamericanos ricos en recursos de petróleo y arenas petrolíferas; activos heredados de bajo riesgo en América del Norte, Europa, Asia y Australia; diversos desarrollos internacionales; y un inventario de prospectos de exploración convencionales y no convencionales. 

Muchos expertos de Wall Street consideran que la compañía puede acelerar el crecimiento, con visibilidad sobre el crecimiento futuro desde una posición considerable en el Pérmico. Así, la empresa anunció recientemente un aumento trimestral de dividendos de un impresionante 38% a 0,42 dólares por acción, y dijo que espera recomprar 3.000 millones de sus acciones en 2020.

De igual modo, Exxon Mobil sigue siendo una de las principales elecciones energéticas de estos expertos que creen que es un negocio “más seguro” a largo plazo para los inversores conservadores. 

Los resultados mixtos del segundo trimestre de la compañía tuvieron algunas tendencias positivas, y el equipo de Merrill señaló que el flujo de efectivo continúa “rezagado en gastos de capital y dividendos”. En este sentido, no ven ningún problema ya que “el gasto para duplicar el flujo de caja no coincide con el momento de las ventas de activos”. El mantenimiento es transitorio; la compañía tiene claro la preparación para “apoyarse en el balance general hasta que el flujo de efectivo se recupere”.

Exxon aumentó su dividendo a principios de este año por un centavo a 0,87 dólares por acción, que ahora representa un dividendo del 5,11%.
 

Y además